PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Qué tiene el número 12 de mágico o esotérico para el Tribunal Supremo español?

El doce es el número "mágico" que se repite en el Tribunal Supremo de España; este se halla en la mesa principal del Salón de Plenos. Confilegal.

Es innegable el gran atractivo que tiene conocer el significado de los símbolos. Gran parte del éxito de las novelas de Dan Brown reside en que revelan lo que los antiguos ocultaron tras ellos, haciendo comprensible lo que, a primera vista, es ininteligible. Se suele decir que los símbolos «hablan» a aquellos que pueden entenderlos y «callan» para el resto.

El Tribunal Supremo, en este sentido, posee muchos de estos símbolos incomprensibles, a primera vista. Uno de ellos son dos tablas de la ley.

Pero no son las tablas de la ley que Dios entregó a Moisés en el Monte Sinaí porque no contienen diez números romanos, ya saben, los diez mandamientos, sino doce.

La balanza y la espada aparecen, en primer término, sobre las susodichas tablas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Este símbolo, las tablas con los doce números se encuentra en forma de mosaico en el suelo, en el centro del Salón de Pasos Perdidos del Palacio de Justicia, sede del Alto Tribunal en Madrid.

Pero se repite también en una de las sobreventanas rectangulares y molduradas del Salón de Plenos y en la propia mesa presidencial de la Sala reina del Tribunal Supremo, donde tiene lugar la inauguración del año judicial cada 15 de septiembre.

Es evidente que al darle la misma forma que las tablas de la ley los artistas quisieron conferir al símbolo, con los doce números, un sentido cuasisagrado. Y en verdad lo posee desde el principio de los tiempos porque el 12 es el símbolo de la perfección absoluta.

Fueron 12 los dioses del Olimpo griego, doce los apóstoles, doce las tribus de Israel y doce los meses del año, por citar algunos ejemplos.

PUBLICIDAD

El doce simboliza el orden y el bien, la perfección absoluta.

Y este es, precisamente, el objetivo y la aspiración principal de la justicia.

El 12 es un número muy importante.

PUBLICIDAD

La bandera de la unión europea, por esa misma razón, tiene doce estrellas de cinco puntas situadas en torno a un círculo, simbolizando unidad, integridad, solidaridad y armonía entre todos y cada uno de los miembros de la Unión.

Según una parte de la filosofía griega, el círculo representa también la perfección.

PUBLICIDAD

La ubicación de las doce estrellas, que están colocadas a una distancia idéntica la una de la otra y con respecto al centro de la circunferencia, simboliza, por su parte, la igualdad de todos los países miembros.

Las tablas con el número 12 del Salón de Pasos Perdidos del Tribunal Supremo se complementan con los cuatro frescos de Alvaro Alcalá Galiano que figuran en el techo, entre los que destaca, en primer término, una mujer desnuda entre tules verdes flotando en el cielo, que no es otra que la verdad desnuda.

Porque esa es la premisa básica que debe conocer la Justicia para cumplir esa aspiración de perfección, dando a cada uno lo que le corresponde.

PUBLICIDAD

Y la consecuencia de una justicia imparcial, independiente y eficaz, en un sistema democrático, no es otra cosa que el progreso y la riqueza, como se expresa en el resto de los frescos.

Pero eso no lo dicen sólo los símbolos.

Lo dice la historia.