PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Ocho consejos legales para internacionalizar un negocio empresarial con éxito

En la foto de izquierda a derecha; Pablo Boyer, Leopoldo Gandarias, Paz Mendoza, Jorge Rabadán y Jesús Domingo, abogados del despacho.
| | Actualizado: 28/02/2017 19:51

En este entorno global que vivimos las empresas han dejado de pensar a nivel local y se han posicionado en un contexto internacional. En muchos casos esta estrategia a mitigar la crisis económica de estos años. Junto a la gran empresa que realiza esta actividad de forma habitual, las pymes han encontrado en el mercado exterior la salida a una demanda interna constreñida.

La abogacía de los negocios también se ha visto afectada por este escenario más amplio. Se sigue al cliente allá donde haga negocios. Despachos como Alliantia, de tamaño medio, con más de cuatro años de trayectoria y formado por profesionales que proceden de otras grandes estructuras jurídicas, es una muestra de ello. Además, tiene un componente internacional importante en su manera de hacer negocio. “El trabajo bien hecho pasa por un asesoramiento cercano al cliente”, comentan.

Hemos pedido a Jorge Rabadán, Jesús Domingo, Paz Mendoza, Pablo Boyer y Leopoldo Gandarias, socios de la firma los cuatro primeros, y of counsel, el último, que nos orienten sobre cómo organizar esta internacionalización. Cada uno de ellos es experto en diferentes materias: Jorge y Leopoldo sobre todo en fiscalidad, Jesús y Paz en el área laboral y Pablo en cuestiones mercantiles, lo que enriquece más este artículo.

1-Planificar bien la actividad de internacionalización. Para Jorge Rabadán “se trata de una actividad que hay que organizar bien, que esté dentro de la estrategia de la empresa. No se puede improvisar de un dia para otro. Es fundamental tener un estudio previo de lo que quiere hacer la empresa, sabiendo que aspectos fiscales o laborales pueden ser muy diferentes en función del mercado al que vayas”. El papel del abogado en este tema, es a su juicio, ayudar a tomar esta decisión en uno u otro sentido.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

2-Contar con un socio local de cara a implantar el negocio “Los despachos de abogados con vocación internacional como el nuestro tienen recursos y contactos para ayudar a que las empresas se posicionen en diferentes mercados”, apunta Paz Mendoza. Para esta experta laboralista en muchos casos poder contar con un socio local para implantar el negocio puede ser clave.

3-Estudiar bien la fiscalidad del país de destino. Leopoldo Gandarias advierte que hay que estudiar muchas facetas desde esta perspectiva. “Es fundamental evitar la doble imposición y para eso hay que conocer muy bien la normativa tanto de tu país como del que va a ser destino de esa operación internacional”. Al mismo tiempo reconoce que se deben estudiar las reglas de localización de residencia de cada país “en este caso supone mantener relación con contactos de aquel país”.

4- Elegir ese despacho que sirva de guía al inversor o pyme. Lo comenta el propio Gandarias que en este tipo de situaciones la empresa debe tener un asesor de referencia que le ayude tanto en la planificación como sobre el terreno, una vez haya desembarcado en ese país donde quiere hacer negocio “Tenemos que ayudarles en este desembarco. Ellos quieren ganar dinero, nosotros somos sus asesores en toda esta actividad, les ofrecemos seguridad jurídica en todo aquello que hagan”.

5-Diseñar un buen acuerdo de expatriación a nivel laboral. Ese es el principal argumento que Jesús Domingo, experto en Alliantia en estos temas señala “Este es un tema que la pyme tiene algo menos cuidado. De ahí que necesite contar con expertos que le puedan diseñar ese modelo de expatriación, tanto para sus directivos como para sus empleados. Es fundamental el asesoramiento preventivo que pasa por un buen contrato de trabajo a nivel internacional para evitar la doble relación laboral”. Para este jurista es bueno en ese acuerdo ya formalizar el retorno del profesional lo más detallado posible de cara a evitar problemas que surjan a su vuelta de aquel país.

PUBLICIDAD

6- Saber que hablamos de negocios a medio plazo. Salir al exterior implica una planificación detallada y huir de la llamada “cultura del pelotazo”. “Hay que tener claro que tu apuesta exterior debes mantenerla varios años. Así debe quedar claro en el Plan de Negocio que se diseñe para esta actividad”, subraya Rabadán.

7-Contar con una capacidad financiera adecuada para afrontar esta iniciativa. Lo comentan al mismo tiempo Paz Mendoza y Pablo Boyer quienes aluden al “pulmón financiero” que se debe tener para afrontar este tipo de situación. “Junto a la oportunidad de negocio que han visto deben contar con los recursos adecuados. A medida que la internacionalización crece de la empresa, se dotan más recursos y es frecuente que un área de la empresa se centre en esta actividad”, añade Boyer.

8- Recopilar información y documentación de aquel país al que queremos desembarcar. Toda información que se tenga siempre es buena, comentan nuestros interlocutores. En los últimos años se valora bastante el esfuerzo tanto de las Cámaras de Comercio como del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) que organizan encuentros empresariales de forma continuada. El último evento de trascendencia ha sido el celebrado en CEOE en Madrid que agrupó a empresarios argentinos y de nuestro país al llegar el presidente Macri a España. “Las barreras que existían antes de acceso a otros mercados han caído”, puntualiza Domingo.

PUBLICIDAD