PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Calma tensa en el fútbol europeo: Los clubes de la Superliga y la UEFA, obligados a entenderse para la supervivencia del deporte
Varios expertos analizan para Confilegal la polémica surgida a raíz del proyecto de la Superliga.

Calma tensa en el fútbol europeo: Los clubes de la Superliga y la UEFA, obligados a entenderse para la supervivencia del deporte

|
24/4/2021 06:48
|
Actualizado: 23/4/2021 20:09
|

«La Superliga, tal y como la han presentado, sería el final de la Liga española. Unos 1.000 millones de euros menos por temporada. La sanción reputacional ya la tiene», explicaba este jueves Javier Tebas, presidente de la Liga en rueda de prensa.

También adelantaba que “en LaLiga no vamos a aplicar medidas sancionadoras. Antes que mirar las sanciones, tenemos que pensar en medidas protectoras de cara al futuro para que cosas como esta no vuelvan a suceder”.

Una calma tensa ha llegado al mundo del fútbol, tras varios días en los que ambas partes, UEFA, FIFA y Ligas nacionales, de un lado y los clubes integrantes de la Superliga, de otro, están estudiando, cuál partida de ajedrez, el próximo movimiento a realizar en este escenario global.

En este contexto, Confilegal ha pedido a expertos como Juan de Dios Crespo, abogado experto en derecho deportivo desde 1985 y socio del bufete Ruiz Huerta & Crespo; Toni Roca, socio director de la firma Himnus, y Rafael Alonso, socio responsable del Bufete Alonso Martínez, analizan la cuestión.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

No puede haber sanciones

Juan de Dios Crespo cree que hemos vuelto a la normalidad previa a este conflicto que estalló esta semana. Reconoce que la situación deportiva y jurídica es la misma. “No hay ninguna diferencia porque sanciones no se pueden tomar. Por este susto no se puede sancionar. Realmente ni la UEFA ni las federaciones pueden sancionar”.

Sobre la Superliga señala que “el proyecto ha fracasado, los aficionados compran los derechos televisivos de los medios, igualmente compramos el ‘merchandising’, así como las entradas para ver el partido. Por eso, la actitud de los aficionados ingleses ha sido clave en este asunto”.

Este jurista subraya que “cuanto estos aficionados van contra esto, es la primera piedra en el tejado. Y en seguida, políticos como Boris Jonhson ven la oportunidad política del asunto y habla de amenazas a los clubes británicos disidentes. Hay que recordar que todos los dueños de estos clubes son extranjeros”.

A partir de ese momento, “el proyecto de Superliga se desmorona y los demás, salvo dos que quedan, se van fuera. Al mismo tiempo hemos sabido que JP Morgan, financiador del proyecto, reconocía su equivocación en un mercado que no conocían, como es el deportivo. Hay que saber donde se mete uno”.

PUBLICIDAD
Juan de Dios Crespo

Juan de Dios Crespo, abogado experto en derecho deportivo y socio del bufete Ruiz Huerta & Crespo.

Respecto al proyecto de Euroliga, este experto en derecho deportivo indica que “este proyecto no está prohibido. No es algo ilegal. Lo que no se puede hacer es ser cura y novia en la boda. No se puede pedir como se decía en el auto de medidas cautelares del juzgado de Madrid que el proyecto fuera autorizado por UEFA o FIFA o alternativamente hacerlo si un juez nos lo dice quedándonos en las competiciones nacionales”.

Este jurista recuerda que “estos planteamientos se contradicen, si se es miembro de la UEFA y de la Federación de Fútbol, tiene que respetar los estatutos de sus organismos nacionales e internacionales, si no lo respeta está fuera. Y esto es lo que ha asustado a jugadores que al parecer no podrían jugar las competiciones internacionales”.

PUBLICIDAD

Para este abogado, “el proyecto se ha comunicado mal. Es posible que lo más ideal hubiera sido un evento de más nivel con la presencia del resto de los presidentes fundadores de la Superliga. Creo que tenían que haber esperado a tener todos los temas atados porque el proyecto genera dudas”.

