PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Unespa denuncia que cada minuto se defrauda a una aseguradora en nuestro país

Directivos de UNESPA, minutos antes de la presentación del estudio.
|

Cada minuto en España una persona trata de defraudar a una compañía de seguros,  destacaba  el responsable ejecutivo de Análisis y Estudios de la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa), Miguel Ángel Vázquez en el transcurso de la presentación de la  XXIV Concurso sectorial de detección de fraudes organizado por Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras, ICEA, y la propia Unespa, patronal de las aseguradoras

Vázquez destacó que lo que el defraudador intenta estafar, por lo general, “es el equivalente al sueldo completo de dos trabajadores medios”, y ha asegurado que, de media, unos 20 euros del precio anual de las pólizas de seguros de automóviles van a “cubrir los gastos de los fraudes”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sin embargo, recordó  que el compromiso de las compañías de seguros y de las fuerzas de seguridad en la lucha contra el fraude es “inequívoco”, y ha apuntado que la digitalización es “clave” a la hora de aportar nuevas soluciones para la resolución de estos casos.

Con motivo de este concurso, la directora de formación y Recursos Humanos de ICEA, Marta Rodríguez, ha aprovechado para presentar los resultados del informe ‘El fraude al seguro español. Año 2017’, el cual se ha realizado con la información remitida de 38 aseguradoras, las cuales suponen el 54,5 % de la cuota del mercado español.

Desde esta patronal se insiste en que el fraude al seguro es un delito que perjudica a la sociedad en su conjunto. Las aseguradoras resuelven los problemas de la gente con el dinero que le pagan sus clientes.

PUBLICIDAD

 Por lo tanto, cuando un defraudador plantea una reclamación indebida o exagerada lo que hace es tratar de enriquecerse a costa del resto de asegurados.

Este documento que recoge que, durante el año 2017, las compañías que han participado en el estudio detectaron 165.959 intentos de fraude.

PUBLICIDAD

Crecen los fraudes de poco importe

En los últimos años, coincidiendo con los años de la crisis económica, han crecido los intentos de fraude de pequeño importe, aquellos que no superan los 500 euros, según destacó  Rodríguez.

PUBLICIDAD

En 2017, un 38 % de los casos detectados respondían a este perfil, en comparación al año 2011, cuando representaban el 29 %.

Los datos de ICEA también muestran cómo un 63,6 % de los casos de fraude detectados se da en el seguro del automóvil, no en vano esto se debe a la obligatoriedad de circular asegurado.  Con todo, continúa habiendo redes delictivas organizadas que simulan siniestros. Sobre todo en el seguro del automóvil.

Las “líneas de diversos” abarcan otro 29,4 % de los intentos de estafa, y bajo esta categoría se encuentran las pólizas de hogar, comercio, comunidades, pymes y responsabilidad civil.

Otro 5,9 % de los intentos de fraude se produce en los ramos de vida, accidentes y salud, mientras que el 1 % restante corresponde a otras líneas de negocio.

Importante investigación para prevenir el fraude

La inversión media que hacen estas compañías en la investigación de un fraude es de 54 euros, aunque el informe recoge que la partida en investigación varía de una línea de negocio a otra.

PUBLICIDAD

De este modo, en el ramo de automóviles el gasto medio es de 42,40 euros, mientras que en los seguros diversos asciende a 78,30 euros.

Las pesquisas de intentos de fraudes en seguros personales conlleva una inversión de 46,30 euros, mientras que en la categoría ‘Otros ramos’ esta partida asciende a 119 euros.

El retorno medio por investigación es de 48,10 euros ahorrados por cada euro invertido, pero también aquí hay variaciones en función de qué tipo de fraude se analice.

Mientras que en los seguros personales se evita el pago de 126,90 euros por cada euro dedicado a investigar, en la categoría ‘Otros ramos’ esta cuantía es significativamente menor: 27 euros, según las cifras del informe.

Tipología de fraude

Sobre la tipología de fraude que se intenta cometer, Rodríguez recordó que  también varía en función del tipo de seguro. En automóviles, por ejemplo, el intento de estafa más habitual son las reclamaciones desproporcionadas. En concreto, esto ocurrió en un 38,5% de fraudes analizados. Le siguen en importancia la ocultación de las lesiones o daños preexistentes. Esta se da en otro 19,5% de los casos.

Entre las pólizas de diversos, categoría que engloba los seguros de multirriesgos, lo más frecuente son los siniestros simulados (28,1%). Mientras tanto, los intentos de estafa en seguros personales (vida, accidentes o salud) suelen conllevar la ocultación de lesiones o daños preexistentes. Así ocurre en un 52,2% de los intentos de fraude en esta categoría. En la categoría “Otros” destacan las reclamaciones desproporcionadas (46,2%).

El ‘XXIV Concurso sectorial de detección de fraudes’ organizado por ICEA reconoce las labores de investigación en casos que se han resuelto exitosamente y disgregados en tres categorías de seguros: automóvil, diversos y personales.

El objetivo es reconocer los esfuerzos realizados por los profesionales de este sector en la detención y combate de estafas.

En la categoría de automóviles, el primer premio ha sido para Pelayo; el segundo puesto para Mapfre España; y el bronce también para Pelayo por sus labores de investigación en distintos casos de intento de fraude.

Los galardones de la rama de diversos han sido para Caser, Axa Seguros Generales y Mapfre España. Por último, los reconocimientos de la categoría de personales fueron , en primer lugar, para Ex Aequo; y el segundo puesto para FIATC; mientras que el tercer escalón no fue revelado por la organizadora.