PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

María Emilia Adán, decana del Colegio de Registradores: «Un robot jamás podrá hacer el juicio de legalidad que hacemos de muchos documentos»

El VI Congreso Nacional de Registradores arranca este miércoles analizando la relación entre humanismo y tecnología desde distintas perspectivas. Foto: Colegio de Registradores.
| | Actualizado: 14/09/2021 19:36

María Emilia Adán, decana del Colegio de Registradores, cuenta las horas para que arranque este miércoles el VI Congreso Nacional de estos profesionales en el que la relación entre humanismo y tecnología se abordarán desde distintas perspectivas.

Se muestra convencida de que el uso de la inteligencia artificial (IA) y otras herramientas no van a suplir nunca el papel que hace el colectivo de registradores, “la experiencia dice que hemos ido evolucionando desde hace 160 años”.

Sostiene que los avances de la tecnología han permitido «humanizar la función registral acercándola al ciudadano”.

En su opinión, “vamos hacia adelante y siempre se va necesitar un registrador. Nuestros profesionales siempre hacen un juicio de legalidad de los documentos que se presentan a la inscripción”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“Hecho este examen, ve el negocio jurídico que está detrás, lo que le confiera en algunos casos efectos jurídicos frente a terceros y en otros asigna el derecho cuando hay dos personas que creen tener el mismo, y en alguno caso, como en la hipoteca o sociedad, lo constituye”.

“En el caso que fuera automatizado generaría inseguridad jurídica y habría violación de derechos. Por eso siempre será necesario un jurista que pondere los intereses en juego, cosa que los robots no pueden hacer ”, advierte.

Adán reconoce que ya “utilizamos inteligencia artificial en nuestros procesos. Vamos a seguir ahondando en ello. Gracias a la misma damos el servicio en los plazos que marca la ley. Se constituyen empresas en seis horas, se dan notas simples en 24 horas. Los plazos son competitivos”.

La importancia de las instituciones

La decana del Colegio de Registradores ha sido ponente en la Jornada de Juntas de Gobierno del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) que se ha celebrado recientemente en Bilbao.

PUBLICIDAD

Compartió mesa con Antonio Garrigues y Virgilio Zapatero para hablar del futuro de las instituciones, “en este tipo de debates acercamos a la ciudadanía lo que hacemos”.

Desde su punto de vista, “somos institucionalistas, como dice el Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS16) solo instituciones sólidas pueden llegar a permitirnos un desarrollo personal, profesional y económico de las personas. Hay que fomentarlas y crear instituciones inclusivas y que sean plurales”.

A su juicio, “la sociedad va conociendo lo que les podemos aportar desde un punto de vista profesional. Somos una institución que se recurre a ella cuando, por ejemplo alguien se ve privado de su finca por no haberla inscrito, se acuerda de la protección del Registro de la Propiedad”.

PUBLICIDAD

En este contexto, “también aparecemos en primer plano cuando alguien no constituye en el registro mercantil la sociedad y de esta forma no limita la responsabilidad de los socios, cuando se le reclama, advierte que se le olvidó hacer este tipo de gestiones a través del Registro Mercantil”.

Desde esta perspectiva, “el ciudadano conoce mejor sus derechos y busca las herramientas para defenderlos y ponerlos en marcha. Para eso tiene que conocer que herramientas pone la sociedad a su disposición y esa es parte de nuestra labor, decirles que están ahí y explicarle como utilizarlos”.

PUBLICIDAD

A lo largo de los dieciocho meses de esta pandemia del Covid-19, los registradores no pararon su actividad gracias a un protocolo de actuación aprobado por la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fé Publica.

“Antes de la pandemia teníamos muy adelantada la tramitación electrónica y estaba a disposición de los ciudadanos. Sin embargo se utilizaba poco”.

Adán recuerda que “no hemos cerrado un solo día. No solo se ha prestado asistencia telemática sino también personal. Y proporcionamos a todos aquellos que lo exigieron para poder lograr las moratorias hipotecarias una nota del servicio de índice. En muchos casos, las pedían personas con problemas económicos, eso hizo que los registradores asumiéramos el coste de su emisión”.

PUBLICIDAD
La decana Adán afirma que en el futuro van a poder prestar su «actividad en mejores condiciones y ofrecer alternativas o mejores a las necesidades de los ciudadanos”.

Recuperación económica

A lo largo de estos meses los cambios normativos han sido importantes para afrontar la situación derivada de la pandemia, “nuestro colectivo ha planteado propuestas al Ministerio de Justicia a través de la citada Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública. Así seguimos colaborando en cualquier norma que se tramite para ofrecer propuestas de mejoras”.

La decana de los Registradores recuerda que la actividad parlamentaria no ha cesado en estos meses, “creemos que aun hay mucho sobre Jurisdicción Voluntaria que desarrollar, en materia mercantil y que podemos seguir ayudando a descongestionar los juzgados donde se prevé un exceso de trabajo en los próximos meses”.

En cuanto a la enésima reforma concursal impulsada por el Gobierno, ahora en anteproyecto para transponer la Directiva de Reestructuraciones e Insolvencia, considera que “las propuestas se han dirigido para mejorar la situación del acreedor hipotecario que puede peligrar y ese es un problema para que el ciudadano medio pueda acceder a la financiación en sus proyectos empresariales».

Otra cuestión que preocupa, indica, “son cuestiones mas técnicas, entre otras cosas que pudiera haber un colapso en los procedimientos preconcursales y así lo hemos puesto de relieve por escrito”.

