PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Una abogada transgénero canadiense alega discriminación porque un ginecólogo rechazó tratarla al tener genitales masculinos

La abogada y activista Jessica Yaniv. Foto: Twitter.|sasfdasdfas
|

Jessica Yaniv, que se hace llamar la “Abogada LGBTQIA+”, considera que no se han estado respetando sus derechos como mujer transgénero.

Desde su posición como abogada y activista, la canadiense ha intentado emprender acciones legales de unos meses hasta ahora, ya que asegura que no es la primera vez que sufre un episodio similar.

Recientemente, Yaniv demandó a la estética “Bikini Wax access” por no querer depilarla por tener genitales masculinos.

Yaniv, es muy conocida en el mundo LGTBQIA+ por luchar por los derechos de las mujeres «trans».

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Nació biológicamente como hombre –Jonathan– pero con los años se sintió identificada con género femenino y debido a su profesión lucha para que ella y las mujeres como ella tengan los mismos derechos que las mujeres de procedencia biológica.

En el caso actual, el problema es otro, y va dirigido a los profesionales del sector sanitario, en concreto, a los ginecólogos, ya que uno de ellos se negó a atenderla porque “no atendían a pacientes transgénicos”.

Yanin publicó la situación en Twitter y comentó estar “conmocionada, confundida y dolida”.

PUBLICIDAD

«Así que un consultorio ginecológico al que me refirieron literalmente me dijo hoy que `no atendemos a pacientes transgéneros'», escribió.

«Y yo, siendo yo, estoy conmocionada… y confundida… y herida.

«¿Se les permite hacer eso, legalmente? No va en contra de las prácticas universitarias».

PUBLICIDAD

La abogada se cuestionó, así, si el rechazo era legal y si estaba permitido.

PUBLICIDAD

También añadió después que el cuerpo médico, incluidos los ginecólogos, forman parte de un equipo que debería relacionarse tanto con pacientes no binarios y transgéneros.

La situación no tardó en difundirse en las redes sociales a toda velocidad.

Las críticas –mofas incluidas– se multiplicaron y Yaniv suprimió los tuits.

«La activista transgénero Jessica Yaniv «conmocionada» de que los ginecólogos no traten a los hombres», reza una de las muchas  publicaciones canadienses que se hicieron eco de lo sucedido.

La abogada «trans» también fue protagonista el pasado verano de otro caso que llenó titulares de periódico, abrió informativos de radio y televisión y un debate intenso en redes cuando el tribunal de derechos humanos de la  Columbia Británica (oeste de Canadá) tuvo que resolver una demanda contra varias esteticistas que se habían negado a hacerle un depilado brasileño de sus genitales.

PUBLICIDAD

En 2018 había presentado quejas contra 13 salones de depilación y trabajadoras autónomas.

De acuerdo con la activista, los profesionales se negaron a darle una cita al saber que era transgénero, lo que consideró una discriminación.

El tribunal falló a favor de las esteticistas, señalando que no estaban entrenadas para depilar los genitales masculinos y no consintieron en hacerlo.

La sentencia relató que Yaniv presentó quejas por «propósitos inapropiados», estaba motivada por animosidad racial, empleó el engaño y buscó castigar a los esteticistas por su «fanatismo».

Finalmente se le castigó con pagar 2.000 dólares canadienses a cada una de las tres esteticistas.