La Plataforma sobre servicios personales y domésticos podría gestionar un millón de empleos estables

|

La sede de la Comisión Europea acogió esta semana la presentación de la nueva plataforma para el desarrollo de los servicios personales y domésticos AESPD. Una nueva entidadrespaldada por organizaciones como: ASGECO Coopsumidores, CCOO Construcción y Servicios CONFESAL, Fundación Alares, SEDOAC Servicio Doméstico Activo y USO Unión Sindical Obrera Madrid.

La AESPD trabaja para conseguir una regulación en España que desarrolle el sector Servicios Personales y domésticos o Servicios a la Persona (SAP), como uno de los grandes nichos de empleo en nuestro país. En este enlace se encuentra el documento de trabajo de este nuevo sector de actividad, aún emergente.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El sector de los Servicios Personales y domésticos o Servicios a la Persona (SAP) se pueden definir como servicios que permiten a los hogares beneficiarse del “saber hacer” de otras personas que, en la mayor parte de los casos, representan una ayuda necesaria y vital para muchas personas, ya sea para atenderlas en sus actividades diarias, darles apoyo en sus hogares, o como soporte de una efectiva Conciliación Laboral y Familiar.

Esta actividad complementa los servicios y derechos prestados a las personas a través de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, y permite desarrollar el entorno de servicios adecuados para hacer realidad la Ley Orgánica 3/2007, de 22 De Marzo de 2007, de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres y la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social.

Los organizadores hablan  desde servicios de limpieza del hogar, cuidado de los niños, refuerzo escolar, asistencia a las personas mayores y enfermos o convalecientes, hasta tareas tales como pequeñas reparaciones o adaptaciones del hogar, ayuda informática a domicilio, etc… es decir, todos aquellos servicios que favorezcan la calidad de vida de las personas y familias que los necesiten.

PUBLICIDAD
  • Según la Encuesta de Población Activa (EPA) del mes de marzo, se estima que existen 420.194 dados de alta respecto de los 641.700 empleos domésticos que aún estarían por aflorar, que son solo una parte de todo el potencial en 1 millón de empleos que engloba este sector.

Para Javier Benavente, presidente de AESPD, tras las reivindicaciones del pasado 8 de marzo manifestadas por los colectivos de mujeres, hizo  especial hincapié en la necesidad de que existan medidas reales, tangibles y concretas que permitan que las personas puedan alcanzar esa igualdad real y conseguir la conciliación que se demanda.

Desde su punto de vista para alcanzar estos objetivos de mejora de la calidad de los servicios y del empleo, de seguridad y accesibilidad para los usuarios y de posibilidades de desarrollo empresarial en el sector, hay que conseguir una regulación adecuada tanto para los/las trabajadores/as, como para los usuarios particulares y para las empresas que faciliten el servicio.

PUBLICIDAD

Dicha situación favorecerá la creación de más y mejores empleos profesionalizados y remunerados y permitirá luchar contra todas las formas de economía sumergida y trabajo no declarado.

PUBLICIDAD

Con ello, se garantizará la calidad de los servicios propuestos, cualificando y profesionalizando a los intervinientes y el acceso a los mismos para la mayoría de familias que los necesiten de manera fácil y asequible.

Presentación de la plataforma AESP, en el centro de la imagen Javier Benavente, presidente de este colectivo.

Ofertas a medidas para los hogares

La plataforma que ya está en marcha nace con la misión de desarrollar y estructurar la oferta de servicios para hacerlos accesibles al mayor número de personas y hogares, mejorando las condiciones de los/las trabajadores/as del sector y de los prestadores de los servicios, con el objetivo de aumentar la calidad de la oferta y ganar en bienestar para los usuarios.

En lo referente a una parte del sector, según la Encuesta de Población Activa (EPA) del mes de marzo de este año, se estima que existen 420.194 dados de alta una cifra que no dista mucho de los 416.124 que se contaron en 2012 con la entrada en vigor del Real Decreto 1620/2011 de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar.

En este sentido, Jesús Fernández  en Representación de CCOO de Construcción y Servicios, expuso la necesidad social indiscutible y e ineludible para los políticos de tomar medidas que beneficien tanto a las arcas públicas como a trabajadores y mujeres que siguen cargando con los cuidados en el ámbito familiar.

Para Jean Bernard de ASGECO es importante conseguir un coste razonable y justo para las familias con ingresos bajos, hacen imposible asumir el gasto de estos servicios.

PUBLICIDAD

Cuando en otros países estos servicios se han incentivado ha funcionado. Esto se consigue a través de ventajas fiscales y en cotizaciones sociales para los usuarios, así como con un IVA reducido cuando las familias acuden a entidades prestadoras de estos servicios.

La idea es conseguir que el precio del servicio que le cuesta a un particular en la economía declarada no sea superior a lo que le cuesta en la economía sumergida, todo ello fortaleciendo los derechos de los trabajadores, la diversificación, calidad de la oferta y la profesionalización del sector.

En su intervención, Jose Luis Nuñez de CONFESAL recordó es prioritario que las empresas de la economía social generen un emprendimiento sólido con una oferta de calidad.

Con esta plataforma se trata igualmente de sumar voces para que se visibilicen y dignifiquen estos empleos tan necesarios para los cuidados en nuestra sociedad, comento Carolina Elías, presidenta de SEDOAC a través de unas condiciones de trabajo dignas para unos cuidados dignos.

 En este sentido, Belén Navarro Ruiz de USO Madrid, ha instado a la necesidad de la ratificación del convenio 189 de la OIT que considera pieza fundamental para igualar en derechos a estas trabajadoras.

Sistemas de éxito como es el francés o el belga

Tal y como es definido por la Comisión Europea, el sector, además de las tareas domésticas, el cuidado de niños, la asistencia a las personas mayores o con discapacidad, abarca una amplia gama de actividades como son igualmente las clases particulares, las pequeñas reparaciones del hogar, la jardinería o la ayuda a los hogares en lo relacionado con las TIC, entre otras. Por ello, un yacimiento en torno a 1 millón de empleos está pendiente de ser aprovechado en su totalidad.

Al igual que en estos sistemas que funcionan con éxito, desde la plataforma se proponen medidas fiscales para favorecer la demanda de los particulares y la entrada de las empresas. Una de ellas es la rebaja de las cotizaciones sociales que no discrimine en la adquisición de los servicios directamente por las familias a particulares, o cuando deciden contratarlos a través de una empresa.

Estos usuarios se beneficiarían de una reducción del impuesto de la renta del 50% sobre la cantidad pagada, con un tope de gasto anual, o un crédito del impuesto del 50% de la cantidad gastada, si se está en activo y no se debe realizar declaración, así como de un IVA reducido, cuando se contrata con una empresa acreditada.