Confilegal
ETA anuncia que abandonará las armas a partir del 8 de abril próximo
Tres miembros de ETA en un comunicado de 2010.
Mundo Judicial

ETA anuncia que abandonará las armas a partir del 8 de abril próximo

18 Marzo, 2017

La organización terrorista ETA anuncio ayer que para el 8 de abril quiere ser una banda desarmada. Con ese fin, va a comunicar a la justicia francesa, a través de intermediarios, la localización de los agujeros (zulos) en los que tiene depositadas armas y explosivos.

publicidad

El anuncio de desarme llega seis años después del abandono de la lucha armada (octubre de 2011) y tras casi cinco décadas de actividad. Para 829 víctimas, el anuncio llega tarde.

El primer indicio de que la banda quiere terminar de una vez con el proceso de entrega de armas lo recogió el diario francés Le Monde. En el diarioun activista de la organización ecologista Bizi, Jean Noël Etcheverry Txetx, informó de que ETA había decidido entregar su arsenal de forma inmediata.

Como supervisores del proceso quieren contar con el Comité Internacional de Verificación constituido hace seis años y coordinado por Ram Manikanningam y con el Gobierno vasco.

El intermediario-portavoz en Le Monde, Etcheverry fue detenido en diciembre pasado por participar en la supuesta supervisión de una destrucción de armas de ETA con la que la organización quería presionar tanto a las autoridades francesas como a las españolas para negociar el fin de la organización.

publicidad

Los Gobiernos francés y español se resisten.

No quieren que ETA marque los tiempos y dirija el proceso. A uno y otro lado de la frontera hay un deseo compartido: que ETA reconozca su derrota y no pueda disimularla ante las opiniones públicas de España y de Francia. ETA ha sido derrotada y en la derrota,  quien marca los tiempos y las condiciones no es el derrotado.

publicidad

Pero si algo ha sabido siempre la banca terrorista es manejar los mensajes que deben llegar a la opinión pública y especialmente a su “clientela”, pendiente y muy sensibilizada por la situación de los presos de la banda.  El Euskal Preso Politikoen Kolektiboa (EPPK) el colectivo que aglutina a los reclusos de la banda terrorista protesta periódocamente porque 396 presos de la banda, según sus cuentas, se encuentran “dispersados” por 74 cárceles. De ellos, habría 309 en España, 86 en Francia y 1 en Portugal.

ETA quiere acelerar el proceso para dar salida a la presión que se detecta entre el colectivo de presos y que se pudo ver claramente en enero en Bilbao, cuando miles de personas —65.000, según la policía municipal— recorrieron las calles para pedir el acercamiento de los presos a Euskadi.

El momento político elegido para anunciar la entrega de armas está marcado por un Gobierno central en minoría y por la negociación de este con el PNV -el partido de Gobierno en Euskadi- para intentar sacar adelante los presupuestos generales del Estado. Un escenario abierto a presiones y fintas políticas.

Reacciones

Las reacciones al anuncio de ETA han sido tan numerosos como predecibles. Por parte del Gobierno, cautela y refuerzo del mensaje de fondo sobre la derrota de ETA. “Que lo haga (el desarme) y, de paso, que se disuelva” dijo el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Por su parte, el ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado que el Gobierno no va a “especular” con el posible anuncio de ETA.

“La posición del Gobierno es muy clara y muy nítida, ETA tiene que hacer dos cosas: tiene que desarmarse y disolverse”, ha dicho. Méndez de Vigo ha defendido que la posición del Gobierno “no ha variado ni un centímetro desde hace seis años”.

Para el Gobierno vasco es precisamente ese inmovilismo lo criticable. En una comparecencia en San Sebastián, el lehendakari del Gobierno vasco, Íñigo Urkullu ha pedido a los Gobiernos español y francés “altura de miras” para que se produzca el desarme final de ETA.

Por parte del PNV, su portavoz, Joseba Egibar  ha afirmado que ya era hora de que ETA anunciara su desarme a través de un proceso que, a su juicio, parece ser “unilateral, irreversible y completo”. Por ese motivo, ha confiado en que este desarme “llegue a buen puerto”.

Es la misma idea -y casi con las mismas imágenes- que utilizó el portavoz de EH Bildu, Arnaldo Otegi. Para el portavoz de la coalición soberanista, el anuncio es “una buena noticia” que espere que “se desarrolle hasta el final y de manera integral”.

Según ha recordado, EH Bildu ha trabajado para que “esto se pueda producir” y espera que “sea un desarme definitivo e integral” y la colaboración de los Gobiernos vasco, navarro y “de Lapurdi” (en referencia al País Vasco francés). Otegi ha insistido en que confía en “la implicación de las autoridades vascas” así como de comunidad internacional y la sociedad civil.

Un sinsentido de dolor

También desde el PSOE hubo valoración, El eurodiputado José Blanco, ministro en el momento del fin de la actividad de ETA, calificó el anuncio de desarme “una gran noticia” que “es la continuación de otra gran noticia que se produjo” en el año 2011, cuando José Luis Rodríguez Zapatero era presidente del Gobierno.

Blanco recordó el sin sentido de atentados y muerte que ha protagonizado la banda, algo que solo ha servido, dijo “para producir dolor, dolor y más dolor”.

También la Iglesia se refirió a la decisión de ETA. El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y arzobispo de Valladolid, el cardenal Ricardo Blázquez, se ha preguntado en este sentido por qué ETA no ha entregado ya las armas y se ha disuelto si hace más de cinco años que la organización terrorista anunció el cese de la violencia.

“El verdadero desarme” -ha puntualizado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido– “es el que vienen realizando con notable éxito las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en colaboración con las autoridades francesas, a quienes tanto debemos en la lucha contra ETA”.Tras el anuncio, queda por concretar qué se entrega y cómo se entrega.

La mayor parte de las armas y explosivos con que cuenta la banda, según los expertos, están ocultos en zulos y propiedades privadas del País Vasco francés.

Según las informaciones publicadas y atribuidas a las Fuerzas de Seguridad del Estado en 2011, en el momento en que ETA cesó en sus acciones armadas la banda disponía de pistolas, revólveres, escopetas, rifles y explosivos de fabricación propia.

En concreto ocultaba -y probablemente oculta- quinientas armas cortas (pistolas Star 28 PK; pistolas Sig Sauer P228 y P226revólveres Smith and Wesson y pistolas FN Herstal). Cuenta también con escopetas, fusiles y subfusiles hasta un número de varios centenares, además de explosivos, entre ellos las granadas artesanales Jotake que llegó a utilizar en abundancia mediante tubos lanzadera.

En la operación de diciembre pasado, en el que las fuerzas de seguridad desbarataron un intento de ETA de escenificar una entrega parcial de armamento, se incautaron 26 armas cortas entre pistolas y revólveres, 12 subfusiles ametralladores y 8 fusiles de asalto. También había abundante munición (3.000 cartuchos) y varios kilos de explosivos. EP.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
wpDiscuz


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR