Confilegal
¿Qué diferencia hay entre el secreto del sumario y decretar secreto un sumario?
Durante la mayor parte de la instrucción de los atentados del 11-M el juez Juan Del Olmo decreto el sumario del secreto; la foto recoge varios planos del juicio. Confilegal.
Divulgación

¿Qué diferencia hay entre el secreto del sumario y decretar secreto un sumario?

Carlos Berbell y Yolanda Rodriguez
8 Mayo, 2016

No pasa una semana sin que escuchemos, desde los medios de comunicación, que tal o cual juez de instrucción ha decretado el secreto del sumario en una investigación en curso.

El sumario, para que todos nos entendamos, es el expediente judicial que contiene todos los datos y las informaciones relevantes obtenidas en el curso de la investigación de un delito.

Cada delito que se produce da lugar a un sumario, salvo en el caso de que tengan relación directa, los cuales son llamados delitos conexos.

El sumario, por norma, siempre es secreto, según establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal, nuestra ley procesal penal.

A él sólo pueden tener acceso las partes, es decir, el fiscal, el o los abogados defensores, los abogados que ejercitan la acusación particular o la acusación popular, cuando los hubiere, así como los procuradores al servicio de cada uno de ellos.

A lo que se refieren los medios cuando hablan de que un juez de instrucción ha establecido el secreto del sumario en una investigación es que ha decretado, mediante auto judicial, una medida excepcional por la que se impide que las partes personadas puedan tener acceso al mismo durante un periodo de treinta días.

Este secreto excepcional se puede prorrogar por periodos idénticos consecutivos, de treinta días, si la investigación es muy importante.

El juez de instrucción, ya saben, es el que dirige en España la investigación de los delitos de la misma forma que en Estados Unidos lo hacen los fiscales. El juez de instrucción toma la decisión de declarar el sumario secreto total o parcialmente de oficio, es decir, de motu propio, o a propuesta del fiscal o de alguna de las partes.

Y está obligado a alzarlo necesariamente con diez días de antelación a la conclusión del sumario.

¿Por qué un juez de instrucción suele tomar la decisión de decretar el secreto del sumario?

Para garantizar la eficacia de la investigación.

¿Cómo? Evitando que los acusados o los sospechosos o personas allegadas puedan manipular elementos valiosos y vitales para que la Justicia pueda conocer la verdad.

El secreto del sumario se ha declarado en investigaciones tan conocidas como la del caso del atentado terrorista del 11-M o el llamado caso Malaya.

Es un instrumento cuya eficacia ha quedado probada innumerables veces.

Así que ya saben, cuando escuchen que se ha decretado el secreto de un sumario recuerden que es por treinta días y que durante ese tiempo sólo el juez y el fiscal tienen acceso a las informaciones que se obtengan.

Carlos Berbell y Yolanda Rodriguez

Carlos Berbell y Yolanda Rodriguez