PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Legal y Económico abre nuevos focos de actividad en Reino Unido, Marruecos y Catar para pymes

Pedro Martín Molina, socio director de Legal y Económico, y Beatriz Saura, responsable del área de cumplimiento normativo penal de la firma. LyE.
| | Actualizado: 11/07/2016 0:45

Legal y Económico, la firma de Pedro Martín Molina, ha abierto un área de internacionalización, con José Carlos Cano a la cabeza, un abogado con amplia experiencia en estos temas. Y fija en Reino Unido -Londres-, en Marruecos y Catar sus focos de actividad en esa línea de negocio.

Después de dieciséis años, Legal y Económico se ha consolidado en la abogacía de los negocios como firma multidisciplinar donde abogados, economistas y auditores prestan servicios a la pequeña y mediana empresa española.

Para Martín ayudar a la pyme en su proceso de expansión internacional es fundamental contar con un despacho que les de este servicio.

«No saben hacerlo y no hay nadie que les asesore en ello”, señala.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Legal y Económico es el proyecto personal de este abogado, profesor de la Universidad, economista y administrador concursal, que apuesta por la cercanía y soluciones rápidas y concretas para sus clientes.

“La firma tiene dos áreas una más de asesoramiento jurídico y otra de reestructuración de empresas», explica.

El despacho también dispone de un Centro de Estudios propio para dar formación a los profesionales de la firma. Unos cuarenta, entre abogados, economistas y auditores, y una editorial, Fe de Erratas, para lanzar proyectos de bajo coste de bolsillo en este ámbito jurídico empresarial.

El desarrollo de Legal y Económico ha ido paralelo a las propias necesidades de los clientes. En su interior se crea una auditora y una gestoría que dan servicio en el día a día a las empresas que solicitan esos servicios.

PUBLICIDAD

“No me gustan las macroestructuras, son muy impersonales y los clientes se convierte en números”, apunta.

La expansión de la firma tiene dos vertientes.

A nivel nacional, en los próximos tres años estar ubicado en todas las Comunidades Autónomas de nuestro país.

PUBLICIDAD

Andalucía fue su primera implantación en el sector agroalimentario y turístico. Más tarde vendría la Comunidad Valenciana como lugar de desarrollo de la firma.

Legal y Económico abre despachos propios como ha sido en Andalucía y Guadalajara y en otros lugares llega a una alianza estratégica con profesionales de la zona para utilizar su marca propia para determinados temas.

PUBLICIDAD

«De esta forma tanto las herramientas de internacionalización como las de compliance las venden con nuestra imagen corporativa. Con esta presencia ya en siete Autonomías tratamos de ayudar a la pyme española en su internacionalización. Al mismo tiempo desarrollamos productos nuevos como el ‘compliance [cumplimiento normativo] penal, actividad que ahora dirige Beatriz Saura, abogada experta en estas cuestiones y responsable del área penal económica”, relata.

En los últimos años, Legal y Económico ha fichado a relevantes profesionales, como es el caso de Saura para el desarrollo de la política del cumplimiento normativo para terceros.

También hay que señalar a Encarna Martínez en el área de protección de datos, nueva área de negocio.

PUBLICIDAD

Y aparecen dos áreas nuevas, “internacional, con José Carlos Cano, experto en relaciones institucionales e internacionales, procedente de la Comunidad de Madrid, y el nuevo director de Leyco, José Carlos Bernal, experto en reestructuración de empresas y muchos sectores de actividad economíca”.

Desde su punto de vista, lo más complicado es ser un despacho mediano competitivo “donde tengas unos ingresos adecuados para ser competitivo pero sin que su crecimiento se te vaya de las manos».

La firma tiene un único socio que es el propio Pedro Martin y diferentes directores de área en cada actividad comentada.

LEYCO GROUP PARA SALIR AL EXTERIOR 

Para salir fuera, el despacho creó otra marca, LeyCo Group, de apoyo a las empresas españolas en esos países.

«Disponemos de diferentes socios estratégicos en esos países que nos ayudarán a conocer e introducirnos en sus canales de distribución. Londres es un lugar ideal, ahora mejor tras el ‘Brexit’. Fiscalmente le viene mejor a la empresa y no tiene un cupo de compras para países comunitarios”, advierte

A corto plazo la idea de Martín es contar con una oficina propia en la city londinense de cara a situar muchos productos españoles en el continente europeo.

“La segunda gran baza son los países islámicos. Hemos firmado un acuerdo con la junta islámica de nuestro país que ha creado un certificado Halal para que los productos españoles vayan a esos países con plenas garantías. Les ayudaremos a implementarse en esos países”, precisa.

Las pymes podrían triplicar su facturación en el mundo islámico si hacen bien las cosas

La estrategia tendría a Marruecos y a Catar como centros neurálgicos.

“En estos momentos estudiamos la forma de implementarnos allí y si es necesario contar con oficina propia. Es fundamental que las pymes apuesten por internacionalizarse. Es clave en su supervivencia. Desde el mundo islámico la empresa española puede triplicar su facturación si hace bien las cosas”, revela Martín.

El elemento clave, encontrar financiación para la pyme española ya muy endeudada en estos años.

La falta de presencia de empresas españolas en la zona viene corroborada por la escasa seguridad jurídica de la zona y que en lugares como Extremo Oriente son las grandes familias nativas las que controlan todos los negocios.

“Es difícil entrar, pero lo que se quiere es que el producto español se amolde a la religión islámica”, añade Martín.

Fuera de estas áreas de actividad, en principio Latinoamérica no está en la ruta de Legal y Económico por diversas razones.

“Si haces negocios en esos países tienes que acoplarte a la realidad existente y no querer de nuevo conquistar América. Creo que la clave es ver si esas empresas latinas pueden venir a España o a Europa, sobre todo” apunta el socio director de Legal y Económico.

De cara al crecimiento futuro de Legal y Económico la idea es seguir manteniendo la marca y abrir áreas de negocio en función de las necesidades de los clientes “ No hay idea de absorber a nadie ni que nos absorban”, señala su alma máter, pese a las ofertas que ha tenido.

En cambio, queda la puerta abierta a profesionales con proyectos concretos que pueda hacer crecer lo que es este despacho multidisciplinar.