PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sancionada con cinco años de suspensión de empleo y sueldo la funcionaria que permitió a su hija hacer una fiesta en un Juzgado de Paz

El Juzgado de Paz de Santurzi se encuentra en la Avenida Cristóbal Murrieta nº 42 bis, 2º terraza.
|

La Consejería de Justicia del Gobierno vasco ha sancionado a la funcionaria, que hacía funciones de secretaria judicial en el Juzgado de Paz de Santurzi, Vizcaya, con cinco años de empleo y sueldo por haber permitido que su hija celebrara una fiesta de fin de año, la Nochevieja de este año, en la sala de vistas de este órgano.

Un cotillón celebrado, además, estando el toque de queda vigente.  

La Policía Local de esa localidad, respondiendo a la llamada de un vecino que veía entrar y salir personas del reciento oficial, identificó a cinco jóvenes que, en su interior, celebraban el nuevo año.

Uno de esos jóvenes era la hija de la secretaria del Juzgado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La funcionaria acudió al local, llamada por la Policía, acompañada de otra hija, que es juez de Paz en el municipio de Zierbana, a la que sancionaron por saltarse el toque de queda; su presencia no estaba justificada.

La secretaria del Juzgado admitió que era la madre de una de las jóvenes que se encontraba en el interior de las instalaciones y que había facilitado las llaves de la dependencia a sus hijas.

Por esos hechos, el Gobierno Vasco le abrió expediente disciplinario que ha tenido este desenlace.

La falta cometida es muy grave ya que se ha servido de su condición de funcionaria para la obtención de un beneficio indebido para un tercero, en este caso su hija.

PUBLICIDAD