La negociación sectorial de los convenios, clave en los planes de pensiones de empleo que protecta el ministro Escrivá
El Congreso de Airelab mostró las claras disensiones con el ministro Escrivá en torno a la problemática de los planes de pensiones.

La negociación sectorial de los convenios, clave en los planes de pensiones de empleo que protecta el ministro Escrivá

|
29/6/2022 06:48
|
Actualizado: 29/6/2022 02:32
|

El modelo de pensiones actual puede no ser sostenible y es previsible que en los próximos años dicho modelo se reduzca. Los trabajadores deben generar una cultura de ahorro para las prestaciones complementarias.

En este escenario los planes de pensiones complementarios a través de la negociación colectiva pueden ser una de las soluciones.

En España la Seguridad Social moviliza 160.000 millones y 185.000 millones de euros en los años 2020 y 2021 en gasto de pensiones.

Hay 8,9 pensionistas y una pensión media de jubilación es de 1254 euros. Es un modelo que no es sostenible. Es previsible que en el 2030 se produzcan ajustes. Los trabajadores deben generar ahorro para estas prestaciones complementarias.

En nuestro país estos planes de pensiones de empresa tienen una dimensión escasa. Es el momento de reflotarse porque solo los utilizan dos millones de partícipes, 10 por ciento de la población activa y 1 por cien de la masa salarial cuando los objetivos del Gobierno están en que se implemente la recomendación 16 del Pacto de Toledo desde la negociación sectorial.

Ha sido en el Congreso de la Asociacion de Directivos de Relaciones Laborales  (ADIRELAB), celebrado este viernes pasado en las oficinas del despacho ¡Baker McKenzie en Madrid, donde se ha abordado la problemática de los planes de pensiones de empleo, una reforma en la que el ministro José Luis Escrivá ha puesto empeño, quiere que llegue al 60 por cien de la población activa, pero de momento  ha recibido bastantes críticas por su falta de incentivos para la empresa.

Fue el segundo panel de este Congreso donde se abordaron los retos legales que había supuesto la reforma del sistema de pensiones de empleo de 2022.  

El proyecto de ley se aprobó en el Congreso y en el Senado.

Ahora volverá a la Cámara Baja.

Según expertos consultados por Confilegal se espera que en otoño se puede aprobar de forma definitiva. Respecto a su entrada en vigor, en principio sería al dia siguiente de su publicación en el BOE, Sin embargo, su arquitectura jurídica y económica de estos planes de pensiones es compleja y no se descarta alguna «vacatio legis» de adaptación.

Siguiendo el texto del proyecto de ley, estos planes de empleo tienen como cuatro elementos que lo vertebran :  uno primero los fondos de pensiones de empleo  formación publica abiertos, que tienen su propia comisión promotora  y depositaria

También coexisten los planes de pensiones de empleo simplificados que se van adherir a los fondos de promoción pública. Ahí hay cuatro modelos, para empresas privadas, administraciones publicas incluyendo ayuntamientos, asociaciones de autónomos y colegios sectoriales y por último las cooperativas y sociedades laborales.

Como tercer elemento se destaca la negociación colectiva sectorial. Según los expertos es el cauce adecuado para impulsar esos planes de pensiones de empleo y compatible con la Constitución Española. aunque a priori podría colisionar con el articulo 41.2 de este texto.

Sin embargo, tal y como se comentó en este evento de expertos en relaciones laborales “a través de la negociación colectiva y la fuerza vinculante de los convenios los propios convenios colectivos del sector en su texto, aquellos que incorporen un plan de pensiones de empleo podrán incorporar la inscripción obligatoria de empresas y trabajadores.

Como cuarto elemento, son los incentivos fiscales para empresas y trabajadores. Frente al hachazo fiscal que han recibido los planes de pensiones privados con el tema de la reducción de las aportaciones, ahora solo 2000 euros con un incentivo fiscal escaso, mientras que en los planes de empresa esos 1.500 se amplían a 8.500 adicional para incentivar a las rentas medias. Al mismo tiempo las aportaciones de las empresas tendrán una reducción de su impuesto de sociedades.

Se espera que este proyecto de ley que está a punto de aprobarse se complemente con modificaciones en el Estatuto de los Trabajadores que puedan incluir como contenido que los convenios colectivos regulen estos planes de pensiones de empleo y se reconozca el deber de negociar esos planes en los convenios sectoriales de ámbito estatal o de otro ámbito.

