PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La piratería marca un gol a la industria deportiva en nuestro país

España es el tercer país con más falsificaciones de material deportivo, solo detrás de Letonia y LituaniaEstampitas falsificadas que se venden del álbum de fútbol del Mundial de Rusia.
|

Hace unos días tuvo lugar en Budapest el II Congreso denominado ‘IP Crime’ que, organizado por Europol, abordó delitos contra la propiedad intelectual e industrial.

“El año que viene la cita será en Málaga, organizado por la Policia Nacional” avanzó en primicia para Confilegal  Juan José Caselles, abogado y responsable de piratería en Elzaburu, uno de los juristas españoles asistentes.

PUBLICIDAD

Caselles fue ponente de una jornada que organizó este despacho para analizar la problemática de la protección de datos y de la piratería en la industria deportiva  “Este es un fenómeno internacional. La mayor parte de estos productos se fabrican en Asia, viajan por todo el mundo y son consumidos en cualquier país del mundo, sabiendo que Internet es una vía importante para su expansión internacional”, dijo.

PUBLICIDAD

Para este jurista, durante eventos como el Mundial de Fútbol en Rusia es cuando se genera un mercado paralelo ilegal de productos de todo tipo. “Este es un negocio lucrativo donde operan las bandas criminales, más lucrativo que el tráfico de armas o de drogas. Los delincuentes ya saben que su riesgo es menor, muchos consumidores no advierten el riesgo a que se exponen al consumir dichos productos”.

Citando un reciente informe realizado conjuntamente por la EUIPO y EUROPOL, el responsable del área de piratería en Elzaburu señaló  que España es el tercer país de la Unión Europea (UE) con mayor impacto de falsificaciones deportivas, solo por detrás de Letonia y Lituania, doblando la media europea en el porcentaje sobre las ventas.

PUBLICIDAD

Recordó también el reciente incauto en Sevilla de 1.400 equipaciones falsas de la Selección española que iban destinadas a mercadillos, bazares y manteros.

Lo mejor es acudir a outlets o rebajas para adquirir ciertos productos de marca sin tener que acudir al mercado negro

El consumo de  artículos deportivos en la UE -contando solo material como balones o esquís y excluyendo los textiles, calzado o costes de distribución- es un negocio que  mueve en la UE 7.500 millones de euros.

PUBLICIDAD

Estos artículos son producidos por 4.271 empresas y dan empleo a 43.000 trabajadores europeos.

Como contrapunto, la piratería genera unas pérdidas de 492 millones de euros.

PUBLICIDAD
Cualquier camiseta deportiva se puede conseguir a menor precio sin necesidad de ir al mercado negro donde son de peor calidad.

Junto a camisetas, zapatillas deportivas, cazadoras en invierno y guantes para alta montaña como los productos más falsificados, “lo que influye en su calidad y durabilidad como producto”, Caselles reveló a este medio que en el citado Congreso de Budapest se habló de los cascos de los ciclistas también falsificados “de muy mala calidad para la integridad física del ciclista”.

¿Cómo hemos llegado a esta situación?

“España es un país con grandes referentes deportivos en varias especialidades y ya somos una potencia en determinados deportes. Esto ha generado también una industria paralela ilegal donde las falsificaciones están a la orden del día”, aclaró Caselles.

En este escenario los ciudadanos compran un producto más barato “ pero falso que puede generarle algún problema de salud por la mala calidad de ese producto”.

Para este experto, hay un cambio en las tendencias: “Lo que antes eran mercados físicos en las proximidades de los estadios, ahora ha pasado al mundo online, por lo que es más difícil identificarlos; las ventas en las redes sociales también están creciendo de manera significativa, triplicándose en los últimos trienios. Solo en Facebook e Instagram pasaron del 58.511 en 2015 al 252.450 en 2017″, destacó.

Un mercado falso por Internet

A juicio de este experto “ el poder de Internet es que en un momento como el que vivimos ahora de una gran competición deportiva se están distribuyendo productos falsificados en cualquier parte del mundo”. Y el problema está en que se hacen tan bien que no se diferencia el real del falso.

PUBLICIDAD

“Los primeros productos eran relojes y bolsos, pero en los últimos años se falsifica cualquier producto”, explicó.

En nuestro país, la última reforma del Código Penal estableció las últimas acciones típicas de una forma escalonada, en función de lo lesivo que fuera la actividad del delincuente. En el articulo 274, número 1,2 y 3 se señalan las acciones penadas de mayor a menor gravedad.

De esta forma, las penas de prisión  irían de 1 a 4 años y multa de 12 a 24 meses en el comercio al por mayor;  si esta comercialización fuera al por menor oscilaría entre 3 años y 6 meses de prisión; y, por último, hasta un tope de 2 años la venta ambulante u ocasional de productos con marcas falsificadas o imitadas.

Necesidad de Fiscalía Antipiratería

Para Caselles, al igual que señalan otros expertos, sería muy interesante poner en marcha una Fiscalía Antipiratería, una medida que la Fiscalía General tiene in mente en los últimos años.

“Hay que darse cuenta que se debe luchar contra las redes mafiosas que son siempre bandas organizadas, muchas de ellas con conexiones en el extranjero» ya que, tal como se recoge en informes de EUROPOL, existe explotación a los inmigrantes en situación irregular para la venta de esos productos falsificados, destacó este experto.

Las bandas organizadas se introducen por los huecos de las fronteras europeas y tienen en Internet un aliado para la difusión mundial de las falsificaciones

Al final de lo que hablamos es de economía sumergida, impuestos que no se pagan a la Hacienda Pública y productos de muy baja calidad y que entran por diferentes aduanas.  Las medidas de actuación pasarían por detener los cargamentos en las fronteras –«y allí nos enfrentamos al problema de las capacidades de las aduanas, solo un 2-3% del volumen de los artículos se inspeccionan. Las fronteras exteriores europeas son muy grandes y hay vacíos por los que entran estos productos»-.

 ¿Cómo prevenir las falsificaciones?

Sobre cómo proteger los productos que una empresa quiera colocar en el mercado, Caselles avanzó que “lo primero que hay que hacer es protegerse, obtener el registro de patente o marca, según el tipo de creación. Eso le dará la cobertura legal para actuar, con posterioridad”.

Junto con ello “ las empresas deben estar asesorados por expertos en la materia. Hay que darse cuenta que en estas mafias que colocan productos en el mercado hay también algunos profesionales que conocen bien el terreno,  y lo que es más importante, los vacíos legales de nuestra normativa. Debemos tener esos expertos para que eviten que las creaciones de los empresarios se roben”.

Este experto es consciente de que un país como Francia podría ser un ejemplo a seguir a la hora de la persecución de dichos delitos y productos falsificados porque “el país es consciente de la importancia de las marcas para su economía y algunos sectores como las marcas de lujo son estratégicas para la economía gala. Sin embargo en España no tenemos ese concepto aún tan claro y tampoco la importancia de la marca para la empresa”.

Sobre cómo debe actuar un ciudadano si advierte que el producto es falso, señaló que “si se advierte que el producto es falso, eres víctima de una estafa, distinto a un delito contra la propiedad industrial. Se debe acudir a la policía y denunciarlo. Al mismo tiempo, se puede comunicar a las marcas para que tomen sus medidas ante los falsificadores”, indicó.

En cuanto al procedimiento, reconoció que no va con la rapidez que fuera deseable  y «si el delito tiene lugar en el entorno online hay más problemas en que el juez tome medidas cautelares”.

Para este jurista es importante que los ciudadanos se den cuenta que detrás de estos productos hay mafias organizadas y productos a veces en mal estado.