El politólogo Joseph H. Weiler alerta de las connotaciones franquistas del nacionalismo catalán
Joseph H. Weiler, director del Centro de Integración Regional Jean Monnet en la Facultad de Derecho de Nueva York. (Foto: Manuel Seixas de Lalinpress)

El politólogo Joseph H. Weiler alerta de las connotaciones franquistas del nacionalismo catalán

|
18/11/2017 06:01
|
Actualizado: 18/11/2017 16:25
|

De cara a las elecciones del 21 de diciembre que tendrán lugar en Catalunya, el director del Centro de Integración Regional Jean Monnet en la Facultad de Derecho de Nueva York y ex presidente del Instituto Universitario de Florencia, Joseph H. Weiler, ha alertado del problema nacionalista catalán y sus connotaciones claramente franquistas.

Weiler, realizó la ponencia final de los II Premios Garcia de Enterría, en memoria del ilustre jurista, que otorgó este viernes la Asociación Española para el Estudio del Derecho Europeo (AEDEUR) , en un acto que convoco a muchas personalidades y juristas.

Recordó que la postura nacionalista catalana está frente a la legalidad y fuera del ámbito europeo. “Ha sido una decisión valiente la del presidente Rajoy convocar esas elecciones pero tendrá que seguir el espíritu de Cameron, en su contencioso con Escocia y hablar también del lado bueno de la integración de Cataluña en España. El discurso del miedo sobre lo que pasaría si Cataluña se separa del Estado español y sus repercusiones no sería lo ideal para buscar una victoria electoral”, destacó.

Este experto en derecho comunitario, que a lo largo de su carrera profesional estrechó lazos con el profesor Eduardo García de Enterría, otro europeísta convencido de que la integración europea era el modelo seguir, ahondó en su intervención sobre la cuestión catalana “Creo que hay componente franquista notable en la frase de Cataluña para los catalanes y eso supone volver a los parámetros de los años 20 con lo peligroso que ello supone”.

De hecho desde su punto de vista, la Constitución española de 1978, “fue uno de los primeros antecedentes europeístas de España como país y bastante revolucionaria en su momento, pese a las críticas que ahora recibe”. También recordó que el movimiento independentista no se puede defender tampoco desde una vertiente moral. “Estamos ante una enfermedad contagiosa que puede hacer peligrar la estabilidad del Estado español”, indicó.

A su juicio “es muy desmoralizador, desde un punto de vista ético, contemplar que casos como el de Cataluña nos devuelven al principio del siglo XX, a la mentalidad posterior a la Primera Guerra Mundial, cuando la noción de que un único Estado podía abarcar más de una nacionalidad parecía imposible; de ahí la profusión de tratados específicos sobre minorías durante la desaparición de los imperios otomano y austro-húngaro”.

Y señala que “aquellos acuerdos estaban llenos de buenas intenciones, pero carecían de imaginación política; y no hay que ocultar la desagradable realidad de que alimentaron la lógica venenosa de la pureza nacional y la limpieza étnica. No se equivoquen: no estoy sugiriendo que en Cataluña se busque una limpieza étnica. Pero sí creo que el deseo de “ir por libre” está asociado a este tipo de mentalidad”.

En su intervención también tuvo tiempo para enjuiciar la actuación de José Manuel Maza, fiscal general del Estado, frente al independentismo catalán “Creo que podría haber seguido estudiando los temas que tenía sobre su mesa y haber actuado tras las elecciones del 21 de Diciembre y no ser tan rápido en sus planteamientos. Podría haber empezado por el tema de malversación de fondos públicos, delito de corrupción, en lugar de los de rebelión y sedición que no dejan de ser delitos políticos”.

