Entrevista | Gonzalo Navarro Ruiz, Ontier: «Los mercados de valores son realmente grandes desconocidos para el gran público»
Gonzalo Navarro Ruiz, director del Área de Regulatorio Financiero en Ontier.

Entrevista | Gonzalo Navarro Ruiz, Ontier: «Los mercados de valores son realmente grandes desconocidos para el gran público»

|
10/7/2024 06:30
|
Actualizado: 09/7/2024 16:58
|

En el dinámico mundo de los mercados financieros, las innovaciones tecnológicas como blockchain, están redefiniendo las operaciones financieras tradicionales.

Conversamos con Gonzalo Navarro Ruiz, director del Área de Regulatorio Financiero en Ontier, quien nos ofrece una perspectiva profunda sobre los cambios sustanciales que se están gestando en el sector.

Con una experiencia de más de una década en regulación financiera y mercados de valores, y una tesis doctoral en este ámbito, Gonzalo es una pieza clave en Ontier por su capacidad para liderar proyectos innovadores y su profundo conocimiento regulatorio financiero.

Hablaremos de la falta de cultura financiera entre las PYMEs y startups que limita su acceso a los mercados de valores y cómo iniciativas como el aún desconocido “pilot regime” pueden transformar este panorama.

Igualmente, nos explicará, los desafíos y oportunidades que enfrentan las empresas al navegar por los las tradicionales y nuevas infraestructuras de mercados de valores y nos dará recomendaciones para aquellos que quieren poner en marcha nuevos proyectos innovadores al amparo de la nueva regulación.

Gonzalo Navarro reconoce que «tradicionalmente, cuando estas empresas necesitan financiación, su primera opción son las entidades de crédito».

¿Por qué considera que los mercados de valores siguen siendo un territorio inexplorado para muchas PYMEs y startups?

Es bastante sorprendente, pero los mercados de valores son realmente grandes desconocidos para el gran público, y creo que la principal razón es la falta de cultura financiera.

Tanto los clientes minoristas como muchas pequeñas y medianas empresas y, por estas últimas, me refiero a entidades que podrían tener un volumen de capitalización relevante en mercados regulados, a menudo no están suficientemente familiarizados con los mercados de valores o, en el peor de los casos, no conocen su existencia.

Esto se debe en gran parte a que, tradicionalmente, cuando estas empresas necesitan financiación, su primera opción son las entidades de crédito.

Muchas empresas no comprenden completamente los beneficios que aporta la salida al mercado o los procesos involucrados en la cotización en bolsa.

A esto se suma el hecho de que históricamente los mercados han parecido accesibles solo para grandes corporaciones debido a los costes y requisitos reglamentarios, lo que desalienta a las pequeñas y medianas empresas a explorar estas opciones como vías viables de financiación.

Hablando de financiación alternativa, ¿cómo se están adaptando o explorando estas opciones que ofrecen los mercados de valores?

Cuando las empresas se enfrentan a condiciones de financiación desfavorables o no consiguen el montante completo que necesitan, comienzan a buscar soluciones alternativas.

Aquí es donde entran en juego los mercados de valores, especialmente a través de los sistemas multilaterales de negociación, que son mercados regulados pero diseñados específicamente para empresas más pequeñas que buscan financiación alternativa.

Estos mercados requieren que las empresas tengan un marco regulatorio consolidado y cuentas anuales auditadas, preparándolas para un compromiso a largo plazo con los mercados de valores y los inversores.

¿Y qué le aporta a las empresas? ¿Les da más seguridad?

Sin duda, la cotización en los mercados de valores aporta beneficios significativos para las empresas, desde mi punto de vista, y entre otros, en dos ámbitos relevantes: primero, al ingresar a estos mercados, una empresa gana una notoriedad significativa. No sólo se hace conocida dentro de su sector, sino que también proyecta una imagen de seriedad, transparencia y responsabilidad hacia sus clientes y potenciales inversores.

