Confilegal
Los profesionales de la salud recomiendan a los enfermos mentales ocultar que lo son
Divulgación

Los profesionales de la salud recomiendan a los enfermos mentales ocultar que lo son

7 octubre, 2017

Los empresarios son especialmente reacios a contratar personas que padecen diagnósticos de trastornos mentales graves, como puede ser la esquizofrenia o el tastorno esquizoafectivo, al igual que otros tipos de trastornos, como la depresión o el estrés laboral. Esto provoca ciertos miedos, basados en prejuicios, por parte de esos empresarios, por lo que “los profesionales, los terapeutas, recomendamos a los enfermos mentales ocultar su diagnóstico para evitar conductas discriminatorias en el entorno laboral”, admite la psicóloga Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen.

“Y no es un proceso sencillo”, admite.

Por eso apoya la campaña lanzada por la Federación Mundial de la Salud Mental, bajo el lema “Trabajar sin máscaras, emplear sin barreras”, que tiene como objetivo concienciar en este año a los más de 100 países a los que se dirige sobre la necesidad de inclusión laboral de las personas con enfermedad mental; a la sociedad en general y a los empresarios y trabajadores afectados en particular.

Se trata, de un lado, de eliminar prejuicios y miedos a la hora de contratar a quienes padecen depresión u otros problemas de salud mental, y del otro, de animar a los trabajadores afectados a compartirlos para lograr su normalización. De esta manera se conseguiría según la WHMF ( las siglas de esta organización en inglés) la visibilidad de estas personas.

Quienes sufren tendencias depresivas u otras dolencias similares se ven inmersos así en un bucle de difícil salida: no pueden expresar sus dificultades, que, a la vez, se pueden ver agravadas si no existe un clima laboral que potencie el bienestar.

Si las bajas son recurrentes comienza a estar “bajo sospecha” e incluso puede perder su trabajo. Llegados a este extremo, se añade a la persona, advierte la psicóloga, un factor de riesgo que “puede aumentar la sintomatología o la posibilidad de recaída”.

En cambio, un entorno laboral agradable, potenciador del bienestar emocional resulta clave para prevenir emociones de decaimiento y síntomas depresivos y/o ansiosos.

Ahora bien, de ahí a poderse quitar esa máscara simbólica a la que alude la campaña todavía hay un importante recorrido”.

Sólo será positivo declarar la enfermedad en empresas concienciadas con este problema y en las que los compañeros y jefes puedan convertirse en factores de protección”.

Para evitar efectos indeseados, desde Origen proponen realizar una pequeña investigación sobre la filosofía del empleador , sus referencias y las personas de dicho entorno. Así como valorar los riesgos, y ser consciente de asumirlos en pro de colaborar con la defensa del lema “Trabajar sin máscaras, emplear sin barreras”.

La inclusión laboral es clave para la rehabilitación psicosocial, sin ella, nunca se puede hablar de auténtico “recovery”. No sin autonomía económica, no sin la autorrealización personal.

Para lograrla se precisa de un marco de medidas, que también incidan en la detección precoz y la prevención.

Para Pilar Conde, todas ellas deben estar encaminadas a la ruptura del prejuicio asociado a la enfermedad mental:

  • Normativas y ayudas por parte del gobierno.
  • Conciencia social de lo que son los problemas de salud mental.
  • Sistemas de apoyo y soporte en los trabajos
  • Inclusión de psicólogos en el entorno laboral
  • Seguimiento personalizado, comunicación entre el empleador y empleado para fomentar la inclusión.
  • La comunicación normalizada como con el resto de trabajadores.
  • Evaluación de capacidades y demandas, y ajustar mediante apoyos la igualdad de estos dos aspectos.

Por último, recordar que las personas con enfermedad mental sólo pueden suponer un peligro cuando su trastorno se encuentra en fase aguda, en cuyo caso las estadísticas manifiestan que suponen más riesgo para ellos mismos que para quienes les rodean.

La incidencia de agresión a terceros en fase aguda es poco probable.

Por supuesto, existen casos aislados.

Son eso, casos aislados.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
wpDiscuz