PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Colegio de Abogados de Madrid rescinde el contrato con la empresa de Alfonso Merlos

CON EFECTOS DE 15 DE SEPTIEMBRE Sobre estas líneas, Alfonso Merlos, en una foto tomada el 25 de octubre de 2014, cuando presentó la candidatura del actual decano, José María Alonso. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

La Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) ha decidido rescindir el contrato con la mercantil Trocadero Comunicación, S.L., de la que es principal propietario Alfonso Merlos, director de comunicación de la organización colegial.

Dicha rescisión tendrá efectos con fecha 15 de septiembre próximo. El contrato no contiene ninguna cláusula punitiva por su anulación. 

Según ha podido saber Confilegal, la ruptura de relaciones comerciales con dicha empresa, con la que el ICAM había cerrado el contrato a propuesta de Merlos –que optó por este tipo de relación en vez de un contrato laboral–, se ha producido por la incompatibilidad de sus actividades privadas como contertulio habitual en cadenas de televisión privadas y autonómicas con su puesto como director de Comunicación del ICAM. 

Merlos llevó la comunicación de la campaña electoral que condujo a la victoria a la candidatura que lideraba Alonso en diciembre de 2017. Fue contratado en la primavera de 2018 para ejercer esta responsabilidad, que compaginó con sus colaboraciones en televisiones.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Aunque mantuvo un perfil bajo en sus actividades en el ICAM, su relación con dos señoras le puso en el foco público mediático en medio del confinamiento por la pandemia.

El Colegio, en un principio, lo apoyó, al considerar que era una cuestión privada.

Sin embargo, las relaciones con el Colegio se torcieron definitivamente cuando apareció en varias revistas del corazón con su joven pareja, en especial en “¡Hola!”, en lo que pareció ser un posado falso robado.

PUBLICIDAD

Aparición que se repitió en otras semanas, transformándose en un personaje del corazón.

El hecho que fue muy criticado entre buena parte de los colegiados, a los que el conocimiento del contrato con Trocadero Comunicación, S.L. –181.000 euros, impuestos incluidos–, les pareció un escándalo, máxime cuando una gran parte de los 44.000 abogados ejercientes habían dejado de tener ingresos durante los tres meses y medio de pandemia. l

Este diario publicó el 20 de mayo pasado que se iba a producir este desenlace, decidido en la Junta de Gobierno telemática del 19 de mayo pasado. Una información que se adelantó a la propia comunicación a Merlos, por lo que internamente se decidió dejar pasar un tiempo; han sido dos meses.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD