Afectados por la vacuna del papiloma humano (VPH) preparan una demanda colectiva

Foto del evento que tuvo lugar en Tokio con la presencia de afectados del papiloma humano de diferentes países del mundo.
|

Afectados de diferentes países por la vacuna del virus del papiloma humano (VPH), vacuna contra el cáncer de cuello de útero,  han mantenido dos reuniones  en Tokio y Dublín donde analizaron el estado de la cuestión y la situación de los miles de afectados. Reclaman mayor atención al problema y que se deje de estigmatizar a las víctimas. En España, la asociación de afectados siguen su lucha desde hace nueve años ante la incomprensión de las autoridades sanitarias españolas.

En este momento y pese a las reclamaciones de muchos afectados que han pedido una moratoria de su suministro hasta que no se garantice que no hay efectos adversos, la vacuna se sigue aplicando en toda la UE. Se aprueba por procedimiento centralizado ante la Agencia Europea del Medicamento. España solo tiene responsabilidad en la farmacovigilancia, aunque podría parar la recomendación si quisiera, según nos informan expertos del tema.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Desde la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma se sigue luchando para que se paralicen  las campañas masivas de vacunación de niñas, retirando la vacuna de los calendarios de vacunación hasta que se demuestre su eficacia, su seguridad y su necesidad.

Se trasmite la preocupación respecto a la información que se suministra a los padres en relación con la vacuna VPH, que considera parcial e insuficiente, igual que el estudio y seguimiento de los efectos adversos asociados a la vacuna son insuficientes en España.

Solamente en España, la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAPV) entregó, en septiembre del pasado año , más de 46.000 firmas a favor de una moratoria a la directora general de Salud Pública, Elena Andradas Aragonés, y la directora general de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), Belén Crespo Sánchez-Eznarriaga. 

PUBLICIDAD

“Queríamos que se suspendiese la vacuna hasta que se analizaran con rigor los efectos adversos que provoca”, afirma la presidenta de la asociación, Alicia Capilla. Ahora están preparando una demanda conjunta para pedir, únicamente, que se reconozcan estos síntomas asesorados por Almodóvar & Jara, despacho especializado en reacciones adversas a los medicamentos.

En la pagina web de esta asociación se pueden consultar los datos sobre este problema médico que señala que en el primer semestre de 2017 se han notificado 63 casos –personas- con un total de 167 notificaciones de sospechas de reacciones adversas. Considerando que en esta fecha se han liberado 340.331 dosis, se estima una tasa de 1,85 notificaciones por 10.000 dosis liberadas. “Nos llama la atención –y así lo hemos trasladado- el número de notificaciones graves, ya que son un 52% del total”, señalan desde la asociación.

PUBLICIDAD

El total acumulado desde que comenzó la vacunación en nuestro país  en el 2008 es de 1.172 casos, con 3.479 notificaciones de sospechas de efectos adversos y 7 sospechas de muerte. Las enfermedades más notificadas son las relacionadas con trastornos del sistema nervioso: 1.231 notificaciones.  Un año más tarde se crearía la Asociación de Afectados por la Vacuna que se sienten desamparadas por la Administración.

PUBLICIDAD

A nivel europeo, la Agencia Europea del Medicamento tiene registrados más de 16.000 de los que 10,000 han generado enfermedades graves del sistema nervioso y 44 fallecimientos, datos de julio del 2017. En EEUU se habla de más de 51.222 reacciones adversas, 324 muertes, 6836 reacciones graves, 825 amenazas de vida y 14.518 urgencias, según datos del sistema nortemericano Vaers de notificaciones adversas.

En la base de datos de farmacovigilancia de la Unión Europea aparece más de 300 muertes como sospecha aunque  no hay estudios que demuestren esa relación causal a través de la vacuna

Desde el citado bufete  español se defienden los intereses dicha Asociación, tanto en reuniones oficiales “como en la demanda colectiva que estamos preparando relacionada con la protección de derechos fundamentales. Llevamos los casos de 12 asociadas de forma individual”, explica Francisco Almodóvar, quien también es el abogado representante ante la UE de la Asociación irlandesa, británica y española.

Hasta el momento el despacho ha interpuesto12 demandas 11 ante la Audiencia Nacional y 1 ante la Comunidad de Madrid. “Estamos ya iniciando el proceso colectivo de protección de derechos fundamentales y una acción conjunta ante la UE relacionada con el consentimiento informado”, explica Almodóvar.

Francisco Almodóvar, abogado representante ante la UE de la Asociación irlandesa, británica y española del papiloma humano.

Capilla fue de las primera en reclamar. Ocurrió después de que le pusieran a su hija la segunda dosis, en febrero del 2009. Tenía 14 años. Explica que estuvo en la UCI pediátrica. Tuvo convulsiones e imposibilidad para caminar por afectaciones neurológicas.

PUBLICIDAD

La vacuna del virus del papiloma humano (VPH) ha estado envuelta de polémica desde su comercialización. Mientras los especialistas la alaban por hacer frente al cáncer, otros cuestionan su eficiencia; al mismo tiempo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y diferentes agencias del medicamento dan fe de su seguridad, miles de personas, a través de diversas asociaciones internacionales, suman firmas para pedir su retirada por los efectos adversos que aseguran que provocan.

