Blas Alberto González deja CUATRECASAS y abre una boutique de LITIGACIÓN MERCANTIL
Blas González Abogados, Derechos de la Empresa.

Blas Alberto González deja CUATRECASAS y abre una boutique de LITIGACIÓN MERCANTIL

|
19/10/2015 14:23
|
Actualizado: 02/12/2015 16:15
|

El ex juez y ex socio de Cuatrecasas Blas Alberto González abre una boutique de litigación mercantil centrada especialmente en ámbito concursal/societario y en propiedad intelectual e industrial.

Como él mismo asegura a Confilegal, este nuevo reto está condicionado por su procedencia como  Juez de lo Mercantil.

Blas fue magistrado titular del Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Granada y de la Sección 15ª de la Audiencia Provincial de Barcelona, también especializada en esta materia.

Y asegura que “si algo he aprendido con la experiencia es que tienes que diferenciarte en aquello en lo que eres bueno. Y yo soy bueno en litigación mercantil”. Y puntualiza que “uno de los 60 especialistas del Consejo General del Poder Judicial, por eso me voy a dedicar a lo que me diferencia”.

Siempre me queda el colchón de la carrera judicial, donde puedo volver, aunque ahora me encuentro en otra etapa de mi vida.

¿Cuándo decidió salir de Cuatrecasas?

Salí del despacho el pasado día 1 de octubre. Ha sido una salida pactada, donde no ha habido reproche de ninguna parte y todo ha sido muy civilizado y elegante, lo que agradezco. La decisión ya estaba tomada desde principios de año y responde a un problema de encaje. Aunque tengo que matizar que no ha sido encaje personal porque para mí Cuatrecasas ha sido mi casa.

Los jueces, como es mi caso, tras abandonar la carrera suelen tener un periodo de tres años donde se siente un poco “perdidos”. En el primero de ellos te sientes un poco perplejo por los medios; en el segundo empiezas ya a funcionar y piensas que a cambio del sueldo tiene  un trabajo que hay que sobrellevar y el tercero es cuando decides si te compensa o no volverte a la carrera judicial.

Yo no me planteo volver a la carrera judicial porque estoy disfrutando mucho de la abogacía.

¿Cuánto tiempo ha estado en Cuatrecasas?

Más de tres años y medio. Me ha dado cuenta en ese tiempo que todos los grandes despachos están muy compartimentados. Crees que podrás renunciar a ciertas partes de tu expertise, pero lo que pasaba era que, en aquellos momentos,  yo estaba entusiasmado con Emilio Cuatrecasas y de Rafael Fontana, son gente joven y con una mentalidad empresarial muy americana. Y por eso empezamos a colaborar.¡. Ha sido un privilegio conocerles.

¿Cómo se produjo el fichaje de un juez de lo mercantil por una firma como Cuatrecasas?  

Me ficharon para dirigir el departamento de Propiedad Intelectual y para asesorar en Concursal. De hecho, mi sueldo dependía de las dos cosas. Sin embargo, en el mundo concursal no he podido desarrollar toda mi capacidad porque los departamentos están muy compartimentados.

Si eres el responsable de Propiedad Intelectual eres el responsable de propiedad intelectual, y el responsable de Concursal es otro. Es decir, ya hay un equipo formado y te ven un poco como “un paracaidista”. Y no se lo reprocho. Es gente que lleva 20 años trabajando allí, con pico y pala y donde su facturación depende de lo que facturen por esos concursos  y a ti te ven como un extraño. Las relaciones han sido buenas, pero en realidad ese tema no estaba resuelto.

Yo me centré en propiedad intelectual. Propuse y cociné una serie de fichajes en esta materia, la operación más grande de propiedad industrial del año pasado, sin duda. No por volumen, sino por lo que significaba que esa boutique se viniera con nosotros. Pero no cuajó. Había que tensar la estructura del despacho. Había que fichar a dos personas más como socios.

Además, la propiedad intelectual del despacho derivó a una actividad poco litigadora, muy técnica y rentable, pero que no es mi especialidad ( muchas licencias, software, protección de datos…). Son cosas en las que un ex juez de lo mercantil tiene poco que aportar. Yo soy un litigador. Un buen litigador.

blas_3

¿Quizá por eso ahora surge un proyecto nuevo?

Sí, me desplacé desde Granada con mi familia porque mi proyecto era Cuatrecasas. Antes tuve muchas ofertas. Unas ofertas que yo descarté, pero sin cerrar puertas. Y ahora un par de empresas muy fuertes, del Ibex 35, me han encargado llevar sus concursos de acreedores. Yo puedo encargarme de los concursos de ciertas entidades que tienen una exposición en los procesos concursales terribles. Es una asistencia jurídica mucho más especializada de la que puedan ofrecer los despachos de recobro y, al mismo tiempo de volumen, porque es para todo el territorio nacional.  Esto me obliga a crear una estructura ex novo.

¿Y cómo va a ser esa estructura?

Me serviré de las estructuras ya formadas de la gente que me genera confianza y acepten que la estrategia la marco yo. Soy un jurista que tiene por fortuna esa vis atractiva. Algunas empresas no quieren grandes despacho por conflictos de interés. El gran despacho no puede disparar a ciertos objetivos porque lo llevan como cliente o por razones estratégicas.

O sea que es una especie de “francotirador”.

Sí. Voy de francotirador (risas). Un francotirador que tiene estas dos posibilidades. Montar una estructura para ser un “francotirador” de volumen, en todos los concursos españoles de estas empresas. Estoy buscando alianzas que, además, trabajen también en propiedad intelectual. Voy a hacer partner con despachos en todo el territorio. Estoy colaborando con tres despachos: en Madrid, Cataluña y Andalucía. Y ser un francotirador para encargos ultraespecializados en procesos concretos: piezas de calificación concursal, acciones rescisorias, patente farmacéutica…

¿De qué sectores hablamos?

Del sector financiero y del sector eléctrico, que tienen un problema concursal muy grande. O del sector de la innovación farmacéutica y la biotecnología.

¿Ya ha montado el despacho?

Sí, ya tengo un equipo a mi disposición y trabajamos desde el minuto 1, estoy muy satisfecho. Con algunos de estos despachos con los que colaboro tengo pensada la fórmula de compartir gastos materiales y humanos. En un futuro, pero ya se verá.

¿Y el nombre del despacho?

Blas González Abogados, Derecho de la Empresa.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Áreas y sectores