PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Bird & Bird en Madrid organizará su próxima reunión internacional de socios en noviembre

Será el primer acto institucional de Coral Yáñez, nueva codirectora de la firma en Madrid junto a Jesús Vega, actual managing directorEn la imagen, los dos directores de la oficina de Madrid, Coral Yáñez y Jesús Vega
|

El despacho internacional de abogados Bird & Bird anunció recientemente el nombramiento de Coral Yáñez como codirectora de su oficina en Madrid. Socia de la compañía desde el año 2011, es abogado especialista en Derecho Administrativo y Sectores Regulados, y cuenta con una amplia y reconocida experiencia, contenciosa y consultiva, en Derecho Público.

Como Co-Head, Coral Yáñez dirigirá el despacho junto con Jesús Vega, Managing Director de la oficina de Bird & Bird en Madrid, y realizará labores de representación.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“Es una bicefalia jurídica y financiera, distinta a la de otros despachos”, indica Yáñez, a CONFILEGAL. Vega es el único managing partner del sector que no es jurista y sí experto en finanzas.

En la actualidad, el despacho que ya lleva catorce años operando en España, cuenta con doce socios y alrededor de setenta abogados y unas veinte personas de soporte que mantienen a la oficina española de Bird & Bird como una de las más destacadas del bufete, presente en 29 jurisdicciones diferentes en los cinco continentes.

“Estamos expectantes con la resolución del Brexit, nuestros abogados de Londres han visto oportunidades de negocio y asesoran a muchas empresas sobre qué decisión tomar ante este desenlace tan incierto”, indica Yáñez.

PUBLICIDAD

Su primer acto institucional será el de ser anfitriones de la reunión internacional de socios que el despacho británico realiza anualmente. En esta oportunidad le toca a la oficina de Madrid organizar este evento para unas cuatrocientos profesionales, entre socios y personal de apoyo, evento al que se espera acuda David Kerr, Ceo Mundial del despacho.

En este tipo de encuentros donde acuden socios de diferentes países, las firmas legales estudian estrategias conjuntas y ven la forma de mejorar la colaboración habitual de las oficinas del bufete. Para cualquier despacho, contar con una red de despachos supone que tendrá servicio al menos en esos países donde estén ubicadas dichas oficinas

PUBLICIDAD

Con anterioridad, el despacho organizó otro evento importe. Fue el anterior socio director de la firma Javier Fernández- Samaniego, ahora involucrado en un proyecto profesional propio con el bufete Samaniego Law, quien organizó en 2014 el décimo aniversario de la firma.

PUBLICIDAD

La oficina de Bird & Bird en Madrid ha mantenido un crecimiento estable en los últimos años y según muchos expertos puede ser una puerta de acceso importante para muchas empresas al mercado latinoamericano, un lugar de expansión natural para pymes y empresas españolas y también para otras firmas de otros países europeos.

Así, Yáñez compatibilizará sus responsabilidades como Co-Head, con el desarrollo de su práctica profesional en las áreas de Energía e Infraestructuras, donde asesora a clientes nacionales e internacionales en asuntos regulatorios de diversa índole y se encarga de la dirección letrada de los recursos contencioso-administrativos ante los Tribunales españoles.

Coral Yáñez explica a CONFILEGAL que “hemos organizado el negocio en prácticas transversales sectoriales. Lo que se pretende es ofrecer a los clientes de un determinado sector industrial un asesoramiento jurídico completo”.

De esta forma, áreas como Life Science, Propiedad Intelectual, Energía o Infraestructuras, Comercio Electrónico y Protección de Datos son áreas principales de la firma.“Se trata de ofrecer un asesoramiento integral al cliente en su área de actividad”.

Nuestra interlocutora ha trabajado en firmas como Eversheds o Hogan Lovells.

PUBLICIDAD

La apuesta por la tecnología del despacho

“Todos los despachos estamos afrontando la transformación digital. Es fundamental para ser más eficiente a nivel interno y ofrecer mejor servicio al cliente”, asegura.

El bufete está ahora probando herramientas para mejorar el servicio que ofrecen. Y está dotando a sus profesionales de las herramientas tecnológicas más avanzadas para que puedan compaginar su vida laboral con la personal, con la flexibilidad que ofrece la tecnología de este tipo.

Para esta jurista, son evidentes los cambios que llegan a nivel de transformación digital, tanto en el seno del despacho como de cara a la relación con los propios clientes. “El escenario de la tecnología es clave para cualquier despacho. Debemos aprovechar las sinergias que ofrece la tecnología para seguir ofreciendo un servicio excelente a nuestros clientes”.

De hecho, Bird & BIrd creó una especie de hub, un dispositivo tecnológico con abogados de diferentes nacionalidades que trabajan como un solo equipo. “Eso hace que a nivel de Protección de Datos y Privacidad podamos ofrecer el servicio que nos demanden, independientemente del país del que se trate, trabajando como un equipo único. Al final se trata de trabajar de manera coordinada y homogénea en estos temas que preocupan tanto a las empresas”.

Sobre la adaptación de las empresas al nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) que parece no está siendo sencillo para las empresas, la nueva codirectora señala que “estos cambios regulatorios tan profundos necesitan un periodo de adaptación y en ello están las empresas”.

Bird & Bird, a nivel internacional, abrió este año despacho en la ciudad holandesa de Amsterdan y una oficina de representación en la localidad estadounidense de San Francisco, hace ahora poco más de un mes. Se trata de prestar  un asesoramiento más cercano a los clientes EE.UU. ya existentes, facilitándoles el acceso dentro de su huso horario a la red internacional del despacho.

A lo largo de este año, este despacho internacional  firmará un acuerdo de cooperación con AllBright Law Offices, uno de los cinco bufetes de abogados más importantes de China. Este bufete asiático contará con oficina de presentación desde Bird & Bird en la City londinense.