7 consejos para proteger la privacidad de los menores en el entorno digital

|

Hoy domingo se celebra el Día Mundial de la Protección de Datos en Europa. Es evidente que este año tiene una peculiaridad especial. La próxima entrada en vigor del Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) va a modificar muchas cuestiones en materia de datos personales.

En los tiempos que corren, la ciberseguridad es sin duda alguna uno de los pilares básicos de cualquier estado desarrollado y una de las grandes preocupaciones de sus ciudadanos, que cada vez están más concienciados acerca de la importancia de proteger bien los datos personales que circulan por internet.

En este contexto, la cuestión de la protección de la privacidad de los menores es, de nuevo, uno de los aspectos en los que más se hace hincapié en este nuevo texto normativo de obligado cumplimiento a partir del 25 de mayo.

Entre las novedades, el RGPD obliga a que, en caso de cesión de algún tipo de información relativa a este grupo poblacional, los responsables del sitio pongan en marcha los medios y procedimientos necesarios, teniendo en cuenta la tecnología disponible, para verificar que, efectivamente, son los padres o tutores los que dan el consentimiento.

Aunque la norma europea habla de que el consentimiento personal solo será válido a partir de los 16 años, otorga total libertad a los estados miembros para establecer una edad inferior que supere, eso sí, los 13 años.

Actualmente, nuestro sistema normativo fija los 14 años, aunque el anteproyecto de la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos, ahora en el Parlamento, impulsada para adaptarse al reglamento comunitario, recoge los 13 años de edad

Son, precisamente, los adolescentes los más expuestos en este ámbito, sobre todo en lo que respecta a las redes sociales. Aquí también habrá que concienciarles de que hay que privatizar la información personal, que solo añadan a gente conocida a sus listas de amigos, que no divulguen sus contraseñas, que publiquen fotos adecuadas y, sobre todo, que sean conscientes de que Internet NO es privado.

Hoy en día afortunadamente las compañías que operan a nivel digital ponen a disposición de los adultos formas de controlar y proteger a sus hijos, pero todavía no existe una información demasiado estructurada al respecto.

Por ello, desde IMF Business School, centro de formación de directivos  se propone  una lista de medidas y herramientas que te permiten proteger la privacidad de los niños en Internet.

Según un informe reciente de la OCDE, que señala que casi una cuarta parte de los chicos y chicas de 15 años pasa más de seis horas al día en Internet cuando sale de clase y el 17% de los estudiantes empezó a utilizar Internet cuando tenían 6 años o menos.

Control del uso internet de los hijos

En primer lugar los padres deben ejercer su responsabilidad. Es importante controlar el uso mediante una vigilancia y unos límites pero previamente los padres deben ser conscientes de que los menores empiezan a hacerse perfiles en redes sociales alrededor de los diez años y muchos de ellos sin el necesario consentimiento paterno, que es obligatorio hasta los 14 años.

Antes de que vuestros hijos se inicien en Internet es importante informarse bien de lo que está ocurriendo para poder actuar y educar en consecuencia, incluso de la parte legal

Educación para que los jóvenes protejan sus datos

Es fundamental explicar a los jóvenes de la casa la importancia de proteger bien sus datos en las redes sociales, que son fundamentales los canales en los que más operan ellos en Internet.

No es obviamente una herramienta definitiva pero sin duda alguna es la base para conseguir que su privacidad se respete. Como parte de este ejercicio educacional, hay que insistir en los peligros de contactar con extraños a distancia, ya que éste es uno de los mayores peligros actualmente.

En una segunda fase es recomendable incluso mostrarles cómo sí usar las diferentes herramientas de Internet y la información que sí pueden compartir y sobre todo cuál no deben hacer pública bajo ningún concepto. Es importante que lo vean de primera mano de manera que se sigan concienciando poco a poco desde el comienzo.

Revisiones periódicas monitorizadas en la red

No les gustará pero es conveniente realizar una revisión periódica del uso que los más pequeños hacen de las redes sociales. Si se les explica previamente con sinceridad que se van a hacer y se educa bien en cuáles son las ventajas de las redes, es posible que ellos mismos acepten de buen grado compartir algunas de las cosas que suben con vosotros de manera natural. En cualquier caso, la revisión es una herramienta necesaria y ésta se puede hacer también mediante una herramienta de monitorización, de control parental al fin y al cabo.

Es fundamental explicar a los jóvenes de la casa la importancia de proteger bien sus datos en las redes sociales.

Cuidado con las descargas vía app que pueden generar problemas

Los peligros en Internet están en todas partes y la privacidad puede abrirles una puerta de muchas formas. Obviamente las redes son el canal más importante, pero cualquier tipo de descarga es susceptible de convertirse en un problema.

Así que en la medida de lo posible hay que evitar este tipo de acciones, sobre todo descargas de apps desde webs no oficiales. Enseñarles desde qué sitios deben bajarse las apps.

Activar el control parental

Las grandes compañías serias del negocio de Internet han facilitado diferentes herramientas de control parental. Por ejemplo Google lo ha hecho en su Play Store, permitiendo a los padres activar límites para que no se puedan descargar determinadas cosas.

En el caso de Youtube, además de un filtro de contenidos existe incluso una versión más segura que se llama Youtube Kids. Lo mismo ha hecho Facebook con su Messeger Kids recientemente.

Configurar bien las herramientas de privacidad

Antes de que se inicie el uso, hay que cotejar que la configuración de la privacidad de las distintas herramientas están correctamente realizadas. Es el caso de Whatsapp, ahora forma parte de Facebook, desde hace algunos meses.

Al mismo tiempo también se puede llegar a vincular el Smartphone del menor  a una cuenta de Gmail que sea titularidad de los padres para hacer que ese control sea productivo y eficiente.

Utiliza el material que la AEPD ha puesto a disposición de centros escolares y familias

Desde el regulador español se puso en marcha “Tu Decides en Internet”; una iniciativa con varios materiales didácticos. Entre ellos  tres nuevos recursos a los ya existentes:

En la guía “Protección de datos en centros educativos” se ofrecen más de 80 respuestas directas a las dudas más frecuentes planteadas por la comunidad educativa, muchas de las cuales están relacionadas con la expansión de las nuevas tecnologías.

Los vídeos de “Tú controlas en Internet” están orientados a concienciar a los menores sobre los posibles riesgos de Internet. Son cuatro vídeos que tratan los temas de ciberacoso, el grooming, el sexting o la dependencia tecnológica. El objetivo de la Agencia es que estos materiales sean visionados en las aulas con el fin de llegar al mayor número de menores posible.

Por último, el taller para familias “Los menores y su cibermundo” está enfocado a animar a los padres en su papel de proteger a sus hijos, les explica a través de nueve vídeos cómo acompañarlos a la hora de usar las nuevas tecnologías. Está conducido por el experto Ángel-Pablo Avilés, autor de El blog de Angelucho y trata temas como el funcionamiento de las aplicaciones más utilizadas por los jóvenes y los riesgos más comunes asociadas a las mismas.

Según un informe reciente de la OCDE, que señala que casi una cuarta parte de los chicos y chicas de 15 años pasa más de seis horas al día en Internet cuando sale de clase y el 17% de los estudiantes empezó a utilizar Internet cuando tenían 6 años o menos.