PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La firma electrónica avanzada pasa con éxito dos controles: la legitimación ante notario y la verificación por el Registro Mercantil

La 'Legaltech' Afiens afirma que esto evita desplazamientos innecesarios y agiliza la realización de trámites relacionados con el derecho societarioFue legitimada por el notario sin comparecencia presencial de los firmantes de la certificación societaria.
|

La firma electrónica avanzada ha pasado con éxito dos controles: la legitimación ante el notario y la verificación por el Registro Mercantil quien, tras darla por válida, ha procedido a inscribir el documento.

La relevancia de este hecho, explica Afiens, reside en que “supone un avance en el reconocimiento de la validez de una firma electrónica avanzada y de los documentos firmados con ella y a su vez, se facilitan los trámites ante el notario y el registrador”.

La firma, especializada en servicios de outsorcing legal y liderada por Lorena Salamanca, presentó ante el notario un documento con la finalidad de elevar a público un acuerdo societario rubricado con la firma electrónica avanzada que facilita su actual proveedor de firma electrónica, la ‘LegalTech’ Docusign.

Según explica Afiens, la firma incluida en este documento fue legitimada por el notario sin comparecencia presencial de los firmantes de la certificación societaria, ya que mediante cotejo con otra firma que conste en el protocolo o libro registro a cargo del notario o incluso, con otra firma original legitimada por el mismo notario en algún momento anterior, es suficiente, siempre a juicio del notario, para verificar su autenticidad.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

De este modo, el notario autorizó la escritura pública poniendo de manifiesto dicha situación y el Registro Mercantil, por su parte, lo dio por válido e inscribió el acuerdo correctamente.

La llevanza de las secretarías de sociedades, asegura esta ‘Legaltech’, “exige a sus responsables la realización de multitud de trámites administrativos y la gestión de numerosos documentos, que podría facilitarse enormemente si fuera integralmente digitalizada”.

“Un camino cuya primera piedra ya se ha puesto, pero que España necesita recorrer con rapidez para permanecer en la liga de las economías ágiles y digitales que lideran el mundo”, afirma.

PUBLICIDAD