PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

10 mujeres juristas valoran los 10 impactos más importantes que Internet está teniendo en el sector legal

Foto de familia de esta red de ayuda mutua de mujeres juristas; fue tomada a finales del año pasado. WLW.
| | Actualizado: 22/04/2019 9:24

En estos últimos cinco años el impacto de Internet sobre el mundo jurídico parece evidente. Mejorar la eficiencia interna del despacho y la relación con el cliente son dos variables a tener en cuenta por muchos juristas.

Desde la Women in Legal World (Mujeres en el mundo del derecho), red de mujeres juristas que impulsan el liderazgo femenino desde la mentoría, también se observa con atención este fenómeno que está modificando la forma de ejercer la abogacía.

Este colectivo organizó recientemente un taller sobre el impacto de Internet en el sector legal que contó conDolores Delgado, ministra de Justicia, en la apertura del mismo.

Y ponentes como Natalia Basterrechea, directora de asuntos públicos de Facebook;  Paula Fuentes, como experta en selección de personal;  Basola Valles, CEO (consejera delegada) de entradas.com;  Ana Buitrago, Spain Legal Director-Associate General Counsel (directora jurídica de de España-asesora jurídico adjunta) de Amazon España o Moisés Barrio letrado del Consejo de Estado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Junto a ellos, otros intervinientes  como Patricia Manca, socia responsable de Entretenimiento y Medios en PwC España; Gloria Sánchez, directora de Transformación del Departamento Legal del Banco de Santander; Luis Moll, director de los servicios jurídicos de la Agencia para la Administración Digital y María González, Legal Director (directora jurídica) de Google Spain.

Aquí recogemos el testimonio de diez mujeres juristas que forman parte de esta asociación ye que subrayan los principales cambios que están llegando al sector legal propiciados desde Internet.

1. – UNA NUEVA FORMA DE TRABAJAR

“Internet ha cambiado nuestra forma de vida y de trabajar. Digitalización es una nueva manera de trabajar flexible, dinámica, trasversal. Sin embargo, la digitalización nunca podrá sustituir la confianza derivada de la humanidad. La complementariedad de digitalización y humanidad es absolutamente necesaria”.

Clara Cerdán, General Counsel (asesora jurídica general) del Grupo FerroAtlántica.

PUBLICIDAD

2.- COMPATIBLE CON LA INTELIGENCIA EMOCIONAL 

“Las nuevas tecnologías han venido para quedarse y como abogados tenemos la obligación de conocerlas e implementarlas ya que aumentarán la eficiencia de los procesos de nuestros clientes y muchos los estandarizarán.

«De ahí, que a partir de ahora la verdadera labor diferenciadora del buen abogado y su valor añadido se encontrará, más que nunca, en poseer un alto coeficiente de inteligencia emocional (IE). Es decir, nuevas tecnologías sí, pero sobre la base de una alta IE.”

Marlén Estévez, socia de Roca Junyent.

PUBLICIDAD

3.- NUEVOS DESAFÍOS ÉTICOS

“Internet es la herramienta de comunicación más poderosa de la historia de la humanidad. Ofrece enormes oportunidades, especialmente a los profesionales del conocimiento como los abogados, de generar confianza y colaboración de modo instantáneo y sin límites geográficos.

«Ha propiciado cambios en las exigencias de los clientes y en las expectativas de los jóvenes integrantes de las firmas, lo que ha abierto un mundo de nuevos modelos de negocio alrededor de propuestas de valor diferentes a las tradicionales.

PUBLICIDAD

«Internet también está haciendo evolucionar al derecho, ya que es un cambio transversal que afecta a todos los aspectos de la sociedad produciendo nuevos desafíos éticos que requieren estructuras jurídicas inéditas.”

Lidia Zommer, socia directora de Mirada 360.

4.- UN RETO PARA LA ADAPTACIÓN A LOS CAMBIOS TECNOLÓGICOS

“La tecnología ha cambiado radicalmente nuestro entorno y nuestra cultura, y con ello la forma de ejercer la abogacía. Esta transformación nos impone un enorme reto de adaptación en todos los sentidos, principalmente para conservar la esencia de nuestra profesión, la defensa, como pilar de nuestro sistema de justicia, y la ética profesional como pilar de la abogacía. Las mujeres juristas estamos dispuestas a afrontar este proceso de renovación».

PUBLICIDAD

Sonia Gumpert, socia directora de Monereo Meyer Abogados.

5.- EQUILIBRIO ENTRE DATOS ABIERTOS Y PRIVACIDAD

“Ética: Con el desarrollo de las herramientas informáticas, la automatización de la información, etc. no todo es evidente. La IA requiere una especial atención a la ética, este concepto tan grande al que todos nos adherimos en abstracto.

«Sin embargo, el reto es aplicarlo a conductas concretas y a las pequeñas decisiones a las que pueden hacer frente los robots ¿es más importante proteger a un adulto que a un niño, que es más vulnerable y cuyo coste de proteger es más alto? ¿Estamos dispuestas como juristas a sentarnos a discutir y ayudar a construir un mundo en el que dichas decisiones se «automaticen» y «perdamos su control»? El mundo que viene está lleno de paradigmas que cambiar.

«Datos abiertos: En la sociedad del conocimiento, conviven dos paradigmas: los datos abiertos a disposición de todos (el modelo de colaboración sobre el que todo crece), la privacidad, los datos cerrados y el control (base de muchos negocios y fuente de riqueza en otro ámbito).

«Dos modelos hoy contrapuestos que conducen a resultados diferentes y con pros y contras diferentes. El equilibrio es esencial y complejo de construir. Éste es uno de los retos al que nos enfrentamos las abogadas en nuestra práctica diaria.”

María Llosent, directora Legal y de Personas, miembro del Comité de Dirección y secretaria del Consejo de Administración en UQUIFA.

6.- INFORMACIÓN JURÍDICA AL ALCANCE DEL JURISTA 

“El acceso inmediato a toda la información jurídica (legal, jurisprudencial y doctrinal) necesaria para la preparación de los casos, accesible desde cualquier lugar y en cualquier momento, ha supuesto una transformación radical en el modo de trabajar de los abogados. El reto ahora es la selección de la mejor fuente, la más fiable y rigurosa. Hay mucha información de mala calidad disponible en internet.”

Cristina Sancho, directora de Comunicación de Wolters Kluwer España.

7.-INTERNET GENERA NUEVAS VÍAS DE ESPECIALIZACIÓN  

«Las principales ventajas que ha aportado internet al sector legal son la rapidez en el acceso a la información, la posibilidad de compartir el conocimiento y ganar visibilidad a gran escala y la generación de nuevas áreas de especialización, tales como protección de datos, block-chain o ciberseguridad.”

Silvia López, socia de Fieldfisher Jausas.

8.- HERRAMIENTAS TECNOLÓGICAS QUE AYUDAN  

«La tecnología ha mejorado significativamente nuestra manera de trabajar en el sector legal. Sin olvidarnos de que lo más importante son las personas, los abogados disponemos de herramientas que nos permiten trabajar desde cualquier sitio y ahorrarnos mucho tiempo, además de ser más precisos en nuestro trabajo legal.

«Nos permite centrarnos, en definitiva, en las tareas que aportan valor añadido, descargándonos de aquéllas donde no hay contacto directo con el cliente, tal como la gestión documental”.

Marina Pozas, directora de asesoría jurídica.

9.- LA TRANSFORMAICÓN DIGITAL AFECTA A TODO

«El paradigma de la transformación digital y las iniciativas para adaptarse a esta revolución afectan a todos los sectores productivos y son tendencia también en el sector legal. La falta de preparación o de conocimiento sobre estos procesos se convertirán en un problema para aquellos que no atiendan a esta necesidad.

«Puede abrumar el hecho de que tiene un impacto directo sobre todos los procesos del día a día de una firma, pero creo que es necesario entenderlo más que como un cambio de plataformas de trabajo, como un cambio de mentalidad.»

Noelia Marcos, directora de CIAR Global.

10.- TECNOLOGÍA PARA SER MÁS EFICIENTE

“En esta sociedad digital, los operadores jurídicos deben hacer uso eficiente de los mecanismos tecnológicos que les permita encontrar la solución a las necesidades que de ellos demandan los ciudadanos, siempre en perfecta coordinación con las Administraciones, y sin dejar de lado el componente humano que es el valor fundamental en las relaciones jurídicas.

«La tecnología viene a paliar, en parte, la demanda social de mayor agilidad de la justicia y por ello, debido a esta transformación, la justicia que no es digital, ya no es una verdadera justicia».

Ana Belén Martínez, directora de Gabinete de Presidencia del Consejo General de Procuradores de España.