PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La boutique legal ‘3C Compliance’ incorpora una nueva socia para liderar los asuntos de cumplimiento en materia de género

Clara Fernández, abogada y especialista en igualdad, se une a este equipo cualificado ante la demanda de estas prácticas por parte de los clientes de este despachoClara Fernández es la nueva incorporación de 3C Compliance.
|

Frente a las grandes estructuras legales, las boutiques o estructuras más pequeñas ofrecen una mayor especialización y una relación más directa entre el abogado y sus clientes. En materia de compliance, desde la última reforma del Código Penal del 2015 han aparecido boutiques como ‘3C Compliance’ que ofrece este servicio más especializado de cumplimiento normativo.

Esta boutique acaba de incorporar a Clara Fernández López, abogada con más de 15 años de experiencia y experta en corporate compliance y en igualdad de género, para impulsar este área específica.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Este despacho combina el desarrollo de programas formativos para sus clientes con el lanzamiento de un juego ‘Integrity Now’ que se puede adaptar a las particularidades de cada sector de la actividad económica.

Esta firma legal con oficinas propias en Madrid y Bilbao se creó en 2015 por Katharina Miller y Julia Suderow para asesorar en la implantación de los programas integrales de corporate compliance adaptados a la empresa y entorno empresarial y normativo.

Julia Suderow y Katharine Miller, impulsoras de este despacho.

La mejora de la cultura corporativa, la implantación de las buenas prácticas y estricto cumplimiento normativo forman los pilares de actuación de ‘3C Compliance’. “Cada empresa debe buscar su plan de cumplimiento normativo. No hay soluciones genéricas en este tipo de actividades”, señalan.

PUBLICIDAD

“Nuestra intención es seguir creciendo en los próximos años sin perder el carácter de boutique jurídica especializada. Somos flexibles y respondemos a los requerimientos de nuestros clientes al tener una estructura como firma reducida”, indica Suderow.

“Nos hemos especializado en el corporate compliance, algo más que el compliance penal, más dirigido hacia las áreas que puedan suponer riesgo para la empresa. De esta forma hemos abordado temas de corrupción, competencia, laboral y gobierno corporativo y ahora con la presencia de Clara Fernández intensificaremos el servicio en igualdad para nuestros clientes”, explica Suderow.

PUBLICIDAD

El despacho cuenta con su propio Código de Conducta que refleja sus principios y valores. “Cada empresa debería tener el suyo” aclara.

PUBLICIDAD

Respecto a las socias fundadoras, Miller es presidenta del Consejo de Administración de Kikiri World Trends Sicav , miembro del Panel de Negocio Responsable de Telefónica, consejera independiente de Panda Gmbh y de ASI GmbH.  También preside la Asociación Europea de Mujeres Juristas (EWLA ) y es miembro de la comisión de Derecho de la Unión Europea y Derecho Internacional de la Asociación Alemana de Mujeres Juristas ( DJB ). Fue coordinadora española de la iniciativa europea Mujeres Accionistas Demandan Igualdad de Género (EWSDGE).

Por su parte, Suderow, la otra socia fundadora, es abogada especialista en Derecho de la Competencia, M&A, Arbitraje Internacional y Derecho Internacional Privado y apoyo legal superior en alemán o en inglés. Además, cuenta con una larga experiencia en el asesoramiento jurídico en el extranjero y en empresas extranjeras en España.  Ha formado parte de los despachos Gómez Acebo y Pombo y Dr. Frühbeck Abogados, SLP en Madrid, prestando asesoramiento en materia antitrust, mercantil, arbitraje internacional y Derecho Internacional Privado. Es coordinadora nacional del Observatorio Permanente de Aplicación de las Normas de la Competencia de la Universidad de Trento.

La importancia de la formación

Proponen los mejores mecanismos de control o soluciones ante posibles riesgos o incumplimientos, entre los que destaca la implantación de programas efectivos, la formación, la estrategia de comunicación interna y externa y por supuesto una aplicación efectiva de buenas prácticas.

“Sin esa formación dada de forma adecuada, especialmente a los que gestionan los riesgos de cada empresa, ese programa de cumplimiento no se implantará de forma adecuada”.

Para estas expertas, cualquier programa de compliance debe de ser aplicado “de forma veraz y efectiva por la propia empresa y sus trabajadores para que resulte realmente eficaz frente a posibles sanciones. Se trata de implantar la cultura de cumplimiento en aquellas empresas que no esté desarrollada”.

PUBLICIDAD

Para Suderow, la formación debe estar adaptada a las diferentes responsabilidades que hay en el seno de cualquier empresa. “En este escenario contar con un canal de denuncias, anonimizado, es fundamental”.

Respecto a la nueva incorporación, hemos sabido que Clara Fernández  es abogada, hasta ahora una de las socias del reputado despacho Monereo Meyer Marinel-Lo Abogados, despacho hispano-alemán, donde ha ejercido durante los últimos 15 años como especialista en las áreas de mercantil y societario, participando en el asesoramiento de todo tipo de contratos mercantiles y de operaciones societarias a empresas nacionales y extranjeras.

En los últimos tiempos, amplió sus áreas de especialización y se ha certificado como compliance officer por ASCOM (Asociación Española de Compliance) y por IFCA (Federación Internacional de Asociaciones de Compliance), profundizando en la actualidad en el estudio de la igualdad de género desde una perspectiva interdisciplinar.

“Estoy especialmente ilusionada por formar parte de ‘3C Compliance’; para mí es un reto poder asesorar a las empresas en una materia tan apasionante como el compliance y, en concreto, en lo relativo a igualdad de género y conciliación. Desde las empresas cotizadas hasta las PYMES deben adecuar sus prácticas a la legislación actual en materia de igualdad y sabemos que muchas de ellas no tienen claro cómo deben hacerlo. ¡Hay tanto camino por recorrer!”, apunta la nueva socia.

Madre de tres hijos, es además una profesional muy activa en acciones de voluntariado relacionado con el empoderamiento de las mujeres en distintos ámbitos. Ha colaborado también con la Asociación AEST en la redacción de proyectos de normas autonómicas en materia de atención a la diversidad en el contexto escolar. Clara Fernández  es miembro de EWLA (European Women Lawyers Association), DJB (Deutscher Juristinnenbund e.V.) y de la Asociación Profesional de Consultoría de Género.