A este respecto, para esta jurista, también mediadora, “el papel de la mediación puede ser importante. La ley tiene que dar una vuelta a como ejercer dicha mediación concursal”.

Recuerda que “los registradores realizamos la mediación desde la conciliación registral que está en la ley de Jurisdicción Voluntaria y que permite acudir a cualquier registrador para que le ayude a encontrar una solución en cualquier tipo de materia evitando la conflictividad”.

Un Congreso marcado por la innovación

De este VI Congreso Nacional de los Registradores, que empieza empieza en Valladolid hasta el próximo viernes 17, destaca que cuenta con la asistencia de diferentes expertos y profesionales jurídicos de primer nivel.

“Supone volver a la normalidad. Queremos dar una mirada esperanzadora hacia un nuevo mundo que debe conciliar lo que vivimos con el camino hacia dónde vamos”.

En su opinión, “esta labor de integración queremos ponerla en marcha con este Congreso donde los dos pilares son Humanismo y Tecnología. Se trata de ver cómo se da solución a las necesidades vitales del ser humano. La mente humana es la única capaz de modular y dar solución satisfactoria con el apoyo de la tecnología”.

De este esfuerzo tecnológico que han hecho los registradores se han valido para “estar interconectados en Europa con otros registros y además inscribimos documentos europeos en nuestras oficinas. Nos ha ayudado a centrarnos en lo esencial y en dar un mejor servicio al ciudadano”.

En este Congreso habrá distintas mesas redondas que se unen a los actos que este colectivo profesional viene celebrado este año sobre el 160 aniversario de la Ley Hipotecaria.

“Es posible que requiere alguna adaptación a nivel tecnológico pero sus principios siguen vigente en plenitud y que han sido validados mundialmente”, apunta.

Recuerda que “la Ley Hipotecaria en su primitiva función de crédito territorial va uniendo otras relacionadas con el medioambiente, de mediación y conciliación, el registro mercantil, el registro de bienes muebles así como la propia conexión con Europa al formar parte los registradores del espacio jurídico Europeo”.

Esta jurista recuerda que “hoy los registros están interconectados. Lo está a nivel mercantil y trabajamos para que los de propiedad también estén en el futuro”.

Desde su punto de vista, esta normativa centenaria “ha sido muy apreciada tanto a nivel de gran inversores que lo acogen como fórmula de financiación. También ha sido eficaz para las clases medias y los pequeños emprendedores porque tienen acceso al crédito. Las grandes multinacionales tienen otras opciones como estamos viendo”.

En su opinión, “para que una sociedad evolucione debe dar seguridad en la adquisición en los derechos de propiedad, de lo contrario, el ciudadano se retrae”.

Sostiene que “muchas civilizaciones no han evolucionado como se pensaba porque no se ha dado al ciudadano el acceso a estos derechos de propiedad y se reservaba para una élite. La generalización de ese acceso es lo que hace una sociedad más democrática, mas madura y más justa”.

Un colectivo abierto a otras actividades

En algunas de sus comparecencias públicas, la presidenta del Colegio del Registradores ha dejado claro que la preparación de este colectivo le hace estar abierto a nuevas competencias profesionales.

“Sobre todo en materia de registro mercantil, ya hacemos el nombramiento de auditores, convocatoria de juntas o nombramientos de expertos independientes podríamos asumir otras para descongestionar los juzgados”.

A este respecto recuerda que “hemos hecho propuestas en este sentido al Ministerio de Justicia. Al mismo tiempo es importante también desarrollar la coordinación con las bases gráficas y todas las limitaciones legales del dominio. Se trata que el ciudadano tenga concentrado en un solo punto todos los elementos que configure su decisión”.

También cree que tienen algo que decir en materia de propiedad horizontal, “donde el libro del edificio que se deposite en el Registro debemos seguir avanzando hacia un libro electrónico, como electrónico deber ser el libro de actas. Hay mucho camino por hacer, como puede ver”.

Lucha contra el blanqueo de capitales

Al mismo tiempo, el colectivo de registradores tiene varios frentes para luchar contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

“El Registro de Titularidades Reales, que por el momento lo gestionamos nosotros, es un elemento clave para dicha lucha contra esta lacra. Tenemos la obligación de proporcionar al Ministerio, fiscalía, jueces, SEPBLAC, fuerzas de seguridad del estado elementos potentes para terminar contra esta práctica”.

También cuentan con un acuerdo con la Fiscalía Europea. «En este contexto el Centro Registral Antiblanqueo (CRAB) examina los indicios de blanqueo que puedan inducirse de la actividad registral”.

En cuanto al futuro de la profesión de registradores, su decana cree que “vamos a poder prestar nuestra actividad en mejores condiciones y ofrecer alternativas o mejores a las necesidades de los ciudadanos”.

“El futuro de la actividad registral no tiene nubes. No las tiene tampoco en Europa, donde los registros mercantiles ya están interconectados. Aquí lideramos el proyecto Imola para conectar los registros de la propiedad”.

Al mismo tiempo destaca que en Iberoamérica “hemos potenciado la plataforma Iberored que conecta todos los registros iberoamericanos. Hemos estado trabajando durante la pandemia compartiendo experiencias. Con la Fundación Iberoamericana Empresarial trabajamos en un estudio sobre la reestructuración de las sociedades ante la insolvencia”.

A su juicio, “mientras haya un ciudadano que tenga que ver protegidos sus derechos de propiedad, que quiera desarrollarse económicamente y necesita estabilidad y haya tráfico empresarial hará falta una institución registral que auxilie ese desarrollo”.