Entre esos problemas, está que “dicha competición tiene un carácter casi cerrado. Los cinco invitados podrían quedar en los cinco primeros puestos. Entonces habría que ver si siguen los quince que lo conforman o como se solucionaría este problema”.

PUBLICIDAD

“No se ha explicado bien el proyecto. Tampoco sabemos si esos cinco invitados serán los mismos siempre”.

En su opinión, “ahora se abre un periodo de negociación entre las partes. Eso sería lo normal tras el enfrentamiento. Cuestiones como el ‘fair play’ financiero económico y los controles a los clubes y una posible ampliación del dinero que la UEFA ofrece a los participantes de la Champions son algunos de los temas a abordar”.

Juan de Dios Crespo recuerda que “los clubes deben hacer un ejercicio de autocrítica y analizar porque realmente pierden dinero. Ahí UEFA podría ser más dura en este tipo de temas. Otra cuestión que se podría estudiar implantar son los topes salariales en el fútbol, ya lo hacen los clubes cuando hacen sus presupuestos”.

PUBLICIDAD

Un proyecto que debe reenfocarse

Toni Roca cree que escuchando a presidentes de clubes como Florentino Pérez del Real Madrid, Andrea Agnelli de la Juventus o Joan Laporta del Barcelona “estamos en una situación de compás, de espera activa. El proyecto de la Superliga tal y como se concibió está muerto. No tiene recorrido por la oposición de todos los operadores implicados”.

Desde su punto de vista, “el proyecto en su concepción como lo conocemos no va a salir, pero no me aventuraría a darla por muerta. Ellos siguen pensando que el proyecto es viable y que es inevitable”.

Este experto considera que ahora «se abre un periodo de reflexión donde los clubes de la Superliga tendrán que ver hacia donde quieren ir. Me cuesta creer que un proyecto que se ha trabajado en los últimos tres años con raíces de mucho más atrás, no es un proyecto nuevo. Es una aspiración en los últimos veinte años”, advierte.

Para este jurista, “el fracaso ha sido evidente. Ha fallado el fondo, el hecho de plantear una liga cerrada o semi cerrada que elimina el mérito deportivo ha sido erróneo. Deberían haber seguido un formato similar al de la Champions actual”.

Junto con ello cree que “el principal problema ha sido el de comunicación. No se ha sabido comunicar el proyecto. Un error que Florentino Perez presentase el proyecto en solitario. Si creas la Liga mas importante del mundo tienes que hacer un evento de primer nivel con la presencia de todos los presidentes implicados. La puesta en escena debería haber sido otra”.

A su juicio, “se le ha dado una ventaja competitiva a la UEFA y FIFA en el relato. La Superliga salta el comunicado el domingo por la noche, pero hsta el día después no habla el presidente de dicha Superliga ante las opiniones de UEFA, FIFA y La Liga. Creo que todo tendría que haber sido más próximo. Y poner de manifiesto las ventajas del proyecto”.

Y ese relato, según Roca, lo han ganado UEFA, FIFA y las federaciones donde se habla de que “son los ricos egoístas los que quieren matar el fútbol. Perdieron la ventaja del relato. La tendrían que haber gestionado mejor. El primer paso del fracaso es como se comunicó”.

Toni Roca, socio director del despacho Himnus.

Toni Roca, socio director del despacho Himnus.

Respecto a la reacción de la Liga y las declaraciones de Javier Tebas, que señalaba pérdidas de 1.000 millones de euros por temporada como impacto de la Superliga, afirma que “es evidente que generaba un perjuicio. Que no hubiera acceso a la Champions hacía que las ligas nacionales perdían interés”.

Este jurista cree que “la Superliga debería tener un formato parecido a la Champions donde se clasificase los cuatro mejores del país, con algunas modificaciones en el formato. Ahí no tendrían la negativa de clubes y aficionados. Solo hubiera cambiado quien tiene el poder”.