Otro de los problemas que observa Weiler en el futuro es la profunda división que existe en la sociedad catalana que se observa desde los últimos acontecimientos. Una división sobre la que cree que no será sencilla solventar a corto plazo tras las citadas elecciones en dicha comunidad autónoma. “Este es otro desafío importante , que se vislumbra en el horizonte, el ver cómo van a convivir en el futuro en la sociedad catalana dos formas de ver la vida”

Un acto europeísta, cien por cien

Hablar de AEDEUR, como asociacion europeísta es hacerlo de la iniciativa que hace treinta y cinco año arrancaron un grupo de juristas preocupados por el desarrollo del Derecho Europeo. Esa Comisión organizadora estaba compuesta por los profesores Manuel Díez de Velasco, Eduardo García de Enterría, Joaquín Garrigues y Díaz Cañabate, Araceli Mangas Martín, Gil Carlos Rodríguez Iglesias y Antonio Truyol y Serra. En la actualidad el Presidente de la Asociación es Pedro Cruz Villalón y el Secretario General Luis Ortiz.

Mesa Presidencial. En el Centro de la imagen, el politólogo Joseph H. Weiler, entre el abogado Santiago Martínez Lage, en el uso de la palabra, a la derecha y Luis Ortiz, secretario de AEDEUR (a su izquierda). (Foto: Manuel Seixas de Lalinpress).

El acto de esta asociación tuvo lugar en la sede del Parlamento y la Comisión Europea en la capital de España. Por segundo año consecutivo se fallan los Premios de Estudios Jurídico Europeos García de Enterría de la Asociación Española para el Estudio del Derecho Europeo (AEDEur) que llevan el nombre del jurista español que fue veinte años presidente de esta entidad. Fue uno de sus hijos, Javier García de Enterría, abogado en Clifford Chance, quien hizo acto de presencia en estos premios.

Para Santiago Martínez Lage, abogado, experto en derecho europeo y miembro de AEDEUR, reconoce que  “en su madurez, Eduardo García Enterría descubrió el derecho europeo, dirigió el primer tratado de derecho comunitario europeo publicado en España junto con Santiago Muñoz Machado. Fue presidente de esta entidad durante 20 años. Su huella en el derecho europeo es y sigue siendo vigente, como lo prueban estos premios que llevan su nombre ”, destacó.

 

Los premiados

Sobre los premios fue Siofra O’Leary, juez del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, quien presentó a los asistentes el fallo del jurado. De esta forma estos Premios fueron adjudicados a  Ana Fernández-Tresguerres García, Las sucesiones “mortis causa” en Europa: aplicación del Reglamento (UE) nº 650/2012, Thomson Reuters/Aranzadi, 2016, 1068 páginas.

Y, en modalidad de artículo, el premio fue a pasar a Alfonso Luis Calvo Caravaca, Julia Suderow,  por su trabajo «El efecto vinculante de las resoluciones de las autoridades nacionales de competencia en la aplicación privada del derecho antitrust», Cuadernos de Derecho Trasnacional, vol. 7, Nº 2, pp. 114-157.

Desatacados asistentes

Entre los asistentes muchas ilustres personalidades como José María Romay, presidente del Consejo del Estado; Rafael Navarro Vals, vicepresidente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación; los académicos de esta Real Academia, Martin Retortillo, Tomás R Fernández, Luis Martí Mingarro y Antonio Fernández Bujan. Junto a ellos Araceli Mangas, académica de la Real de Ciencias Morales y Políticas, Ramon Trillo ex magistrado del Tribunal Supremo y Santiago Soldevila, magistrado de lo Contencioso de la Audiencia Nacional.

Junto a ellos otras personalidades como José Ángel Martinez Sanchís, presidente del Consejo General del Notariado; Ana de Palacio, ex ministra de Asuntos Exteriores; Ramon de Miguel y Javier Jiménez Ugarte, embajadores de España.

También asistieron Aurelio Menéndez, académico de la Real de Jurisprudencia y Legislación; Fernando Vives, presidente de Garrigues, junto a abogados como Bernardo Cremades, Nicolás González-Cuellar e Ignacio Sampere. 

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Profesionales