PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La burocracia administrativa evita que las víctimas de la talidomida hayan sido ya compensadas

Rafael Bastarrechea, vicepresidente y Jose Riquelme, presidente de AVITE.
|

Otra dura Navidad para las víctimas de la talidomida. Y ya van sesenta años esperando que alguien repare sus vidas truncadas. Pese a las buenas intenciones de la ministra Dolors Montserrat se va a cerrar este 2017 sin que estas personas conozcan su futuro y cúando van a verse resarcidas por los efectos dañinos de la Talidomida. Una felicitación navideña, con ritmo de villancico y una letra muy esclarecedora, ha inundado las redes sociales. La burocracia ha frenado su proyecto de integración a nuestra sociedad.

Rafael Basterrechea, es el vicepresidente de AVITE, asociación que se creó hace años para defender los derechos de los ciudadanos “ Si a los quinientos afectados   que estamos censados nos reconocieran que somos víctimas de la talidomida, cogiendo el ejemplo alemán de pensiones e indemnizaciones estaríamos hablando de 225 millones de euros en indemnizaciones y unos 22 millones de euros al año en pensiones, es la cantidad que hemos valorado nos pertenece”.

PUBLICIDAD

Para este afectado “lo sorprendente es que la Administración aún no se haya pronunciado por este concepto. El propio Ministerio de Sanidad tiene estos datos documentados que le estoy comentando a usted. En esa propuesta hemos tenido en cuenta los grados de minusvalía de todos nuestros socios siguiendo el modelo germano”

PUBLICIDAD

Desde esta asociación hay mucho malestar por “el clima de burocracia en el que nos han metido desde un poco antes del verano. La Interterritorial de Madrid con presencia de todas las CCAA no ha servido de mucho.  Se han puesto en marcha dos Comités, uno científico y otro técnico. El primero lo componen seis médicos, con una presidenta Encarnación Guillén, antigua consejera de sanidad de Murcia. 4 de ellos los aportó Sanidad y los otros dos nos representan a nosotros”.

Hecho el comité desde Avite se pensaba que se iniciarían los trabajos “ pero de repente se nos dice que dicho Comité debe estar avalado por la Interterritorial de Sanidad, reunión de todas las CCAA en materia de Sanidad. Eso hizo que las demoras llegasen al pasado 8 de noviembre y a partir de ahí tienen su nombramiento oficial, Comité Técnico y Científico. En el citado Comité técnico se incluyen otros diecisiete técnicos que proceden de cada CCAA. Para reunirnos es todo muy complejo”, apunta Basterrechea.

PUBLICIDAD

Demasiada burocracia para un problema tan sencillo

La última reunión mantenida por los miembros de Avite con el Comité Técnico formado por políticos y representantes de las CCAA fue en septiembre “Fue una reunión a la que asistí con más de 35 personas, lo que no ayuda a tomar decisiones y ser operativos. Ahora todo se ha derivado a que cada CCAA tiene que nombrar su experto que es el que va a determinar en cada Autonomía y analizar sus propios a sus posibles afectados”.

Pero aquí no acaba el trabajo “no, no acaba, los trabajos de estos expertos tendrán que enviarse a un Comité Central que estará gestionado desde el Hospital Carlos III para que el Comité Científico presidido por la doctora Guillén den el visto bueno a todas estas operaciones. Estamos en este momento. Ahora este Comité de Sabios tiene que dar un cursillo a todos esos médicos de las CCAA, reunión del 22 de enero para que estén homogeneizados en estos reconocimientos”.

A nivel de reconocimiento lo que ha trascendido es que a estos ciudadanos afectados por la talidomida se les va a hacer una prueba genética , incluso a los que ya la tienen que son muchos “ahora se pretende diseñar una prueba genética especial para estos afectados”. Al mismo tiempo Basterrechea advierte que la solicitud no está hecha aún “ Se lo toman con mucha tranquilidad y llegar al escenario de diciembre del 2018 nos preocupa mucho que se contemple”.

PUBLICIDAD

De momento las palabras de la ministra Dolors Montserrat y el secretario general  de Sanidad y Consumo, José Javier Castrodeza, de que en el 2017 estarían reconocidos todas las víctimas de la talidomida está a punto de no cumplirse como vemos. “Ni hemos empezado, ni sabemos cuando se va a empezar con los citados reconocimientos. Se habla del primer trimestre del año que viene cuando estará la solicitud pero nos movemos en hipótesis”, aclara Basterrechea. Con todo ello, la idea de poder ya recibir desde enero sus pensiones e indemnizaciones ya no será viable, al menos por el momento.

¿Qué está pasando?

La situación empieza a tomar tintes rocambolescos. “Estamos hablando de unas quinientas personas que podrían haber sido reconocidas por el citado Comité de Sabios. No sabemos porqué se ha burocratizado este tema aún más, con las implicaciones de las CCAA, cuestión que hará que se ralentice bastante esta cuestión. No creemos que sea muy operativo este sistema que se quiere poner en marcha. No somos los afectados de la hepatitis B que son 50.000  a nivel nacional”, apunta el presidente de Avite.

PUBLICIDAD

Desde los partidos políticos se intenta tranquilizar a este colectivo de afectados con mensajes poco claros “Se nos ha dicho que hay una partida ya acordada en los Presupuestos Generales del Estado que solvente nuestras necesidades, pero no sabemos nada, ni su cantidad ni cuando entraría en vigor la misma. Han insistido desde Sanidad que hasta que no sepan cuántos somos los afectado no nos van a revelar las cantidades de las que hablan en concepto de indemnizaciones y pensiones”.

Mientras tanto este colectivo sigue a la espera de que se resuelvan sus problemas. “Curiosamente el rescate de las autovías, 4500 millones de euros se hizo en una semana, también se aprobó en una semana el articulo 155 de la Constitución que suspendia la autonomía en Cataluña, la legislación para cambiar de empresas de Cataluña a otras CCAA se modificó en tres días. No entendemos tanto retraso. Pedimos un cronograma con hitos claros para desarrollar esta iniciativa y aún no nos lo han enviado”, denuncia Basterrechea.

Lo peor de la situación es la falta de diálogo que existe entre Avite y Sanidad “Como miembro del Comité Técnico y vicepresidente de la asociación tendría que tener un contacto fluido con alguien de Sanidad. Pero la situación no va por estos derroteros y estamos perdidos en la burocracia, sin saber cuál va a ser nuestro futuro ni cómo va avanzar esta situación”.

Sobre la última reunión de este Comité Científico y Técnico del pasado 11 de diciembre cree  que no aclara nada de lo que se va a hacer porque no se concreta a nivel de fechas su plan de actuación.” La idea ahora es que se empiecen las pruebas en el primer trimestre del 2018 pero no estamos convencidos que eso suceda”, apunta Basterrechea, quien reconoce que éstas van a ser unas Navidades amargas para este colectivo. “Las expectaciones se han visto frustradas una vez más. Nuestra Felicitación es una denuncia clara del viacrucis que seguimos viviendo después de sesenta años de lucha” subraya.

PUBLICIDAD