PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las mujeres juristas escalan posiciones en la abogacía, según el ranking de Best Lawyers

|

La publicación del directorio Best Lawyers en su edición del 2020 refleja el crecimiento de las mujeres abogadas en sus rankings.

En este último ranking general, de un total de 3.709 abogados, 1127 son mujeres, el 30,3 por ciento. La mayor parte socias de sus despachos, ubicados en todas las jurisdicciones.

En cuanto al segundo ranking, más selectivo, el de “Best Lawyers of the Year 2020”, formado por 163, 25 son mujeres, el 15,3 por ciento.

Aún queda camino para la paridad.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

De las 26 seleccionadas esta última categoría, “Best Lawyers of the Year 2020”, una de ellas, Elvira Fernández Lozano, doctora en derecho, de Pareja & Associats, Advocats, de Barcelona, destaca con dos especialidades: Administrative Law y Planning.

Garrigues, por su parte, cuenta con 4 abogadas elegidas, Beatriz del Peso en la categoría de uso del suelo y zonificación; Carla Frangoni de Bilbao en Corporate and M&A Law; Inés Abad de Murcia en Litigación; y Marta González también de Murcia en Reestructuraciones e insolvencias.

Por su parte, Cuatrecasas ha situado otras cuatro letradas a Ana María Gamazo de Barcelona en Finanzas Estructuradas; en Fiscal a Begoña Segovia de Bilbao; Isabel Gandoy, de la oficina de Barcelona en Venture Capital y en Construcción, a Silvia Alcoverro, de Madrid.

En el caso de Uría Menéndez, Best Lawyers cita a Elizabeth Torrecillas de Valencia y a Victoria Villanueva del área laboral también en Valencia.

PUBLICIDAD

Junto a ellas, Blanca Lozano, letrada de Gómez-Acebo & Pombo en Madrid del área medioambiental e Isabel Rodríguez, abogada de King & Wood Malleson del área de inversiones de su oficina de Madrid.

También aparecen en esta categoría, Guadalupe Sampedro del área de Privacidad y Protección de Datos de Bird & Bird en Madrid y Raquel Ballesteros especializada en Biotecnología y Ciencias de esta firma internacional en Madrid.

Por parte de Baker Mckenzie, mencionar en Derecho Farmacéutico a Montserrat Llopart, socia experta en derecho farmacéutico, ubicada en Barcelona y también de esta ciudad a Valeria Enrich del área de Comercio.

PUBLICIDAD

En otras especialidades aparecen en Derecho Civil África Escudero con despacho propio en Murcia y María Ayuso de Ayuso Legal en Valencia; en Derecho de Familia, María Amorós, titular del bufete Amorós en Valencia.

María José Rovira, abogada de Ceca Magán en Derecho de Aguas, María Olleros de Andersen Tax & Legal en Venture Capital.

PUBLICIDAD

Este listado se completa con Mariola Ruiz, abogada de Trade Law del despacho Cremades & Calvo-Sotelo; Montserrrat Trapé, abogada de Pricing de KPMG en Barcelona y Mercedes Nieto de la oficina de Marbella de Ruiz Ballesteros Abogados y Asesores en Corporate and M&A Law.

HAY QUE SEGUIR PROGRESANDO 

Respecto a estos resultados, Maria Eugènia Gay, socia de Gay-Rosell & Solano y decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona, señala que “es un espejo de la situación”.

“Solo el 16% de abogadas son socias de los bufetes en los que trabajan a pesar de que las mujeres ejercientes colegiadas en el Colegio de la Abogacía de Barcelona son ya el 52%”, apunta.

PUBLICIDAD

Desde su punto de vista “es una situación que se debe revertir puesto que hay que poner en valor el talento femenino, ya que en muchas ocasiones los despachos cuentan con más mujeres que hombres en su plantilla”.

“Pero ellas, a diferencia de los hombres, tienen que “romper el techo de cristal” para obtener puestos de responsabilidad y ser reconocidas profesionalmente”.

Para equilibrar la situación y que haya algo más de equilibrio entre los abogados varones y mujeres señala que “hay que empoderar a la mujer y poner en valor el talento femenino si queremos equilibrar la situación de la mujer en nuestra sociedad tanto a nivel profesional como personal”.

También aclara que “desde el Colegio de la Abogacía de Barcelona hemos elaborado un Plan de Igualad y una ‘Guía de Normativa Básica para el cumplimiento de la legislación de igualdad’”.

“Una medida para ayudar a los despachos de abogados y abogadas a impulsar planes de igualdad con la finalidad de mejorar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, así como aplicar medidas para prevenir el acoso laboral, por citar algunos ejemplos”.

