Concentración en la Puerta del Sol para recordar los 15 años del asesinato de la joven Sandra Palo

|

La familia de Sandra Palo ha organizado una concentración el próximo sábado 19 de mayo en la Puerta del Sol de Madrid con la que quiere rendir homenaje a su hija en el 15 aniversario de su asesinato. Habrá una oración por Sandra y por Juan Bermúdez, el padre de María del Mar Bermúdez, madre de Sandra, recientemente fallecido. A continuación una persona cercana a la familia de Marta del Castillo dedicará una poesía a la propia Sandra Palo. Por último, su madre leerá un manifiesto en recuerdo y por la justicia de su hija.

El acto que será conducido por el abogado Carlos Lacaci, amigo personal de la familia de Sandra Palo y contará con la participación de otras personas.  También servirá para seguir recibiendo apoyos y firmas en favor de la reforma de la Ley del Menor y la no derogación de la prisión permanente revisable

María del Mar Bermúdez pide colaboración para que esta convocatoria llegue a miles de personas y así tenga éxito. “Ojalá acudiera mucha gente, para nosotros es muy importante”, explica Bermúdez en diversos medios informativos. A la concentración asistirán familiares de otras víctimas que como Sandra Palo murieron asesinadas en España.

Los padres de Sandra llevan muchos años luchando para un mayor reproche penal de este tipo de asuntos. Sin embargo, hasta la fecha ni se ha subido bajado la edad penal de los menores ni se han subido las condenas por estos delitos. Al parecer mantienen contactos con varios partidos políticos que les han comentado que habrá cambios en la Ley del Menor y también sobre el concepto de abusos sexuales, tras la sentencia ya conocida de La Manada, pero aún no se ha concretado nada.

De la tristemente conocida “Banda del Chupete”, solo  Francisco Javier Astorga  el «Malaguita», que cuando cometió dicho delito tenía 18 años en aquel momento y cumple una pena de 64 años de prisión por estos hechos. Los cuatro implicados acumulaban hasta el momento de su detención en junio de 2003 más de 700 denuncias por diversos delitos de faltas, robos y vandalismo.

Pero el resto de los integrantes de dicha banda eran menores en el momento de cometer dicho asesinato: Ramón Santiago  Jiménez«Ramón»,  José Ramón Manzano  “Ramoncín” y Rafael García Fernández, el «Rafita», tenía 14  años. Ellos  estuvieron entre cuatro y ocho años en centros de internamiento.

 Ahora, están libres y no han dejado de delinquir, lo que evidencia el fracaso de la normativa actual sobre menores. Es el caso de el “Rafita que fue uno de los 30 detenidos en una reciente  macrooperación contra el  robo de vehículos, despiece y venta de sus piezas en una redada llevada a cabo por la PolicÍa Nacional en Madrid.

Bermúdez participó recientemente en una concentración  en la capital de España donde  encabezada por la madre, el padre y la hermana pequeña de Diana Quer acudieron decenas de personas para exigir a los políticos que no se derogue la prisión permanente revisable, evitar nuevas víctimas y proteger la seguridad de la sociedad . Un día después asistiría como invitada, junto a otras familias de afectados al debate que sobre esta figura jurídico tuvo lugar en el Congreso de los Diputados.

La figura penal de la prisión permanente revisable fue introducida en la legislación en el año 2015, si bien, algunos partidos políticos como PNV, PSOE y Podemos han solicitado su derogación por considerarla “inconstitucional” y que con ella se podría buscar venganza y no justicia.

Por su parte, el PP no solo es partidario de no derogarla, sino de ampliar los supuestos en los que se aplica, como a secuestradores que acaben con la vida del rehén y a aquellos que oculten el cadáver de una persona asesinada o no colaboren en su hallazgo. Actualmente está en vigor y sobre ella se debe pronunciar el Tribunal Constitucional. Precisamente, Ciudadanos ha pedido esperar a que este se pronuncie.

El asesinato de Sandra Palo conmocionó a España

Sandra Palo Bermúdez era una joven española de 22 años, la mayor de tres hermanos y vecina de la localidad madrileña de Getafe, con una discapacidad intelectual leve, que desapareció la madrugada del 17 de mayo de 2003 de regreso a casa tras haber ido a tomar algo con sus compañeros del taller ocupacional al que acudía.

Mientras Sandra se encuentra esperando el autobús junto a un amigo también con discapacidad, se detiene un coche en el que viajan los cuatro ocupantes que más tarde serán acusados de su asesinato. Todos ellos con edades comprendidas entre los 14 y los 18 años, delincuentes desde la niñez y con innumerables estancias en centros de menores donde su actitud no cambió lo más mínimo. El mayor se fija en ella y dice a sus amigos “quiero liarme con esa”.

Detienen el coche y obligan a Sandra a subir amenazándola con un cuchillo a ella y a su ex novio y se dirigen hacia Getafe. A pocos metros obligan al ex novio a bajarse del coche y continúan el trayecto con Sandra, quien también intenta bajar pero es retenida por los ocupantes de los asientos traseros. Detienen el vehículo en un descampado en la carretera de Toledo. Allí la violaban, la atropella con su vehículo y más tarde la queman con un bidón de gasolina.

Sandra fue encontrada medio carbonizada a la mañana siguiente por un camionero en la cuneta junto a una empresa de rótulos en el municipio de Leganés (Madrid)​ Los autores del crimen fueron detenidos en junio de ese mismo año. Este próximo sábado su familia, amigos y otros afectados por crímenes parecidos volverán a reclamar justicia.