La juez española del TJUE, Lourdes Arastey, Premio Asnala Santander Justicia, destaca el papel de los jueces como garantes del Estado de Derecho
De izquierda a derecha, Luis Enrique de la Villa, presidente del jurado, Lourdes Arastey, juez del TJUE, Ana Gómez presidenta de Asnala, Isabel Tocino vicepresidenta del Banco Santander España, y Eugenio Ribón, diputado de la Junta de Gobierno del Colegio de la Abogacía de Madrid. Foto: Luis Javier Sánchez/Confilegal.

La juez española del TJUE, Lourdes Arastey, Premio Asnala Santander Justicia, destaca el papel de los jueces como garantes del Estado de Derecho

|
07/6/2022 02:00
|
Actualizado: 07/6/2022 02:24
|

“Con pocos medios, pero con entusiasmo, los jueces son los garantes del Estado de derecho en unos momentos que no son fáciles. En algunos países cuando interponen una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea [TJUE] llegan a ser sancionados”.

De esta forma tan contundente y clara Lourdes Arastey, juez española en el TJUE desde octubre de 2021, recordó el duro trabajo que hacen los jueces de los 27 países de la Unión Europea en el marco del acto en el que le fue entregado el Premio Asnala Santander Justicia al Mejor Laboralista en esta edición de 2022.

Asnala es la Asociación Nacional de Laboralistas.

Rodeada de la plana mayor de la Sala Social del Tribunal Supremo, de la Junta Directiva de esta Asociación y de otros profesionales del derecho del trabajo, Arastey destaco su vocación de servicio a nuestro país como juez del TJUE, una entidad que cumple setenta años en este 2022.

“Un tribunal que está pendiente de muchas cuestiones sociales de actualidad como son los movimientos migratorios y la situación de los refugiados entre otras cuestiones”, recordó.

Para esta juez, “el derecho hay que verlo desde una vertiente global y no solo desde la visión local de los estados nacionales. Es importante tener esta visión global”.

Ana Gómez, presidenta de Asnala dio la bienvenida a los asistentes recordando que este premio alcanza su mayoría de edad, con esta decimoctava edición, premiando la trayectoria de profesionales destacados del derecho del trabajo a lo largo de estos años.

Gómez puso en valor el perfil de Lourdes Arastey, que fue magistrada de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo hasta su nombramiento como juez del TJUE. «Lourdes Arastey ha dado otro paso importante formando parte ahora del TJUE. Es evidente que ha hecho historia como jurista y como defensora de la igualdad de género”.

Arastey, Marca España

Fue Isabel Tocino, vicepresidente del Santander España, quien alabó el trabajo realizado por Arastey en estos últimos años. “Una profesional de gran prestigio en el ámbito laboral y en la difusión de la mediación. Su participación en distintas asociaciones ha servido para la constitución del derecho”.

Desde su punto de vista, “Lourdes Arastey es Marca España y nos representa en el TJUE”. Afirmación que caló hondo entre los asistentes, para luego explicar la vinculación del Banco Santander con el mundo de la justicia en general y ahora “muy pendiente de los trabajos de modernización de la justicia donde queremos ser uno de los protagonistas.

El profesor del jurado de este galardón, Luis Enrique de la Villa Gil, describió los méritos de esta magistrada. Es la primera juez que llega al TJUE. Su antecesora, Rosario Silva Lapuerta, quien llegó a ser vicepresidenta del tribunal de Luxemburgo, procedía de la Abogacía del Estado.

Arastey comenzó en un juzgado de primera instancia para luego, tras cinco años, vincularse a la jurisdicción social. Fue magistrada de suplicación (equivalente al recurso de apelación en civil o penal) en la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que abandonó después, tras ser nombrada magsitrada de la Sala Social del Tribunal Supremo.

En su opinión “es una magistrada muy preparada para afrontar la responsabilidad del TJUE por su dominio del derecho europeo y comunitario, así como de los idiomas en cuestión como son el inglés y el francés, claves para desempeñar este trabajo».

De la Villa recordó la experiencia internacional de Arastey. “Ocho años en el Tribunal Administrativo de la OTAN, donde intervino en ochenta sentencias. Siendo ponente de treinta en este órgano judicial, que resolvía los conflictos entre la propia organización y su personal civil”.

