PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

John Fernández, director general de Innovación de Dentons: «La tecnología por sí sola no es una ‘bala de plata'»

Fue uno de los hombres del gobierno del presidente Obama John Fernández interviene en un foro con otras expertas para hablar de innovación y tecnología 5G en la empresa.
|

Este viernes concluyó en Barcelona la reunión de la International Women Forúm (IWF), asociación internacional de mujeres directivas que dos veces al año mantienen este tipo de encuentros para impulsar el liderazgo femenino en 33 países de los cinco continentes.

Uno de los alicientes de estas jornadas fue el poder escuchar a John Fernández, socio de Dentons y director general de Innovación de esta firma internacional.

PUBLICIDAD

A este respecto la participación de Nieves Briz, socia directora de Dentons Barcelona y miembro de la junta directiva de IWF fue clave para que la presencia de este directivo, experto en tecnología y gestión de equipos.

PUBLICIDAD

Fernández, que se desplazó estos días a Barcelona desde Washington, habló a los  asistentes de  la llegada de la tecnología 5G o tecnología de quinta generación que transformará por completo la manera en que vivimos y trabajamos.

En el debate comentó los beneficios y coste societario de dicha tecnología.

PUBLICIDAD

John Fernández, antiguo colaborador del presidente de los EEUU, Barack Obama, desempeñó el cargo de  Subsecretario de Comercio para el Desarrollo Económico.

En su haber está el haber lanzado la Oficina de Innovación y Emprendimiento,  para apoyar estrategias innovadoras y de alto crecimiento y el espíritu empresarial.

Ahora con Dentons, el mayor despacho del mundo por número de abogados, 9.000 letrados, y 170 oficinas con presencia en 75 países, Fernández es una pieza clave en la estrategia de la firma para reinventar el negocio jurídico desde su puesto de Director Global de innovación.

PUBLICIDAD

Como presidente global de NextLaw Labs, un acelerador de negocios de tecnología legal independiente, trabaja en estrecha colaboración con los abogados y profesionales de la firma para identificar oportunidades de inversión y desarrollo conjunto para nuevas tecnologías que transformarán la industria legal ofreciendo mayor valor al cliente.

Estas son sus reflexiones sobre la tecnología y el mundo de la abogacía para Confilegal, una vez concluidas las jornadas de la IWF.

PUBLICIDAD

¿Podría explicarnos cuál es su función actual y qué hace un profesional como usted en un bufete de abogados desde que fue nombrado hace dos años Director Global de Innovación?

Como director global de Innovación para Dentons, mi mandato es mejorar nuestro negocio en dos niveles principales:

En primer lugar, para ofrecer tecnología y plataformas que mejoren los procesos, creen eficiencias, aumenten los márgenes e impulsen las ganancias.

Y de forma paralela, para desarrollar ingresos estratégicos y creativos que permiten a Dentons desarrollar nuevas soluciones y canales de entrega que ayudan a resolver los problemas comerciales de nuestros clientes.

¿Cree que con la innovación, las mujeres juristas tendrán el papel que merecen y que la brecha salarial se reducirá en los bufetes de abogados?

PUBLICIDAD

Absolutamente. Al innovar el negocio de la ley, estamos cambiando la forma en que funcionan las empresas y esto puede proporcionar muchas oportunidades nuevas que se separan del modelo tradicional de seguimiento de la asociación que ha creado obstáculos en la estructura.

Cerrar la brecha salarial de género y aumentar el número de mujeres en cargos de liderazgo es una prioridad empresarial clave en Dentons y estamos orgullosos del progreso que estamos logrando.

Con la tecnología, ¿cree que podremos trabajar mejor y tener más tiempo para nuestras vidas personales?

¡Ojalá! Mire, ser un abogado eficaz es un gran desafío y probablemente seguirá siendo el caso.

Sin embargo, la tecnología puede ayudarnos a trabajar de manera más inteligente al automatizar algunas de las tareas menos complejas para que podamos dedicar nuestro tiempo a los problemas difíciles que enfrentan nuestros clientes, donde nuestras habilidades creativas de resolución de problemas no pueden ser automatizadas.

Este es el trabajo que la mayoría de nosotros disfrutamos y, por lo tanto, este cambio puede hacer que nuestras experiencias profesionales sean más satisfactorias.

Usted está estrechamente con el presidente Obama en materia de emprendimiento. ¿Dónde está la clave para que los emprendedores formen parte de nuestro sistema económico?

Esencialmente, necesitamos tener un ecosistema económico general que permita la innovación y el espíritu empresarial exitosos. Esto incluye continuar invirtiendo en personas, investigación y desarrollo, así como acceso a capital.

¿Qué es lo más complicado en un despacho de abogados a la hora de enfrentarse a la innovación?

Los bufetes de abogados, y la industria global de servicios legales en general, han tenido éxito en gran medida con un modelo de negocio que no ha cambiado mucho durante muchas décadas.

Entonces, tenemos ahora  que construir una cultura que abarque el cambio. Esto requiere comunicaciones importantes sobre la visión de nuestra firma, de ser siempre la firma de abogados del futuro, y cómo podemos mejorar la experiencia profesional de los abogados y profesionales.

Tenemos que mostrar las historias de éxito individuales para que nuestros colegas puedan ver los beneficios de la innovación en términos muy reales y, al hacerlo, inspiren más innovación.

Usted presidió antes Nextlaw, aceleradora de negocios. ¿Qué papel realiza esta empresa dentro de Dentons?

Lanzamos Nextlaw Labs y Nextlaw Ventures en 2015 y creamos un modelo único de acelerador de riesgo enfocado únicamente en el sector de tecnología legal.

Desde entonces, hemos agregado líneas de negocios adicionales dentro del conjunto de unidades de asesoría, innovación y tecnología de Nextlaw que sirven como catalizador y plataforma para el cambio, lo que brinda un nuevo valor para Dentons y sus clientes.

En mi rol de Director Global de Innovación, Nextlaw forma parte de mi cartera y soy el Presidente Global de esta empresa.

¿Cómo cree  que la inteligencia artificial va a afectar la práctica jurídica, tal y como la conocemos en la actualidad?

La inteligencia artificial, el aprendizaje automático y otras tecnologías de automatización tienen el enorme potencial de mejorar los servicios legales, al aumentar la productividad, reducir el costo de los servicios para nuestros clientes y mejorar de manera importante la calidad de nuestros servicios.

Sin embargo, la tecnología por sí sola no es una «bala de plata», sino más bien un facilitador de la innovación.

Las empresas deben centrarse en desglosar todo el ciclo de vida del cliente, evaluar las oportunidades para cambiar la forma en que trabajamos, donde se pueden mejorar los procesos y luego aplicar la tecnología adecuada.

Este es un trabajo muy desafiante y requiere una inversión significativa del tiempo de nuestra gente.

Usted comentó que Dentons está en camino de convertirse en sinónimo de innovación en la profesión legal ¿A qué se refería con dichas declaraciones?

Dentons es en gran medida una marca retadora. Nuestra visión, crear un verdadero bufete de abogados policéntrico, en sí mismo si es muy innovador. Invertir en iniciativas estratégicas como Nextlaw es fundamental para nuestra visión de ofrecer un nuevo valor para nuestros clientes y nuestros socios.