PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La asociación «Women in a Legal World» premia a las 27 diputadas y 6 senadoras de las Cortes Constituyentes

Soledad Becerril, de verde, y las seis diputadas constituyentes restantes, recibieron sus diplomas de manos de la exministra Isabel Tocino. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

Fueron en total 33, pero en la ceremonia que tuvo lugar en Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, sólo acudieron siete, que fueron aclamadas por un patio de butacas repleto, cuyo aforo superaba las 400 personas.

Y fue el momento cumbre, con todos los asistentes de pie imbuidos en un aplauso que, por momentos, pareció interminable.

PUBLICIDAD

«Me han llegado ustedes a avergonzar», dijo, esbozando una sonrisa, cuando tomó la palabra su portavoz, Soledad Becerril, segundos después, para agradecer el galardón a personas que han destacado en la defensa de los derechos humanos y la ética.

PUBLICIDAD

«Éramos pocas. Pero abrimos una pequeña brecha que después se convirtió en un cauce, que se ha ampliado a lo largo de estos años hasta llegar a un mar donde se encuentra ahora la sociedad española. La sociedad española ha cambiado«, declaró Becerril.

El público, aplaudiendo la entrega del premio a las 7 diputadas constituyentes. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
Plano general posterior del Salón de Actos de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, que está en pleno centro de Madrid. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

La asociación «Women in a Legal World» (Mujeres en el mundo del derecho) nació hace un año con el objetivo de que se visibilice el talento y la presencia de las mujeres.

PUBLICIDAD

En este corto espacio de tiempo han puesto en marcha el Observatorio de Igualdad, un Programa de «mentoring», y la plataforma «Women in the World».

Sus miembros son mujeres 150 mujeres que proceden de todas las especialidades jurídicas, de gestión y de comunicación.

En la tarde-noche de ayer se entregaron un total de cuatro premios. 

PUBLICIDAD
Las premiadas. De izquierda a derecha, Maria Eugènia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Cataluña, Rosario Silva Lapuerta, vicepresidenta del TJUE, María Emilia Casas, expresidentes del Tribunal Constitucional, Soledad Becerril y María Izquierda Rojo, diputadas constituyentes; en la segunda fila las cinco restantes. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

El primero de ellos fue el premio a la igualdad. Un reconocimiento a una institución que haya implementado las mejores políticas de diversidad en una organización.

El distinguido fue el Colegio de la Abogacía de Barcelona. Y lo recogió la decana, María Eugènia Gay, de manos de la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernandez de la Vega.

PUBLICIDAD

“El derecho a la igualdad es el engranaje perfecto que permite la realización de los derechos humanos; y el feminismo es, sin lugar a dudas, el motor que impulsa el desarrollo de una sociedad más igualitaria. Porque sin igualdad no hay democracia”, dijo Gay en su interveción, agradeciendo el galardón para su Colegio.

María Eugènia Gay, decana del Colegio de la Abogacía Catalana, recibiendo el premio a la igualdad de manos de la presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

La persona distinguida por el tercer premio –Mujer del año– fue Rosario Silva Lapuerta, vicepresidenta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), y primera mujer abogada del Estado de la historia de España.

Silva Lapuerta recibió su galardón de manos del presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, en funciones, Carlos Lesmes.

«Entiendo que este galardón a a una trayectoria profesional. No lo podría entender de otra manera si no llevara más de 40 años de vida profesional», explicó a los presentes.

«Jamás he sido discriminada. Siempre se me ha tratado como un igual. Y cuando eso ocurre hay que decirlo», puntualizó, para después explicar porque la Unión Europea es esencial para España en tres puntos:

PUBLICIDAD

«Primero, es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. Segundo, juntos somos más fuertes. Ni el país más rico y más poblado puede hacer en el mundo por sí solo. Y tercero, la Unión Europea es una unidad de derecho. Los tribunales nacionales, junto con el TJUE, garantizan el respeto del derecho en la Unión y la tutela judicial efectiva», concluyó.

Rosario Silva Lapuerta, vicepresidenta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), recibiendo el galardón del presidente en funciones del CGPJ y del Supremo, Carlos lesmes; junto a ellos, Marlén Estévez, presidenta de «Women in a Legal World». Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

María Emilia Casas, la primera presidenta del Tribunal Constitucional de su historia (fue nombrada magistrada del tribunal de máximas garantías el 1998 y en 2004 asumió la Presidencia), recibió el galardón a una trayectoria, de manos de Marlén Estévez, presidenta de Women in a Legal World.

«Recibir el premio de honor en fase inaugural es lo más», manifestó Casas.

La galardonada hizo una condena expresa de la violencia sucedida en Cataluña.

«Quiero condenar todo tipo de violencia, como la de ahora de Cataluña», declaró. «Y la violencia contra las mujeres», añadió, arrancando del nutrido público sonoros aplausos.

Casas validó, durante su Presidencia del Constitucional, la Ley Integral contra la violencia de género.

María Emilia Casas, la primera mujer que ocupó la Presidencia del Tribunal Constitucional, junto a Marlén Estévez, presidenta de «Women in a Legal World». Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

 

 

 

 

por Carlos Berbell.

Carlos Berbell es director de Confilegal. Periodista, consultor internacional en comunicación y escritor, está especializado en el campo de la justicia, la investigación criminal y la comunicación institucional.