PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Elena Otero-Novas, primera mujer jurista que accede a la Presidencia de la Corte Española de Arbitraje

Otero-Novas cuenta con amplia experiencia y actividad como árbitro y como abogado en arbitrajes nacionales e internacionalesElena Otero-Novas, nueva presidenta de la Corte Española de Arbitraje (CEA). Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

El pleno de la Cámara de Comercio de España ha aprobado el nombramiento de Elena Otero-Novas como presidenta de la Corte Española de Arbitraje (CEA). 

Es la primera vez en la historia de este Corte que una mujer ocupa la máxima responsabilidad.

PUBLICIDAD

Con la incorporación de Otero-Novas, la CEA refuerza su equipo para impulsar el arbitraje como alternativa a la resolución judicial de conflictos comerciales.

PUBLICIDAD

Otero-Novas que viene a sustituir a Manuel Conthe, presidente en los dos últimos años, se incorporó a esta entidad arbitral en ese momento, al igual que José Félix de Luis, Elena Otero-Novas, Jesús Almoguera, y Antonio Sainz de Vicuña.

También Miquel Valls y Javier Taberna, mientras que Adolfo Díaz-Ambrona continúa ocupando la secretaría general de la Corte.

PUBLICIDAD

La nueva presidenta de esta entidad arbitral es secretaria del Consejo, consejera y directora de la Asesoría Jurídica, Regulación y Seguridad Corporativa de Vodafone España, desde septiembre de 2017.

Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y Abogada del Estado, Otero-Novas ha participado en numerosos consejos de administración, y es experta en derecho societario y gobierno corporativo de empresas y fundaciones, operaciones corporativas y financieras, contratación mercantil, derecho público económico y tributario, regulatorio y competencia.

Experimentada

Cuenta además con amplia experiencia y actividad como árbitro y como abogado en arbitrajes nacionales e internacionales.

PUBLICIDAD

Su fichaje ha sido bien recibido por la comunidad arbitral, que, en algunos casos se ha enterado de la noticia cuando atendía a este medio de comunicación.

Para David Arias, profesional del arbitraje que acaba de integrar su boutique legal en Herbert Smith Freehills y así convertirse en socio de este despacho internacional, “Elena es una excelente jurista. Combina su sólida formación como Abogado del Estado con un profundo conocimiento de la realidad empresarial, donde ha ocupado puestos muy relevantes. Tiene además amplia experiencia en arbitraje y un perfil marcadamente internacional».

PUBLICIDAD

«Creo que la Corte Española de Arbitraje no podría haber hecho mejor elección».

Por su parte, Jesús Remón, socio director de procesal y arbitraje de Uría Menéndez, expresidente de forma conjunta del Club Español del Arbitraje en el 2009 junto con Antonio Hierro, ex socio de Cuatrecasas, destacaba de este nombramiento que “es una persona muy vinculada al mundo del arbitraje».

«No solamente ha sido árbitro sino responsable jurídica de empresas importantes que solucionan sus controversias en arbitraje. Esa doble experiencia es muy válida a la hora de enfrentarse a la presidente de la Corte Española de Arbitraje”.

En opinión de José María Alonso, decano del Colegio de Abogados de Madrid, uno de los cuatro árbitros españoles con proyección internacional, “es una buena noticia la incorporación de Otero-Novas a esta institución arbitral».

«Es una persona muy relacionada con el arbitraje tanto a nivel empresarial en empresas como Sacyr o Vodafone. Ha sido siempre muy activa en el Club Español del Arbitraje”, indica.

PUBLICIDAD

Para Alonso esta promoción profesional puede ayudar a que otras juristas mujeres se decidan a realizar su carrera profesional en la práctica arbitral.

“Es bueno que se incorporen más juristas al mundo del arbitraje. En estos momentos la diferencia a nivel de presencia entre hombres y mujeres en esta actividad es bastante notable”.

“Una buena elección a una jurista que conoce bien el arbitraje”, explica Javier Iscar, secretario general de la Asociacion Europea de Arbitraje , entidad organizadora del Open de Arbitraje que ya va por su quinta edición.

De la nueva presidenta de esta institución arbitral destaca su conocimiento del arbitraje.

Desde Perú, Gonzalo Stampa, socio director de Stampa Abogados y otro experto en la práctica arbitral valora de forma positiva esta incorporación.

En opinión de Antonio Sánchez-Pedreño, presidente de la Corte de Arbitraje de la Cámara de Madrid destaca de esta incorporación “su profesionalidad como experta en el arbitraje desde diferentes perspectivas, lo que le ayudará a impulsar la actividad de la Corte Española de Arbitraje».

Una elección adecuada

«Es una elección muy adecuada. Ha sido varias veces árbitro en esta institución arbitral, siempre a gran altura”.

A su juicio poder incorporar personas de este nivel siempre es una buena noticia.

La Corte Española de Arbitraje es uno de los organismos encargados de administrar los arbitrajes mercantiles que le sean encomendados.

Decana de las instituciones arbitrales españolas, fue creada en 1981 y opera como servicio independiente adscrito a la Cámara de Comercio de España.

Su primer presidente fue Bernardo Cremades, uno de esos cuatro árbitros con proyección internacional al que nos referíamos antes a propósito de Alonso.

A lo largo de su historia la entidad impulsa el arbitraje como sistema extrajudicial de resolución de conflictos para que las empresas puedan dirimir en tiempo récord y con las máximas garantías los conflictos que surgen con otras empresas.

Cremades, estuvo al frente de la Corte Española de Arbitraje durante veinticinco años, la etapa de más esplendor de esta entidad. “Es una persona muy valiosa, abogado del Estado y tiene mucha experiencia en el mundo arbitral. A nivel empresarial introdujo el arbitraje en Sacyr y ahora en Vodafone desde su alta responsabilidad en la asesoría jurídica de esta empresa”, aclara.

Para este abogado, uno de los pioneros del arbitraje en España, no le cabe duda que Elena Otero-Novas será una buena presidenta de esta entidad.

Nuestro interlocutor reconoce que  esta incorporación llega en el momento que esta entidad arbitral requiere de un impulso para volver a ser la entidad que en la década de los ochenta y noventa gestionaba la mayor parte de los arbitrajes en nuestro país, “Es una idea interesante la propuesta de crear un centro internacional de arbitraje entre esta institución, la Corte de Arbitraje de Madrid y la propia CIMA. Habrá que ver cómo queda al final esta iniciativa para situar a Madrid como centro de arbitraje internacional”.

Este experto en arbitraje recuerda que tras la puesta en marcha de la Corte Española de Arbitraje salieron todas las demás instituciones “de esta manera otro jurista como, Julio González Soria puso en marcha la de la Corte de Arbitraje de Madrid. Luego aparecieron Valencia y Barcelona. CIMA surge por iniciativa de Santiago Foncillas, ya fallecido, abogado del Estado”.

En aquel momento la proliferación de cortes fue un fenómeno claro “ ahora el movimiento es distinto, de ir a la unificación de instituciones arbitrales, sobre todo a nivel internacional será muy útil para competir con las grandes cortes internacionales”.

En la actualidad, desde hace dos años, la Corte Española de Arbitraje lidera, a través de la Cámara de Comercio de España lidera un proyecto en el que también participan la Cámara de Comercio de Madrid y su Corte Arbitral y la Corte Civil y Mercantil de Arbitraje (CIMA).

La idea es la de impulsar una Corte de Arbitraje unificada para administrar los arbitrajes de carácter internacional. Al parecer el proyecto ha avanzado mucho en los últimos meses.