PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En busca del heredero perdido: Abogados expertos en genealogía sucesoria

En España hay más de tres millones de herencias que no tienen herederos.
|

Cada año el Estado ingresa en la Hacienda Pública 50 millones de euros, aproximadamente. ¿De dónde? De herencias que no encuentran heredero alguno.

Buscar y encontrar herederos es una de las principales labores que realizan los abogados expertos en genealogía sucesoria.

Sorpresa e incredulidad son las principales reacciones de estos sucesores, hasta ese momento no localizados, cuando reciben la noticia de que son propietarios de unos bienes que desconocían.

Sin embargo, todo este trabajo de investigación, hasta dar con el heredero, responde a más necesidades.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Uno de los principales problemas de las comunidades de propietarios son las viviendas vacías.

Se calcula, que en España existen más de tres millones de estos casos.

Una de las causas recurrentes de esto es debido al fallecimiento de su dueño, que no dejó testamento ni herederos localizados.

Deudas que se acumulan o problemas de insalubridad son algunas de las situaciones que pueden darse por estas viviendas abandonadas.

PUBLICIDAD

Los vecinos de la comunidad transmiten sus quejas a los administradores de fincas, que son los verdaderos clientes de estos despachos de abogados genealogistas.

Ellos son los que tratan de buscar soluciones a estas viviendas vacías, que, en realidad, son herencias sin dueño, por lo que se vuelve necesario localizar algún heredero que se haga cargo de estas propiedades.

Estos abogados investigadores, casi detectives, han sido apodados durante años como “cazadores de herencias”.

PUBLICIDAD

Alicia Delicado, directora del Departamento de Investigación de Grupo Hereda, empresa pionera en la genealogía sucesoria, explica lo erróneo de esa calificación para referirse a su trabajo: “Nosotros no buscamos fortunas, sino que ante una serie de problemas que pueden surgir en una comunidad, buscamos soluciones. Investigamos, y si posteriormente descubrimos que el propietario ha fallecido, y además tenía otros inmuebles o dinero en el banco y no tiene herederos conocidos, somos los que nos encargamos de buscar a su legítimo sucesor”.

Ramón Legazpi es un administrador de fincas que lleva 30 años en el oficio.

PUBLICIDAD

Aparte de confesar que las “humedades” son las principales quejas que le transmiten los vecinos, Legazpi reconoce que una vivienda vacía conlleva una serie de deudas que “alguien tiene que pagar”, además de otro tipo de situaciones más comprometidas: “Una vez se metió un ‘okupa’. Es verdad que pagó el piso, incluso deudas atrasadas, pero desde que Pedro (CEO y fundador de Grupo Hereda) me contó lo que hacían se lo encargo todo a él, hasta casos de mis propios conocidos”, explicó el administrador de fincas.

Estas empresas especializadas en herencias no reclamadas ayudan a las comunidades a evitar procedimientos judiciales largos y costosos, ya que pueden encontrar a los herederos en un plazo de tres a nueve meses, frente a cinco años de media de un procedimiento judicial.

PUBLICIDAD