Confilegal
Fiscal HORRACH: “NO SOY EL DEFENSOR de la infanta Cristina”
Sin categoría

Fiscal HORRACH: “NO SOY EL DEFENSOR de la infanta Cristina”

20 mayo, 2015

“No soy el defensor de la infanta Cristina. Como fiscal represento al Estado. Si en la opinión pública se ha instalado la imagen de abogado bis, ¿qué le voy a hacer? Paciencia”. De esta forma el fiscal anticorrupción en Palma de Mallorca, Pedro Horrach, explicó su trayectoria en el caso Noos.

“Desde el minuto uno, de eso hace cuatro años, mantuve el criterio de que no existían indicios incriminatorios para sentar a estar señora en el banquillo en calidad de acusada. Criterio que después fue avalado por el juez de instrucción y por la Audiencia Provincial”, explicó a Carlos Alsina en el programa “Más de uno”, de Onda cero.

“Si no han cambiado las circunstancias y mi posición ha sido la misma, entiendo que más que abogado sigo siendo representante del Ministerio Fiscal. Hace cuatro años los abogados de la señora Borbón no existían y mi posición era la misma”,  añadió.

Horrach admitió que era verdad que el juez José Castro y la Audiencia Provincial habían desestimado la imputación contra la infanta Cristina la primera vez.

Y que fue la segunda vez, un año y medio después, cuando Manos Limpias, acusación popular en el caso, solicitó la imputación de Cristina de Borbón por los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación, falsedad documental y tráfico de influencias.

Entonces, explicó, la Audiencia Provincial rectificó su criterio “excluyendo estos delitos tan graves de la señora Cristina de Borbón” y mantuvo “la investigación respecto de un presunto delito fiscal en Aizoon”, en la que la infanta es copropietaria con su marido, Iñaki Urdangarín.  

El fiscal Horrach convino en que la infanta Cristina se sentará en banquillo de los acusados cuando se celebre el juicio, pero añadió que era posible que después de celebrarse el juicio “el criterio interpretativo [del tribunal] coincida con el mío”.

El fiscal anticorrupción admitió que más de cien veces se había planteado que podía estar equivocado. “Y he llegado cientos de veces a la misma conclusión: la imputación se basa única y exclusivamente, desde mi punto de vista, en que esta señora era esposa de Iñaki Urdangarín, y era socia coparticipe de una sociedad, Aizoon, junto a su marido, de la que no era administradora”.

“Miles y miles de profesionales en este país tienen sociedades a través de las cuales facturan sus servicios. Y que estos miles de profesionales comparten estas sociedades con sus respectivos cónyuges o parejas, verán como en ningún caso los cónyuges que no son administradores de hecho o de derecho han sido imputados, no sólo por un delito fiscal sino por una sanción administrativa”, explicó.

Horrach, en su escrito, mencionaba un ejemplo similar, el de la cantante Ana Torroja, que también tenía una sociedad. El marido formaba parte del accionariado “y ni siquiera fue acusado. Ni él ni los miles y miles de cónyuges de administradores de sociedades que sean socios o copartícipes con ellos de la sociedad”.

Sobre las dudas sobre su independencia, Horrach fue rotundo: “Las decisiones fruto del simple ejercicio profesional no venden. Mediáticamente ha vendido más la existencia de una presunta confabulación para defender a doña Cristina de Borbón. He repetido en múltiples ocasiones, y lo voy a repetir de nuevo, que no he recibido órdenes de nadie. Que me han dado absoluta libertad de criterio. Que el fiscal general en aquel momento, Eduardo Torres Dulce, y el fiscal anticorrupción, Antonio Salinas, han respetado siempre mis decisiones. Y han sido decisiones fruto de la reflexión y del análisis jurídico”.