Las asociaciones de afectados por la vacuna del VPH piden que se suspenda la recomendación de estas vacunas, hasta que se establezca un sistema de seguridad que controle sus efectos secundarios graves

El problema ha generado ya una muerte en España atribuida a la vacuna Gardasil (SENTENCIA TSJ DE ASTURIAS: PO 136/2015, de 20 de febrero de 2017. El fallo estima la demanda de los padres de A. I. B , fallecida tras la administración del producto Gardasil. “La Sentencia encuentra relación de causalidad entre Gardasil® y la muerte de A.”, indica el propio abogado que defiende a esta entidad.

En la base de datos de farmacovigilancia de la Unión Europea aparece más de 300 muertes como sospecha. Hemos preguntado causalidad y no hay estudios”, explica Francisco Almodóvar, abogado del despacho  que  mediante su marca Bufete RAM, representa a esta asociación en su búsqueda de Justicia.

Unión de afectados a nivel internacional

El problema ha unido a víctimas de todo el mundo. Así ya existen entidades como la Asociación Reconstruyendo Esperanza, la Asociación de víctimas de la vacuna del VPH en Colombia, AAVP, la Asociación de Afectadas por la Vacuna del VPH en España. AHVID y la Asociación de Hijas Dañadas por la Vacuna del VPH en Reino Unido.

Junto a ellas REGRET, Reacciones y Efectos de Gardasil con Daño Extremo, la Asociación en Irlanda, la Red Nacional de Víctimas de la Vacuna contra el Cáncer Cervical en Japón, la Asociación Nacional de Demandantes para los litigios contra las vacunas del VPH en Japón, que han señalado en estos dos eventos internacionales la tragedia médica que supone dicha comercialización a escala mundial.

En dicho foro, Mónica del Río, presidenta de la Asociación Reconstruyendo Esperanza de Colombia; Alicia Capilla, presidenta de la Asociación de Afectadas por las vacunas del VPH en España; Mandeep Badial, científica (Science Officer) de la Asociación británica AHVID y Anna Cannon, portavoz de Regret, Asociación de afectadas irlandesas- dieron su testimonio como madres y como representantes de dichas asociaciones, exponiendo la situación trágica e inhumana que viven las personas afectadas en sus respectivos países.

Alicia Capilla, presidenta de la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP).

Estas asociaciones creen necesario “apelar a los medios para crear conciencia sobre las nefastas consecuencias de este crítico problema social y sanitario” y  instan a los gobiernos, a los fabricantes de vacunas y a los expertos en salud a que colaboren en varias direcciones.

Llevar a cabo un estudio de seguimiento prolongado, por un tercero neutral, del estado de salud de todas las personas que han recibido las vacunas contra el VPH.  También reclaman que se promueva   investigaciones para el desarrollo de terapias efectivas para el tratamiento de los efectos secundarios de las vacunas del VPH.

Otra de las reivindicaciones que señalan es que se proporcione   tratamiento y apoyo a las víctimas de la vacuna del VPH en sus actividades diarias, educación y empleo. Y que se difunda información sobre TODOS los posibles efectos secundarios, mediante un folleto informativo para el paciente que se entregará a niños, adolescentes y padres para que puedan tomar una decisión informada respecto a la vacunación contra el VPH, basada en los derechos humanos fundamentales del consentimiento informado.

Al mismo tiempo reclaman que se cesen todas las  campañas publicitarias que promueven la vacunación contra el VPH sin resaltar completamente los riesgos. Que se suspenda  la recomendación de las vacunas contra el VPH para la inmunización rutinaria, hasta que se establezca un sistema de seguridad que garantice la prevención de los efectos secundarios graves. Y que se abstengan de poner en marcha  acciones que discriminen o calumnien a las víctimas de la vacuna contra el VPH.

Sintomatología igual. Las víctimas abandonadas

En dichas reuniones de trabajo internacionales se clarificó  el estado real del daño por la vacuna contra el VPH, investigar formas de aliviar los síntomas y promover la recuperación y discutir medidas para mantener la actividad diaria de las víctimas.

En un principio, al observarse la sintomatología del daño por la vacuna VPH, se describió variablemente como síndrome de dolor regional complejo (SDRC), síndrome de fatiga crónica (SFC) y síndrome de taquicardia postural ortostática (STPO), pero pronto se descubrió que los síntomas clínicos y el daño eran más complejos.

Junto a ello hay otros efectos adversos que son complejos como Dolor sistémico, incluyendo dolor de cabeza, mialgia y artralgia Disfunción motora, como parálisis, debilidad muscular, movimientos involuntarios y convulsiones Entumecimiento y alteración sensorial Síntomas autonómicos, que incluyen mareos, hipotensión, taquicardia y diarrea.

También se puede tener disfunción respiratoria, trastornos endocrinos, como alteraciones menstruales e hipermenorrea Hipersensibilidad a la luz y al sonido. Síntomas psicológicos, como ansiedad, alucinaciones, y tendencias suicidas. Trastornos del sueño, incluyendo hipersomnia y narcolepsia.