Debate sobre su viabilidad

En este debate organizado por Adirelab, moderado por Ana Matarranz, directora general de Human Capital y Benefits de Howden, fueron ponentes Mirenchu del Valle, secretaria general de Unespa; Carlos de la Torre, «of counsel del Área Laboral de Baker McKenzie; y Juan Manuel Cruz, director de Relaciones Laborales, PRL y Sostenibilidad de Acciona Infraestructuras.

Uno de los temas que se abordó fue la relación del modelo de pensiones británico versus el español. El primero es obligatorio por ley y ha cuajado en la sociedad británica, el español apenas algunas empresas del sector financiero y eléctricas lo tienen suscrito.

 Mirenchu del Valle sigue manteniendo una posición crítica del Gobierno, al igual que Pilar González de Frutos, presidenta de la patronal de las aseguradoras UNESPA, porque no cree que se tengan que impulsar los planes de empresa a coste de reducir la fiscalidad de los planes de pensiones individuales.

Mirenchu del Valle explicando su posición crítica a los planes del Gobierno.

Esta experta admitió estar encantada con el primero, el cual había demostrado su validez. No obstante, aunque España, en este sentido, llegue tarde, “el que llega el ultimo puede legislar mejor, por tener otros éxitos y derrotas previos para aprender de ellas”, añadió.

 Del Valle concluyó alegando que el objetivo es conseguible, pero las fórmulas existentes no son válidas”.

Para este experto, es constitucional si se inscriben empresas y trabajadores a los convenios colectivos. Por tanto los trabajadores deben recoger ese salario diferido aportaciones. Es un tema que llegará a los tribunales. También se planteó la constitucionalidad de la obligatoriedad.

Seguir al sector de la construcción

Por su parte, Carlos de la Torre apuntó que, en el caso inglés, existe por ley una obligación de inscripción por defecto para empresas y trabajadores en los planes de pensiones británicos.

“Aquí en España no. Si existiera esa norma sería inconstitucional ya que las prestaciones complementarias deben ser libres”.

Desde su punto de vista “la solución legal ha sido dar el protagonismo a los convenios de sector que pueden incluir como salario diferido aportaciones de empresas y trabajadores a los planes de pensiones de empleo y si el texto del convenio lo permite incluir la inscripción obligatoria sobre la base jurídica de la eficacia vinculante de los convenios”.

 Señaló el caso de éxito del sector de la construcción del que ya informamos en Confilegal comento que su convenio sectorial ha solucionado el muro jurídico de la Constitución española y abre una vía de “inscripción obligatoria a la española”.

Carlos de la Torre durante su intervención.

Dicho sector es un modelo a seguir.

Para este jurista “en construcción el sistema es muy potente, el acuerdo se va a incorporar al sector de la construcción  y se va a poner sobre la mesa 1000 millones de euros en tres años, como salario diferido en cuanto a porcentaje de las subidas salariales de los próximos tres años”.

Este experto señala que el proyecto de Escrivá tiene una gran laguna “aquellas empresas que pertenezcan a planes sectoriales y no aprueben planes de empleo, sus trabajadores quedarán fuera de estos planes de empleo. Ahora la idea que circula es la de crear planes escobas para aquellos trabajadores que no lo tengan y se inscriban en estos otros planes”.

Por su parte Juan Manuel Cruz, es uno de los impulsores de la negociación como perteneciente a la patronal del sector de la construcción Seopan expuso las claves que habían convertido los planes de pensión en un éxito en esta actividad económica.

“Hemos heredado una cultura financiera de ahorro debido a los contratos fijos indefinidos que hay en la construcción. La gente entiende que el ahorro es un elemento de negocio”, comenzó.

Juan Manuel Cruz, en primer término.

Continuó manifestando que “UGT ha sido un elemento fundamental, ha sido quien ha defendido a capa y espada el plan de pensiones sectorial”. “Hay que eliminar esa parte ideológica y trabajar en los pilares de ahorro”, finalizó.

Al final, los ponentes señalaron que el éxito del modelo dependerá de la velocidad de las mesas sectoriales, sabiendo que no todas tienen su ritmo. Habrá que ver la relación de patronal y sindicatos en sectores como banca, eléctricas y consultoría son actividades bastante tradicionales. Habrá que ver si lo ven como una oportunidad y si en este contexto es lógico desarrollar estos planes de empleo.

Noticias Relacionadas:
Lo último en Profesionales