Esto es fundamental porque fortalece y mejora la percepción pública de la empresa como una entidad seria y bien gestionada, gracias a una estructura de gobierno corporativo robusta y cuentas anuales auditadas que reflejan su compromiso con la transparencia y la gestión ética.

«El “pilot regime” representa un paso significativo hacia la modernización de los mercados de valores tradicionales»

En segundo lugar, cotizar en bolsa ofrece a las empresas la posibilidad de diversificar y complementar sus fuentes de financiación más allá de las opciones tradicionales, como los bancos. Este acceso a financiación alternativa es vital, ya que permite a las empresas no solo alejarse del enfoque tradicional bancario sino también explorar y capitalizar vías alternativas que les pueden ayudar a su crecimiento y expansión.

El poder contar con esta flexibilidad financiera es crucial para las empresas que buscan, por ejemplo, poner en marcha proyectos tecnológicamente innovadores y que requieren de capital o bien, que buscan expandirse en mercados altamente competitivos, proporcionándoles ese capital y base inversora sólida para su desarrollo a largo plazo.

Navarro Ruiz sostiene que «La coexistencia con los mercados basados en blockchain creados al amparo del «Pilot Régime» será una realidad»

Con el “pilot regime” y el crecimiento de la tecnología blockchain, ¿cuáles son los cambios que anticipa en la estructura de los mercados de valores tradicionales?

El “pilot regime” representa un paso significativo hacia la modernización de los mercados de valores tradicionales.

Al incorporar la tecnología Blockchain, estamos mirando hacia una evolución que no solo permite mejoras en las infraestructuras existentes sino que también, introduce nuevas formas de realizar transacciones financieras.

Entre esas mejoras, destaca la liquidación instantánea de transacciones lo cual reduce considerablemente el riesgo de contrapartida. También permite una reducción de intermediarios involucrados en la operativa de mercado, lo que debe traducirse en unos menores costes de acceso a los mercados, tanto para empresas que buscan cotizar en ellos como para los inversores.

Este régimen es un claro indicador de que el futuro de los mercados financieros será más digital y accesible, lo que podría democratizar aún más el acceso al capital para muchas más empresas.

El «Pilot Regime» es una realidad y va a tener un gran impacto en el corto y medio plazo. En este sentido, hay varios proyectos en el “sandbox” regulatorio y financiero de CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores). Se trata de información pública y cualquiera puede bucear en ella.

¿Qué beneficios concretos aporta la cotización en los mercados de valores a las empresas?

Cotizar en un mercado de valores puede transformar completamente la percepción pública de una empresa. Aparte de la notoriedad y la credibilidad que conlleva ser una empresa cotizada, también hay beneficios tangibles como un acceso mejorado a capital a través de múltiples rondas de financiación.

Además, estar en el mercado puede facilitar la adquisición o fusión con otras compañías, así como mejorar las condiciones bajo las cuales una empresa puede obtener crédito o emitir deuda, puesto que su información es pública, ya que están sujetas a requisitos de transparencia.

Por otro lado, estar listado proporciona una plataforma para que la empresa demuestre su adherencia a las mejores prácticas de gobernanza corporativa y sostenibilidad, por ejemplo, mediante emisiones de deuda “verde” o “sostenible”, cada vez más valoradas por los inversores institucionales actuales.

¿Cómo ve la coexistencia de los mercados tradicionales y los nuevos mercados impulsados por blockchain en el futuro?

Los mercados tradicionales no desaparecerán, pero tendrán que adaptarse y evolucionar paulatinamente, obligados por las demandas de la industria y la propia competencia, para mejorar su eficiencia y oferta de servicios. La coexistencia con los mercados basados en blockchain creados al amparo del «Pilot Régime» será una realidad.

Los mercados que adopten estas tecnologías podrán ofrecer servicios más rápidos y a menor costo, lo cual es fundamental para mantenerse competitivos.

En todo caso, el surgimiento de nuevos mercados basados en Blockchain y la transición de mercados tradicionales a estos nuevos mercados debe ser gestionada cuidadosamente para garantizar la seguridad, la transparencia y el cumplimiento normativo, pilares del mercado financiero y de la protección a los inversores.

«El poder contar con esta flexibilidad financiera es crucial para las empresas que buscan, por ejemplo, poner en marcha proyectos tecnológicamente innovadores y que requieren de capital», subraya el socio de Ontier.

Ante la innovación tecnológica, ¿cuáles son las principales reticencias que encuentra en los intermediarios financieros tradicionales?

La principal reticencia siempre es el cambio. Los intermediarios financieros están acostumbrados a un sistema cuyo funcionamiento conocen desde hace décadas. Introducir una tecnología disruptiva como blockchain implica un cambio en la estructura de costos, en los procesos operativos y en el modelo de negocio, y contar con perfiles expertos que puedan liderar ese cambio.

Hay un temor natural a lo desconocido y a perder relevancia o control sobre el mercado. Sin embargo, aquellos que logren adaptarse, encontrarán nuevas oportunidades para innovar, diferenciarse de la competencia y, en consecuencia, liderar en un nuevo entorno financiero.

El futuro de los mercados tradicionales está claro: evolucionarán. Ya sea mediante la creación de nuevas infraestructuras o adaptando las existentes a la nueva tecnología de registro distribuido [Distributed Ledger Technology (DLT)].

La regulación actual ya contempla este cambio, y es posible esperar que, a medio plazo, infraestructuras tradicionales comiencen su transición hacia sistemas basados en DLT, puesto que el propio regulador, en los Considerandos de Pilot Regime, expresamente señala que no es su intención que convivan en un futuro ambos tipos de infraestructuras.

«Un mercado eficaz depende de la oferta y la demanda; necesita tanto a emisores que deseen cotizar como a inversores dispuestos a comprar esos valores»

Por otro lado, desde mi experiencia en los mercados de valores tradicionales que han buscado eficiencias a nivel europeo mediante la concentración de los propios mercados para ganar eficiencias en costes y aumentar liquidez y volumen, es razonable pensar que no todos los proyectos que actualmente están en el Sandbox para crear infraestructuras de mercados en DLT puedan sobrevivir en un horizonte temporal de medio plazo de forma independiente, puesto que a los mismos, hay que añadir aquellos otros que se promueven en otros países de la UE.

El mercado, como siempre, terminará por regularse a sí mismo. Solo aquellos proyectos que logren captar eficazmente tanto a emisores como a inversores, las dos patas necesarias para que un mercado funcione y aporte liquidez, tendrán la capacidad de sostenerse a largo plazo.

Un mercado eficaz depende de la oferta y la demanda; necesita tanto a emisores que deseen cotizar como a inversores dispuestos a comprar esos valores.

¿Y cómo hace un despacho como Ontier para ofertar esto a sus clientes? Entiendo que es algo complejo, … y hay que trabajarlo un poquito ¿Verdad?

Buena pregunta [Risas]. La clave está en cómo nos posicionamos y movemos dentro de la industria financiera. Nosotros en Ontier trabajamos continuamente en mantener activa y aumentar nuestra presencia y posicionamiento, asistiendo a eventos, impartiendo conferencias, y aprovechando las redes que hemos construido a lo largo de los años con los clientes que ya tenemos en el sector financiero, todo ello, potenciado y fomentado por mi experiencia profesional y trayectoria en el sector financiero. Estas conexiones son vitales porque las entidades ya están familiarizadas con mi perfil y trayectoria y nuestra competencia en el área.

Más allá de la simple presencia, es fundamental cómo presentamos nuestra marca y propia personalidad en el mercado. Ofrecemos seguridad y seriedad, un profundo conocimiento del sector y, en mi caso concreto, un perfil validado por el regulador durante un proceso de autorización.

Esto aporta una gran tranquilidad a nuestros clientes, sabiendo que están asesorados por un equipo que no sólo entiende la complejidad de los productos que estamos ofertando, sino que también tiene la capacidad de navegar por el enrevesado y cambiante panorama regulatorio.

