PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Bufetes y empresas introducen la Gestión de Procesos Legales para ahorrar costes y tiempo

Silvia Perea e Irma Cebrian, fundadoras de Abroading.
|

En un contexto de ser más competitivo, el fenómeno de la externalización ya conocido en el mundo de la empresa y en los call center, centros de atención telefónica, irrumpe en el mundo de la abogacía. Junto con el Legal Project Management, gestión de proyectos de forma planificada, otras firmas apuestan por el Legal Process Outsourcing (LPO), la externalización de aspectos no cien por cien jurídicos. En España, la firma Abroading es la pionera del desarrollo de estas técnicas para empresas y bufetes.

Hace ya seis años que Silvia Perea e Irma Cebrian decidieron dar un giro de 180 grados a su carrera profesional de abogadas. Así nacía Abroading, firma de servicios jurídicos que apoya e empresas y despachos en tareas concretas que no necesitan de un asesoramiento jurídico y que pueden ser estandarizadas “Son trabajos que pueden sistematizar y van desde la revisión contractual y generación de documenta específica a la búsqueda de jurisprudencia y se pueden ejecutar desde protocolos preestablecidos. También intervinimos en todo aquello que supone la preparación de un litigio”, apunta Perea.

Ambas letradas coincidieron en Garrigues como lugar donde se formaron. Con posterioridad Silvia trabajo como abogado de derecho internacional en Chile e Irma, por su parte, mantenía diferentes colaboraciones como firmas como Salans, hoy tras las fusiones se ha convertido en Dentons y Roussaud Costas Durán. “La idea de poner en marcha Abroading se gesta en febrero del 201i a raíz de nuestra práctica profesional. Advertimos que hay trabajo que se hacía, a veces repetitivo, pero que quitaba tiempo para lo esencial. Ya en EEUU y Reino Unido funcionaba y nos lanzamos a poner en marcha el proyecto empresarial”.

La acogida de esta nueva forma de ver la abogacía ha ido calando a medida que se conocía las ventajas de aplicar las técnicas de LPO a la actividad jurídica “Este es un concepto que encaja muy bien con el concepto de innovación legal. Cuando hablamos de este término no sólo debemos hacerlo en términos de software o tecnología sino también de nuevas formas de trabajo y metodología para ejercer la abogacía”. Abroading ofrece este servicio tanto a despachos de abogados como a las propias asesorías jurídicas de las empresas. Es un servicio prestado por abogados para otros abogados.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los servicios que se ofrecen desde esta empresa son bastante flexibles, empresas y despachos de abogados los pueden asumir, bien por proyecto de forma esporádica o dentro de una colaboración más amplia. “Al final hemos calculado que con estas técnicas la estructura de costes se puede reducir sobre un 40 por ciento del total. La mayor parte de las veces nuestras ofertas contienen un presupuesto cerrado donde queda claro cuál va ser nuestro trabajo y los honorarios a percibir”. Junto con este ahorro económico hay otro aspecto formativo importante que Silvia destaca “la comunicación es de abogado a abogado y se evitan costes formativos si lo llevase una persona interna del cliente”.

Desde Abroading se insiste en que los procesos de transformación digital ayudan a los despachos a ser más eficientes y hay que asumirlos como tal. “Nuestros profesionales trabajan con herramientas tecnológicas para ofertar este servicio aunque siempre será necesario la visión personal del abogado en este tipo de actividad”. Emplear este tipo de técnicas de LPO son muy útiles a nivel de derecho mercantil y al propio derecho procesal, civil y en algunas ocasiones en derecho penal.

Visión práctica de la aplicación de las técnicas de LPO

José Antonio Pérez Breva es el socio director de Japabogado, una boutique legal centrada en inversiones inmobiliarias. Un convencido del uso de las técnicas de LPO para poder optimizar su tiempo como letrado. Así las empleo tanto en su papel de director jurídico del Hospital Clínico de Barcelona, como director de la asesoría jurídica, como en la actualidad en su proyecto profesional volcado al mundo de las inversiones inmobiliarias. “Es evidente que este tipo de servicios ayudan mucho al profesional y le ayudan a optimizar su tiempo y recursos”.

PUBLICIDAD

De su etapa en el Clínico, donde gran parte de la organización de ese despacho pasaba por esa área jurídica que Pérez Breva dirigía “trabajamos mucho y por ahí pasaban los temas relacionados con licencias, reclamaciones o convenios que había que revisar y que el Hospital suscribía con terceros; marcas y patentes así como la protección de datos”. El papel de Abroading y sus expertos fue el de revisar la documentación del área jurídica de acuerdo a unas indicaciones para así esa área legal centrarse en lo fundamental. En una segunda etapa este servicio se extendió a otras filiales del citado hospital.

Ahora en Japabogado, el trabajo que se hace es por proyectos siempre relacionados con la inversión inmobiliaria lo que ya de por sí genera una complejidad específica en este tipo de temas “Se maneja mucha documentación previa para realizar cualquier informe sobre este tipo de asuntos. El poder delegar este tipo de trabajo a un tercero que conozca bien esta actividad, ayuda a que nos podamos centrar en lo más importante del asunto”. Nuestro interlocutor reconoce que su modelo de negocio es diferente a otros y no puede permitir tener a muchos profesionales en plantilla.

Respecto a la evolución del negocio, Silvia Perea crea que es una práctica que ha nacido para quedarse en este nuevo entorno global por sus múltiples beneficios. “Habrá que ver si los despachos van a crear este tipo de unidades en sus firmas o si las empresas también tomarán este tipo de decisión, en lugar de contactar con entidades como la nuestra, ya preparada para ofrecer este servicio de externalización”.

PUBLICIDAD

Para Pérez Breva la evolución del LPO no es fácil de verla “es evidente que este servicio de profesionales especializado tiene su demanda, habrá que ver cómo se desarrolla en el futuro. Los despachos tienden a reducir estructura y este tipo de trabajo podrá externalizarse aún más”:

PUBLICIDAD