PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Un 58% de las empresas cree que la publicidad en las retribuciones podría reducir la brecha salarial

Imagen de la brecha salarial en España.
|

La brecha salarial en España es, todavía hoy en día, una realidad que los españoles y empresas se muestran favorables a cambiar, mediante la transparencia salarial. Así lo recoge el último Informe Anual sobre el Estado del Mercado Laboral Español, elaborado por InfoJobs y ESADE, por noveno año consecutivo.  Diez años después de la aprobación de la Ley Orgánica de Igualdad, su aplicación es insuficiente para frenar estas desigualdades

En este contexto, el 58% de las empresas declara estar a favor de la nueva medida propuesta a nivel estatal sobre hacer públicos los salarios de los empleados; con algunas diferencias en función del tamaño de la empresa.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En concreto, las empresas más pequeñas (menos de 10 empleados) se declaran más a favor de esta medida de transparencia (60,5%). En el caso de las empresas medianas (10 a 49 empleados), la reivindican en un 42% de los casos, mientras que en el caso de las empresas grandes (más de 50 empleados), el porcentaje que está a favor de esta medida se reduce al 31,5%.

En lo que respecta a la población activa española, ante la pregunta “¿Estarías a favor de que las empresas hicieran público el salario de todos los empleados como medida para acabar con la brecha salarial entre sexos?”, la respuesta es también positiva y el 83% dice estar a favor de hacer públicos los salarios, como medida para acabar con la brecha salarial.

“Las cifras disponibles demuestran que sigue existiendo brecha salarial entre hombres y mujeres. Eurostat la establece en un 15%, alcanzando los 23 puntos porcentuales de acuerdo con los datos de UGT”, explica Dominique Cerri, directora General de InfoJobs, quien añade que “la población española así lo percibe. En este sentido, nuestro estudio revela que el 80% de la población activa en global opina que siguen existiendo diferencias entre los salarios de hombres y mujeres. Por géneros, vemos que esta opinión se comparte en mayor medida entre las mujeres (92%) que entre los hombres (70%)”.

PUBLICIDAD

Fracaso de la Ley Orgánica de Igualdad

“El ordenamiento jurídico-laboral español prohíbe contundentemente cualquier forma de discriminación entre hombres y mujeres. Sin embargo, diez años después de la aprobación de la Ley Orgánica de Igualdad, los instrumentos existentes han demostrado ser ineficaces para luchar contra la discriminación salarial”, afirma Anna Ginès, profesora y directora del Instituto de Estudios Laborales de ESADE. En este contexto, añade que  “las medidas de transparencia salarial aparecen como medidas efectivas para caminar hacia la igualdad retributiva entre hombres y mujeres y acabar con la ofensiva brecha salarial”.

En 2017, el salario bruto promedio ofrecido por las empresas en InfoJobs se situaba en 23.331 euros anuales. Esta cifra supone un crecimiento del el 0,7% respecto a 2016 y es inferior a la variación positiva experimentada por el IPC en España, que ha crecido un 2% respecto al año anterior.

PUBLICIDAD

Este hecho frena la recuperación del poder adquisitivo de la población. Así, el Informe InfoJobs-ESADE refleja que el 84,5% de la población activa española considera que, en los dos últimos años, el coste de vida ha subido más que su salario.

PUBLICIDAD

En España, los salarios más elevados en función del tipo de contrato, de acuerdo con las vacantes publicadas en InfoJobs son para los autónomos. En concreto, el salario medio bruto para los contratos de autónomos se situaba, en 2017, en los 37.108 euros anuales, seguidos de los contratos indefinidos, que ofrecían un salario medio de 28.924 euros brutos anuales.

De izquierda a derecha Anna Ginés de ESADE, con Dominique Cerri y Neus Margallo de Infojobs presentan el estudio sobre mercado laboral en España.

En lo que respecta a los estudios, los perfiles universitarios son los que optan al mejor salario, de 28.280 euros brutos anuales de media, muy por encima de los profesionales con FP (23.157 euros) o estudios básicos (19.661 euros). Por comunidades autónomas, Madrid (24.829 euros) y Cataluña (23.565 euros) son las que ofrecen mejores salarios, lejos de Aragón (20.835 euros) o Cantabria (19.176 euros), a la cola del ranking de salarios.

De acuerdo con los salarios por sectores, Informática y Telecomunicaciones ocupa, un año más, la primera posición en el ranking, con un salario bruto promedio de 29.082 euros anuales. Le sigue el sector de Inmobiliaria y Construcción, que alcanzaba los 27.959 euros brutos anuales en 2017, recuperándose respecto a años anteriores.

Y si nos fijamos en los puestos concretos mejor remunerados en España, Ortodoncista / implantólogo (70.718 euros), Director de Proyectos de Ingeniería (63.680 euros) y Director de Informática (50.113 euros) vuelven a ser los trabajos con un salario más alto. Asimismo, destaca el puesto de Comercial Inmobiliario, que irrumpe en el ranking de los 10 puestos mejor pagados en España en 2017, con un salario bruto promedio de 48.413 euros.

El 47% de las grandes empresas aumentará la contratación de perfiles TI

Informática y Telecomunicaciones es, un año más, el sector que ofrece mejores oportunidades, no solo por salario (29.082 euros), sino también por volumen de ofertas publicadas (cerca de 340.000) y porque es el sector con menos inscritos por vacante (11).

PUBLICIDAD

Además, año tras año, crece el número de empleos emergente vinculados a este sector. En 2017 los dos que despuntaron son Analista de datos y Data Scientist. En concreto, en 2017 se recogieron 1.417 vacantes para Analista de datos mientras que en 2014 rozaban las 700.

Cuenta con poca competencia, 28 inscritos por vacantes, y su salario bruto promedio es de 35.864 euros. La demanda de Data Scientist ha eclosionado en los últimos 3 años triplicando las ofertas hasta las 584.Tan solo tiene 22 inscritos por vacante y un salario bruto promedio muy por encima de la media, 40.336 euros.

“Al igual que, hace unos años, se vivió un despunte en la demanda de profesionales para liderar el cambio de web a móvil. Hoy en día, el análisis y el tratamiento de datos se ha convertido en la fuente generadora de nuevos puestos emergentes”, declara Cerri.

Grafico sobre que capacidades que reclaman las empresas de los profesionales.

Para esta experta está claro que la transformación digital ha abierto todo un abanico de oportunidades para los profesionales, pero también para las empresas, que pueden, ahora, integrar las nuevas tecnologías para la optimización de los procesos”, añade.

De acuerdo con los datos recogidos en el Informe, al 47% de las empresas con más de 50 empleados tiene previsto contratar profesionales del entorno TI, como ethical hackers, especialistas en ciberseguridad o data scientist, en los próximos dos años para llevar a cabo su transformación digital y el 41% de las empresas de este tamaño afirma haber reclutado este tipo de perfiles en los dos últimos años.

La capacidad para trabajar en equipo es la habilidad más valorada en las empresas

En 2017, y por cuarto año consecutivo, mejora el acceso al empleo debido a la menor competencia para optar a un puesto de trabajo. En concreto, el número de inscritos por vacante se redujo respecto a 2016, pasando de 56 a 44 candidatos. Se trata del nivel de competencia más bajo en InfoJobs desde 2008.

Pero, en un mercado cada vez más cualificado y competitivo, las empresas además de valorar la formación y la experiencia en los candidatos a la hora de optar a un puesto; buscan profesionales con personalidad y actitud para aportar soluciones. Las habilidades sociales, también conocidas como soft skills, son los rasgos de la personalidad, el lenguaje o las conductas que capacitan a algunas personas para enfrentar las diferentes situaciones profesionales o personales.

Según el Informe InfoJobs – ESADE, la capacidad para trabajar en equipo (70%), resolver conflictos (57%), tomar decisiones (46%), adaptarse al cambio (44%) o comunicar eficazmente (43%) son, hoy en día, las soft skills más valoradas por las empresas.

En este sentido, Anna Ginès, directora del Instituto de Estudios Laborales de ESADE, apunta que “las empresas atribuyen gran importancia a las denominadas soft skills, entendidas como rasgos de personalidad, habilidades sociales o de comunicación que tienen las personas para enfrentarse a situaciones diarias”. También añade que “según muestran los datos derivados del estudio, el 78% de la población activa considera estas habilidades personales o soft skills como diferenciales. Así lo creen en mayor medida los trabajadores jóvenes (entre 5 y 34 años) en un 82% y los mandos intermedios en un 83%”.

Algunas de estas habilidades no son fáciles de encontrar y, de acuerdo con los resultados, la capacidad para tomar decisiones (57%), la capacidad para resolver conflictos y problemas (56%) y la tolerancia a la presión (44%) son, según las empresas, las tres soft skills más difíciles de encontrar en los empleados.