En Ontier, destacamos y potenciamos esta área específica con un enfoque muy personalizado, de rigor y seriedad, y de trato directo hacia nuestros clientes. Todo lo anterior, junto con nuestra reputación en el sector, nos permiten acercarnos a los clientes de manera que comprendan el valor realmente diferencial en los servicios que ofrecemos y la necesidad de los mismos, creando así una base sólida para la colaboración y el éxito mutuo.

El socio director del Área de Regulatorio Financiero de Ontier, asegura que «el regulador verá con mejores ojos un proyecto que demuestre tener un equipo directivo con una trayectoria consolidada en el sector financiero».

Para aquellos que están iniciando proyectos en el ámbito financiero o tecnológico, ¿cuáles son las recomendaciones clave que les darías para asegurar el éxito?

Basándome en mi experiencia durante tres años en una startup, en la que fui responsable de obtener la autorización de un nuevo mercado de valores (Portfolio Stock Exchange), puedo destacar tres recomendaciones esenciales.

Primero, es crucial tener paciencia y una visión a medio y largo plazo. Crear una nueva infraestructura de mercado desde un punto de vista tecnológico y conseguir las autorizaciones regulatorias necesarias no sucede de la noche a la mañana, lleva su tiempo.

Además, por lo general, los nuevos negocios requieren varios años antes de que comiencen a generar los ingresos suficientes para alcanzar el punto de break-even, por lo que es importante mantener una perspectiva a largo plazo.

En segundo lugar, es fundamental asegurar la financiación necesaria para sustentar el proyecto durante este período inicial de creación de la infraestructura, consecución de las autorizaciones regulatorias y el posterior periodo de generación de ingresos hasta alcanzar el punto de break-even. Conseguir inversores que comprendan y apoyen la visión a largo plazo del proyecto es vital, ya que proporcionan el soporte económico necesario para superar esa fase de arranque sin ingresos.

Por último, y quizás lo más importante, es rodearse de un equipo directivo competente y conocedor del sector.

Este equipo no solo debe ofrecer solidez y seriedad, sino que también debe ser capaz de asesorar adecuadamente sobre la evolución del proyecto y mantener una relación sólida y de rigor y seriedad con los reguladores.

En mi opinión, el regulador verá con mejores ojos un proyecto que demuestre tener un equipo directivo con una trayectoria consolidada en el sector financiero, puesto que esto añadirá credibilidad y aumentará la confianza del regulador en el mismo, lo cual, aumentará las probabilidades de éxito a medio y largo plazo.

«No muchos despachos se especializan en esta área específica del sector financiero y mercados de valores unido a la aplicación a los mismos de la tecnología blockchain»

¿Y en términos de competencia, hay muchos despachos que se especializan en este ámbito tan técnico?

No muchos despachos se especializan en esta área específica del sector financiero y mercados de valores unido a la aplicación a los mismos de la tecnología blockchain. Tener un conocimiento profundo de cómo operan los mercados financieros tradicionales, incluyendo aspectos como la compensación y liquidación, es fundamental para poder entender cómo aplicar la nueva tecnología Blockchain a la generación de nuevos negocios y proyectos. Y es aquí donde radica nuestro valor diferencial.

Mi experiencia previa en la asesoría jurídica del Grupo BME, gestor de las infraestructuras de postcontratación en España y de mercados regulados de valores en España, y mi experiencia posterior siendo responsable de haber obtenido la autorización regulatoria por CNMV de un nuevo mercado de valores en España (Portfolio Stock Exchange), nos proporciona ese valor diferencial que antes comentaba y una base sólida de conocimiento y rigor que nos permite destacar en un campo que es muy complejo y especializado.

Vamos, ¿que has sido monaguillo antes que fraile….?

[Risas] Sí. Haber sido, como dices, ‘monaguillo antes que fraile’ realmente me ha proporcionado una comprensión diferenciada y valiosa que es esencial para aportar valor en este sector.

Noticias Relacionadas:
Lo último en Profesionales