PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Admitida una querella contra el presidente del Rayo Vallecano por presunta apropiación indebida

Ignacio Ferrer-Bonsoms y su hijo Ignacio Ferrer-Bonsoms, también del mismo nombre.
|

El mundo del fútbol necesita transparencia tal y como señalaba recientemente Javier Tebas presidente de la La Liga de Fútbol Profesional.  El Juzgado de Instrucción no  47 de Madrid admite a trámite la querella  penal presentada por la Asociación de Accionistas ADRV. El próximo  jueves 3 de mayo, Raúl Martín Presa, como demandado y presidente del  Rayo Vallecano, SAD, deberá presentar la documentación requerida ante el  Juez para el esclarecimiento de los hechos.  Martín Presa posee el 98% de las acciones del club vallecano. Por su parte la ADRV ostenta el 2%.

En la mañana de este martes  y en la sede de los Abogados Ferrer & Bonsoms en la capital de España se ha  celebrado una rueda de prensa en la que se han presentado detalles de la admisión a trámite por parte del Juzgado de Instrucción número 47, y como  representantes legales de la Asociación de Accionistas ADRV, el inicio  de diligencias de la querella penal contra el presidente Raúl Martín Presa, ya que la misma cumple los requisitos establecidos por el artículo 277 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y siguientes de procedente aplicación.

PUBLICIDAD

En dicha querella se indica irregularidades manifiestas en la gestión de la Sociedad Anónima, y especialmente las referidas al movimiento de más de 9,2 millones de euros desde el Rayo Vallecano a la Fundación Rayo Vallecano, sin  explicación por parte de los Auditores, que además no firmaron las  cuentas hasta meses después, así como la nula explicación de los casi 4  millones de euros gastados en la filial del Rayo Oklahoma-.

PUBLICIDAD

También se señala  que en septiembre del 2017 el propio Martin Presa no compareció  en el Acto de Conciliación que pidió esta entidad. Ante la situación , la Asociación de Accionistas ADRV, bajo el apoyo legal de los abogados Ferrer & Bonsoms a presentar la correspondiente demanda penal, que ya ha sido admitida a trámite por los juzgados correspondientes, y que consideramos que marca un antes y un después en el devenir de la gestión de Raúl Martín Presa al frente del Rayo Vallecano.

«No se ha podido verificar un activo de 9.200.000 euros, que según las  cuentas deberían estar en la Fundación y tampoco se ha podido verificar  la inversión en Rayo Oklahoma. hay un juez que ha visto que sí está   justificada la demanda con la documentación presentada y ello conlleva el inicio de las correspondientes diligencias», señala Ignacio Ferrer-Bonsoms, uno de los abogados de ADRV.

PUBLICIDAD

El porqué de la querella  se fundamenta en hechos incontestables según  este equipo jurídico: «Desde octubre de 2016 y hasta mayo de 2017, el Rayo Vallecano no ha tenido Consejo de Administración en vigor, por lo que no  se renovaron los cargos y creemos que toda la responsabilidad recae  sobre el Sr. Presa. Pese a este entorno y a punto de subir a Primera División nos confirman que el club es viable a nivel financiero en estos momentos”.

Dos años sin dar explicaciones

Hay que recordar que esos más de 9 millones de euros son un activo del  club y se traspasan «de repente» a una cuenta de la Fundación Rayo  Vallecano, «entidad que desde 2011 no presenta cuentas en el registro de  la Comunidad de Madrid. Es decir, no cumple con las obligaciones  pertinentes y legales, apuntan desde este equipo jurídico. Lo que más llama la atención es que Presa lleva dos años sin dar explicaciones en diferentes Juntas sobre la gestión desconocida de trece millones de euros en total.

Con respecto a la inversión en el Rayo Oklahoma, los abogados Ferrer-Bonsoms informan del total desconocimiento para los Accionistas  del club de las cantidades aportadas, puntualizando que «se sabe que hay  préstamos concedidos y se ha pedido que se aporten las cantidades  exactas, as? como los contratos firmados, por quién, y qué cantidades de
dinero han salido de las cuentas del Rayo Vallecano y su justificación».

PUBLICIDAD

Desde esta Asociación de Accionistas se espera que el próximo  3 de mayo esperamos que el Rayo Vallecano, en la figura de su  Presidente como querellado, presente en el Juzgado nº 47 de Madrid toda la documentación requerida para que el magistrado pueda continuar con su  proceso de diligencias que conduzcan al esclarecimiento de lo que  consideramos un nuevo acto de opacidad y oscurantismo en la gestión de  una institución de casi 94 años de historia.

Hay que recordar que durante Junta de Accionistas que se celebró hace un año, el propietario y presidente del Rayo, Raúl Martín Presa, recibió la oferta formal por su paquete accionarial por parte del grupo ADRV Accionistas, un grupo que engloba a los accionistas minoritarios del club franjirrojo. En el mismo momento fue rechazada tal propuesta.

PUBLICIDAD

Ya en esa oportunidad mostraron su disconformidad sobre la gestión de Presa. Entre otras cosas reclamaron la impugnación del Consejo de Administración al establecer que estaba caducado desde octubre de 2016.

El Consejo ratificó que se oficializó en septiembre del mismo año, tal y como queda plasmado en el documento publicado por el BOE, la propia oferta de compra de las acciones del presidente de Rayo. También se pidió explicaciones en aquel momento por ese dinero que ahora se reclama de 9,5 millones de euros a la Fundación del Rayo Vallecano.