PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Pérez-Llorca firmó préstamos por 5 millones de euros para ampliar oficinas en la Torre Cepsa

En la Torre Cepsa, la que está en primer término, de rojo, tiene su sede también el despacho Pérez-Llorca.
| | Actualizado: 06/09/2020 21:39

La crisis sanitaria ha abierto un debate en el sector legal sobre la necesidad de mantener costosas sedes como espacio de trabajo. La opción del teletrabajo lleva a muchas firmas de abogados a replantearse arrendamientos de oficinas más pequeñas para optimizar recursos y ahorrar costes fijos. En España, esta tendencia de momento parece estar más consolidada entre las boutiques que en los grandes despachos.

Entre los planes de Pérez-Llorca no figura realizar un movimiento así en Madrid. Al menos en el medio plazo, ya que el contrato de alquiler que firmó con Amancio Ortega para ocupar plantas en la Torre Cepsa, propiedad del fundador de Inditex –y diseñada por el arquitecto británico Norman Foster–, vence en septiembre de 2026.

Teniendo en cuenta esta duración máxima, que se alargó tras su decisión de arrendar tres nuevas plantas a finales de 2019, el despacho especificaba en su informe de gestión de 2018 que existía la posibilidad de desistir con antelación a la fecha del final del contrato el 31 de diciembre de 2021 o de 2024.

A este compromiso temporal cabe sumar las obligaciones contraídas por parte de la firma con varias entidades bancarias para financiar las sucesivas obras de remodelación de sus nuevas oficinas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Según consta en las últimas cuentas anuales, en enero de este año formalizó seis préstamos a largo plazo con CaixaBank, Kutxabank, Banco Sabadell, Bankinter, Santander y Deutsche Bank. El crédito ascendía a un total de 5 millones de euros con vencimiento en 2027 y un tipo de interés fijo del 1,25% en el caso de las tres primeras entidades y variable para las otras.

A finales de 2018 el despacho trasladó a parte de su equipo de profesionales al complejo empresarial de las Cuatro Torres de Madrid tras quedarse sin espacio en su sede corporativa, ubicada en el Paseo de la Castellana 50. Empezó moviendo allí a los miembros de Corporate, que engloba las prácticas de Inmobiliario y parte de M&A, y después se unieron otras áreas y el departamento de informática.

En ese momento Pérez-Llorca ya solicitó tres créditos adicionales a Abanca, CaixaBank y Kutxabank para acondicionar las nuevas oficinas. En este caso el importe era de más de un millón de euros y vencían en 2025.

Desde el despacho han declinado hacer comentarios respecto a este tema y a posibles reorganizaciones de espacio a raíz de la pandemía. No obstante, en sus estados contables indica que «no es posible descartar que se produzca una caída de la actividad prevista del grupo en sus ventas correspondientes a los primeros meses del año 2020, ni evaluar si dicha situación se mantendría y en qué medida en el futuro». En este sentido, la expansión del Covid-19 pilló a la firma en un gran momento, que venía de aumentar un 22,7% su facturación en 2019, hasta los 63,9 millones de euros.

PUBLICIDAD