Desde su punto de vista, “no tiene sentido que UEFA organice una competición de este tipo donde no asume ningún riesgo. Creo que quien debería tomar el poder es la ECA (Asociación Europea de Clubes) a la hora de montar una competición de este tipo. Creo que habrá cambios importantes en la Champios a corto y medio plazo, previsiblemente. Se habla de cambios en el ‘fair play’ financiero y más protagonismo de los clubes”.

Roca considera que entidades como UEFA y FIFA mantendrán el ‘fair play’ deportivo y evitarán dar órdenes a los árbitros contra el Real Madrid en su eliminatoria de Champions contra el Chelsea. “Es posible que incluyan en su normativa o reglamentos alguna medida para evitar este tipo de competiciones”.

«Una posible sanción de la UEFA a estos clubes iría por la apertura de un expediente disciplinario, que luego es recurrible al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Realmente no hay base legal para la sanción porque no se ha hecho nada, solo el anuncio de un proyecto», aclara este jurista. “No creo que se adopten medidas a corto plazo”, advierte.

Se rompió la unidad entre los doce fundadores

Por Rafael Alonso, socio director del Bufete Alonso Martinez, destaca que “ahora mismo el proyecto está desmantelado y aplazado. No creo que se insiste en poner en marcha en un tiempo corto. El propio comunicado de su puesta en marcha no daba fechas concretas. Es posible que no se abandone y se haga otra intentona de crear una Superliga de clubes de futbol”.

Este experto señala que el fracaso del proyecto viene dado porque “se ha roto la unidad entre los doce clubes fundadores. Habían llegado a crear una sociedad limitada, según el auto de medidas cautelares dictadas por un juzgado de lo mercantil de Madrid hace unos días”.

“En el caso de los clubes ingleses, no sabemos realmente porqué se han echado atrás y si realmente lo que han dicho es la realidad. También es evidente las presiones políticas de Boris Johnson habrán tenido un peso mayor o menor. Dicen los clubes que tomaron la decisión al escuchar a los aficionados. Su cultura de fútbol es diferente a la nuestra”.

Sobre el papel podría haber sanciones a los clubes disidentes, el presidente de la UEFA lo ha dejado caer, “personalmente creo que se va a forzar un diálogo entre los doce clubes de la Superliga y este organismo europeo”.

En este diálogo nuevo “es previsible que los clubes plantearán otras reivindicaciones, algunas de las cuales les sirvieron para poner en marcha este proyecto. Se trata que la UEFA lo tenga en consideración. Hay muchas cuestiones a valorar, no solo en cuestiones en termino de reparto económico sino de vigilancia de los criterios de control económico de los competidores que es posible UEFA los suavice”.

Rafael Alonso

Rafael Alonso, abogado experto en Derecho Deportivo y socio fundador del bufete Alonso Martínez en La Coruña.

Respecto a la intervención de Javier Tebas, “es evidente que la Superliga iba a generar una perdida de interés en el producto Liga Española”, afirma.

Para Alonso “incluso aunque los tres clubes fundadores españoles del proyecto continuasen compitiendo en la Liga iba a provocar dicha pérdida de interés, con lo cual los operadores de televisión pagarían menos y eso repercutiría en el resto de los clubes”.

Desde su punto de vista, «quitar como aliciente deportivo quién se clasifica para la Champions es algo que le quita mucha emoción a la competición al ser los puestos de la Superliga ya adjudicados”.

En cuanto al proyecto de Superliga este jurista cree que es viable pero con otro enfoque, “creo que se reformule en méritos deportivos y no tan cerrado como se ha planteado en el proyecto inicial podría funcionar. Debe tener una estructura mas parecida a las competiciones europeas y su carácter abierto. Así tendría menos rechazo a nivel de interesar a su entorno”.

En este contexto, “pasado un tiempo creo que UEFA y FIFA tienen que sentarse con los clubes grandes y establecer un nuevo escenario de colaboración”.

A su juicio,  el papel de la Asociación Europea de Clubes podría ser interesante como interlocutor con los organismos europeos. Debe mostrarse una unidad de intereses. Ahora se ha producido una división entre los fundadores de la Superliga y el resto de clubes europeos”.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Lo último en Áreas y sectores