PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

ONTIER impulsa en Chile el IE Venture Day al que asisten emprendedores de toda Latinoamérica

Vista de las jornadas de este IE Venture Day.
|

Junto a la expansión internacional, otro de los elementos que arraiga en los despachos es el haber creado un área de negocio que asesora a todo tipo de emprendedores. En el caso de ONTIER  este servicio está en su red de despachos y hace unos días impulsó y patrocinó el IE Venture Day en Santiago de Chile.

Esta segunda edición de este encuentro de emprendimiento auspiciado desde el IE Business School se celebró en Chile y contó con el patrocinio de la firma legal ONTIER Chile. Para Jorge Perujo, su Country Manager en Chile y uno de los ponentes del evento destacada que “en el despacho pensamos que la necesidad constante de superar barreras e innovar convierte a los emprendedores en un motor de cambio de la sociedad que merece nuestro apoyo”.

PUBLICIDAD

Esto ha hecho que ONTIER cuenta con un equipo especializado en asesoramiento a startups y las ayudas en su internacionalización a través de sus 19 oficinas repartidas por todo el mundo. De hecho el despacho español será protagonista activo del South Summit que acaba mañana en Madrid y que es otra de las citas del emprendimiento a nivel global.

PUBLICIDAD

Para Joaquín Muñoz, socio responsable del área de nuevas tecnologías, hay muchas similitudes entre las necesidades legales de emprendedores españoles y de América Latina.

“Lo que sí es importante es que el abogado que las asesore tenga un sólido conocimiento de la normativa aplicable y experiencia en la resolución de los conflictos típicos, pero que también sea conocedor del ecosistema para que el acompañamiento al emprendedor sea lo más integral posible”.

PUBLICIDAD

Respecto a qué haría falta para impulsar este emprendimiento tecnológico en nuestro país, Muñoz señala que “Aún falta madurez del ecosistema, pero vamos por el buen camino. Nuestros emprendedores cada vez tienen más preparación y una visión más global, aumenta el acceso a inversión en las diferentes modalidades y los primeros casos de éxito son una buena muestra de ello”. A su juicio no estaría mal que desde el sector público podrían llegar leyes y ayudas más efectivas que sirviesen de impulso al sector.

Sobre este IE Venture Day destacar que este evento congregó a más de 300 personas entre “startaperos”, inversionistas y otros actores del ecosistema. El encuentro sirvió para poner en contacto a los emprendedores más prometedores de Latinoamérica con “aceleradoras”, inversores, abogados y otros especialistas del sector; sino también para ser un espacio de aprendizaje y crecimiento para todos ellos.

Perujo destaca para CONFILEGAL que Venture Days se estructuran en torno a una agenda de conferencias, charlas o paneles a cargo de destacados y reconocidos expositores, que culmina con la celebración de una competición asociada de startups.

PUBLICIDAD

Una firma como ONTIER ha apostado por desarrollar esta actividad como un nicho de mercado que complementa al resto de prácticas. Oscar Murillo, socio de mercantil indica que “Dentro de las áreas de Mercantil y Nuevas tecnologías existe un equipo especializado en asesoramiento a Start Ups compuesto por 5 abogados con gran experiencia en este tipo de cliente.”

Murillo destaca que la firma “se caracteriza en este sentido por prestar un asesoramiento y emplear un sistema de honorarios flexible adaptado a cada start up, su grado de madurez, el sector, y demás aspectos. No asesoramos como una «commodity» sino «taylor made”, asesoramiento a medida del cliente”.

PUBLICIDAD

Un evento que congregó a los actores del emprendimiento

En esta competición –al estilo y formato Dragon´s Den- las startups previamente seleccionadas se someten a una rigurosa evaluación por parte de un jurado compuesto por inversores, emprendedores, ejecutivos y expertos, accediendo la ganadora a importantes premios y a la oportunidad de captar la atención de eventuales inversores o financiadores.

La jornada se inició con dos paneles de expertos que debatieron dos temas claves para el sector como son la “La Mitología de las Startups” y los “Requisitos de los Venture Capitals para invertir en un Startup”, contando entre los ponentes con emprendedores de éxito (Francisco Sandoval de I2B Technologies; Juan Eduardo Orlandi de Magical Startups o Daniela Lorca Nuñez de Babytuto, entre otros) y representantes de fondos especializados en emprendimiento, tanto públicos como privados (Inti Nuñez de CORFO; Felipe Henríquez de Nazca Ventures o Astrid Borgna de Start-up Chile).

A continuación, parte de las startups presentes recibieron Speed Mentoring en directo por parte de los patrocinadores del IE Venture Day, teniendo la oportunidad de contar con el asesoramiento legal de ONTIER Chile; el consejo estratégico de DADNEO y la orientación de Incuba UC, la Incubadora de negocios de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

La culminación del evento llegaría con el momento más esperado de la tarde, el Startup Pitching. Una competición entre diez startups -escogidas como finalistas de entre las más de 70 inscritas al IE Venture Day- consistente en una rigurosa evaluación ante todo el público asistente y un jurado compuesto por inversores, emprendedores, ejecutivos y expertos.

La startup ganadora de la segunda edición del IE Venture Day fue “Ninjamails”, una empresa de origen español que, mediante un innovador sistema, permite a sus clientes escribir emails sin necesidad de conocer la dirección del destinatario, proyectándose como una herramienta que revolucionará las actuaciones comerciales de todas las empresas.

PUBLICIDAD

El segundo puesto de la competición fue para “Weeshing”, una plataforma que permite a fans e inversores financiar conciertos, compartiendo los riesgos de las productoras pero obteniendo beneficios económicos y ventajas “meet and greet” durante los propios eventos que financian (entradas vips, asistencias a pruebas, conocer artistas, etc.).

El tercer lugar fue para “Parques Autoiluminables”, una startup que promete cambiar el mundo tras patentar una tecnología capaz de transformar la energía de las plantas en electricidad, de una manera sostenible y sin dañar a las mismas.