También recordó que “Arastey tiene una formación extensa tanto en el derecho europeo como en el comunitario. Eso hizo que el Consejo General del Poder Judicial la nombrase en el 2006 en un grupo de expertos para la difusión del derecho comunitario”.

Otra de las facetas que destacó de esta jurista es “su vinculación al mundo de la mediación, formando parte del grupo de magistrados para el fomento de la mediación (GEMME) durante otros ocho años.  Eso le ha convertido en una de las juristas que mejor conoce la mediación a nivel internacional”.

Jesus Mercader, profesor de Derecho del Trabajo de la Universidad Carlos III; Ignacio García-Perrote, magistrado del Supremo; María Emilia Casas, presidenta emérita del Tribunal Constitucional; y Lourdes Arastey, juez del TJUE, la premiada, minutos antes de iniciarse el acto. Foto: Luis Javier Sánchez/Confilegal.

Un merecido premio

En este acto celebrado en la Escuela de Práctica Jurídica de la Universidad Complutense de Madrid, colindante con el Instituto Cardenal Cisneros y el Ministerio de Justicia, en pleno centro de Madrid, se dieron cita profesionales del mundo del derecho del trabajo, como la Sala Social del Tribunal Supremo casi en pleno con la ausencia de su presidenta María Luisa Segoviano, muy amiga de Arastey.

Junto a ellos, José Pablo Aramendi, presidente de la Sala Social de la Audiencia Nacional; Ricardo Alonso, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense; Jesús Mercader, catedrático del  Derecho del Trabajo de la Universidad Carlos III; o Antonio Pedrajas, socio director de Abdón Pedrajas Littler.

Martín Godino, socio director de Sagardoy Abogados, y presidente honorario de Asnala, señalaba a Confilegal que “estamos ante la jurista total. Muy completa como profesional”.

“Lourdes Arastey combina el conocimiento jurídico con una experiencia judicial extraordinaria, así con una visión del derecho de trabajo muy moderna. También es una jurista comprometida con los temas de mediación y de igualdad, cree que muchos conflictos se pueden resolver sin acudir a la via judicial”, resaltó.

Para María Emilia Casas, presidenta emérita del Tribunal Constitucional, “es una profesional de reconocido prestigio. Una magistrada que ha hecho una gran labor en la sala social del Tribunal Supremo. Siempre ha sido una experta en derecho de la UE. Por eso su nombramiento como magistrada del TJUE fue una decisión acertada”.

El papel de Lourdes Arastey «va a ser muy relevante en el TJUE, porque conoce muy bien la jurisprudencia en un momento de cambio de paradigma de los derechos sociales en Europa donde el TJUE va a tener que marcar la pauta en muchos asuntos claves para los ciudadanos. El premio reconoce su labor, sin duda», destacó.

Por su parte, Ricardo Bodas, magistrado de la Sala Social del Supremo y compañero de Lourdes Arastey en esa Sala, afirmaba que “es una persona a la que respeto profundamente. Tiene una gran sabiduría que se manifiesta en su capacidad de acercarse a los problemas. Ese don que tiene ha contribuido a su prestigio nacional e internacional».

En opinión de este juez “su presencia en el TJUE es muy importante. Estamos hablando de una magistrada, es importante que se incorporen mujeres al tribunal y si la memoria no me falla es la primera laboralista que se incorpora a este tribunal europeo. Eso va a dar una riqueza al tribunal en los tiempos que corren. Va a ser un activo muy importante en los próximos años”.

Este premio le fue otorgado el pasado 20 de abril en una reunión organizada por el jurado de este Premio Asnala Santander Justicia presidido por Luis Enrique de la Villa Gil.

El jurado estuvo formado por Segoviano, presidenta de  la Sala Cuarta del Tribunal Supremo; Casas, catedrática de Derecho del Trabajo y Seguridad Social y presidenta emérita del Constitucional, los magistrados de la Sala Social del Supremo, Antonio Sempere, Ignacio García-Perrote y Ángel Blasco.

Junto a ellos, Juan Antonio Sagardoy, catedrático del Derecho del Trabajo y Seguridad Social, Juan María Gorostidi, director corporativo de Relaciones laborales del Banco Santander y Godino.

El premio fue otorgado por unanimidad.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Profesionales