Gay es “Best Lawyer”en Derecho Civil en esta edición del 2020. Reconoce que   es un honor ser seleccionada por un directorio como Best Lawyers.

“De un total de 154.583 abogados y abogadas ejercientes en España se han seleccionado 3.709 candidaturas de todas las especialidades”, indica.

Esta jurista destaca que “es un gran reconocimiento profesional puesto que son los compañeros y compañeras de profesión los que votan a las candidaturas que consideran meritorias para recibir esta nominación que se otorga anualmente y que evalúa el ejercicio de la práctica de la abogacía según la calidad de los servicios legales prestados y las aptitudes de los profesionales”.

En cuanto a las aportaciones que las mujeres pueden hacer en los despachos señala que “nosotras tenemos una formación académica que nos avala, pero es cierto que tenemos uno manera diferente de trabajar respecto a los hombres”.

“Somos más dialogantes, reflexivas y flexibles, nos gusta compartir el conocimiento y trabajar en equipo para que fluya el talento que cada persona posee”.

A su juicio “es fundamental que los despachos cuenten con hombres y mujeres en sus equipos y especialmente en las cúpulas de dirección, porque esta diversidad contribuye a una mayor resolución de los problemas, más efectividad y adaptación al cambio, lo que repercute en mayor beneficio para la empresa, en definitiva”.

De estas 1127 mujeres de un total de 3.709 juristas pueden mencionarse en Barcelona a Nieves Briz, socia de Dentons en Corporate; Isabel Carulla socia de Clifford Chance en propiedad intelectual; Helena Monzón, socia de Fieldfisher Jausas en Laboral al igual que Aurora Sanz por Grant Thornton o Marta Gispert socia de Litigación de Cuatrecasas, al igual que Mercedes Caral de Fieldfisher Jausas.

En Madrid algunas de las mejores abogadas en derecho administrativo son Rosa Vidal, socia directora de Broseta; Soraya Sáenz de Santamaria, exvicepresidenta del Gobierno, ahora en Cuatrecasas, Elena Veleiro de Pérez-Llorca y Paloma Bru, de Pinsent Masons.

Respecto al Derecho del entrenamiento aparecen, entre otras seleccionadas Mabel Klimt, socia de Elzaburu; Almudena Arpon de Mendíbil de Gomez-Acebo & Pombo; Teresa Paz-Ares de Uría Menéndez y Ainhoa Vega de Araoz & Rueda.

Por su parte en la jurisdicción de Corporate y M&A están presentes Isabel Dutilh de Argali Abogados, María José Menéndez de Ashusrt; Elena Aguilar de Baker Mckenzie o Ana González-Linares de Latham & Watkins.

En Litigación destacan Sonia Gumpert, socia directora de Monereo Meyer junto a Mercedes Fernández, socia directora de Jones Day en España; Carolina Revenga de Hogan Lovells, Guillermina Ester de Pérez Llorca y Bárbara Royo de Urraza, Mendieta & Asociados, entre otras seleccionadas.

¿QUÉ APORTA ESTAR EN UN DIRECTORIO DE ESTE TIPO?

Para una experta en directorios como Susana Claudio, directora de The Band One, consultora en marketing jurídico “los directorios como Best Lawyers empiezan a reconocer el trabajo de las mujeres abogadas y potenciando su papel dentro de ellos”.

Es un tema que se está valorando más y los mismos directorios están liderando iniciativas en el terreno de la diversidad.

A su juicio los rankings “son un reflejo de la situación actual del sector legal en este aspecto, pero ahora mismo la profesión está viviendo un proceso de cambio muy significativo no sólo en España sino a nivel mundial”.

En su opinión “los directorios tienen un papel importante y me consta que están trabajando en nuevas iniciativas que reflejen este nuevo contexto”.

“Ahora mismo, estas publicaciones internacionales no están reflejando toda la información que los abogados internos de empresas necesitan a la hora de contratar a un despacho”.

También destaca que “en los últimos años ha habido una evolución en los rankings por parte de algunos directorios internacionales”.

“Ya no sólo se están mirando los logros y la base de clientes sino que también están trabajando en incluir  aspectos de diversidad e inclusión en los rankings para que clientes y miembros del comité directivo puedan ver cómo los despachos están mejorando en estos aspectos”.

Sobre lo que aportan estos directorios, Claudio señala que “te hace diferenciarte de la competencia, es una herramienta que utilizan directores de asesoría jurídica para seleccionar un despacho de abogados o defender esa elección que hacen”.

“A nivel de marca personal es un factor reputacional en el sector estar en un directorio de este tipo. Pueden aparecer estos datos en las propuestas que se presentan a los clientes”.