PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los asesores fiscales rechazan adherirse al Código de Buenas Prácticas Tributarias de la AEAT

De izquierda a derecha, Josep Lluís Colom, consejero de Hacienda y Función Pública del Consell de Mallorca, Jesús Gascón Director General de la Agencia Estatal de Administración Tributaria y José Ignacio Alemany, presidente de AEDAF. Foto: Aitor Imedio, Storm Productions.
|

La Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) rechazó ayer adherirse al Código de Buenas Prácticas Tributarias de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

Por mayoría, los 300 miembros de AEDAF, en el marco de la Asamblea de su XXXIII Congreso, que se clausuró ayer en Palma de Mallorca, votaron en contra en los términos y condiciones en los que está escrito.

PUBLICIDAD

“Lo que se ha decidido es no adherirnos al código tal y como está redactado, sin perjuicio de nuestra participación en una nueva redacción que permita una relación cooperativa más equilibrada con la Administración», declaró después José Ignacio Alemany, presidente de AEDAF.

PUBLICIDAD

Por la mañana, Abelardo Delgado, abogado y miembro de AEDAF, habló sobre la influencia de la digitalización a los operadores tributarios.

Delgado puso de manifiesto la necesidad de modificación y actualización de la normativa tributaria ante los nuevos procedimientos digitalizados y ante la relación cooperativa que viene. La prescripción, los criterios interpretativos (principio de confianza legítima), el manejo de los datos del contribuyente versus legislación de protección de datos, son  cuestiones que deberán regularse.

PUBLICIDAD

Después le siguió una mesa compuesta por Jesús Gascón, director general de la AEAT, y Josep Lluís Colom, consejero de Hacienda y Función Pública del Consell de Mallorca.

Gascón defendió las inspecciones fiscales como “método no sólo para detectar el fraude, sino para cambiar el comportamiento del contribuyente que defrauda a futuro y conseguir el cumplimiento voluntario.”

Y Josep Lluís Colom destacó el papel fundamental de los profesionales tributarios en un contexto cada vez más complejo, y ha mencionado la “necesidad ver la fiscalidad como un instrumento de reparto de la riqueza razonable y sostenible en términos de justicia social”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD