“A los JUECES, FISCALES Y ABOGADOS NADIE LES HA ENSEÑADO A INTERROGAR”, ÁNGEL GALÁN, comisario principal

“A los JUECES, FISCALES Y ABOGADOS NADIE LES HA ENSEÑADO A INTERROGAR”, ÁNGEL GALÁN, comisario principal

|
13/9/2015 00:00
|
Actualizado: 13/9/2015 00:00
|

“Yo no conozco a jueces que sepan interrogar. A los jueces, fiscales y abogados nadie les ha enseñado a interrogar y no conocen lo que es una investigación. Este es un hecho silenciado, pero es una realidad”. Son palabras rotundas del comisario principal emérito, Ángel Galán, que inicia un nuevo curso para enseñar el “arte de la investigación”. “Un investigador es un genio individual”, afirma.

Ángel Galán ya no está dentro de la disciplina de la Policía, donde sirvió durante más de 40 años. Por eso ahora puede decir las cosas como las ve.

Sin condicionamientos desde el “alto mando”.

“Ese desconocimiento de cómo funciona la investigación, de cómo extraer a un sospechoso la información, resta mucha eficacia a jueces, fiscales y abogados. Y permite que personas que tendrían que estar en la cárcel estén en la calle”, explica Galán. “Ahora puedo decirlo con libertad. Antes, no”.

Este comisario principal está reconocido como un “buda”. Uno de los grandes –y más respetados- investigadores criminales de nuestra historia moderna.

“Pero no son sólo ellos los que adolecen de estos conocimientos. También la gente de la seguridad privada, los forenses, los periodistas… Todos ellos mejorarían su efectividad si supieran cómo funciona la investigación, si conocieran sus rudimentos, su mecánica”, añade. «Los periodistas, sobre todo».    

Galán capitaneó, entre 2002 y 2008, la Unidad Central de Delincuencia Violenta (UDEV), de la Comisaría General de Policía Judicial. Creó un núcleo de buenos investigadores, que bien podrían servir de modelo e inspiración para más de un guionista de cine y televisión.

Durante ese tiempo puso en marcha la Sección de Delitos contra las Personas, los grupos de investigación en desapariciones inquietantes y la investigación de homicidios de difícil resolución.

Luego se convirtió en el máximo responsable de la Jefatura Superior de Policía de Extremadura.

La reserva, hay que decirlo, no es para él.

Conoce el valor que tiene su experiencia y no quiere que se pierda.

“España era puntera en investigación en los años 60 y 70. Ahora ya no estamos a la cabeza. Por mucho que se diga –y yo conozco bien el paño-, ya no quedan buenos investigadores. Eso me preocupa mucho, que se pierda el conocimiento acumulado”, explica.

Por eso ha creado el Instituto de Probática e Investigación Criminal (IPIC), desde el que enseña, junto con un grupo de compañeros especializados en investigación y en policía científica, de forenses de todas las especialidades –y también de abogados, fiscales y jueces-, las bases de la investigación criminal.

“La investigación sólo puede ser enseñada por investigadores. No se puede aprender desde la teoría, a través de los libros”, afirma Galán. “Eso es un hecho incontestable corroborado desde la propia práctica. Y eso es lo que enseñamos en nuestros cursos, a investigar con profesionales que conocen bien el oficio”.

Esa es la base del II Curso de Investigación Criminal y Probática que comienza el próximo 18 de septiembre y que dura 6 días en tres fines de semana (viernes tarde y sábado, mañana).

“Son seis sesiones divididas en tres frentes: el de la investigación, el jurídico y el de la probática”, relata el comisario principal.

¿Los criminólogos también? Porque se los ha dejado fuera. “También. Los criminólogos que estén interesados en la investigación. Porque un criminólogo no tiene nada que ver con un investigador. Afirmar lo contrario sería mentir”, añade Galán.

“Si a algo se asemeja un investigador policial es a un pintor. Es un genio individual”, aclara. “Pero ningún genio nace aprendido. Hay que aprender el método, la técnica, para luego dar salida al talento. Picasso fue un genio porque dominaba la técnica a la perfección. Era capaz de hacer un cuadro clásico y desde ahí supo experimentar, innovar, romper las fronteras de la creatividad. Pero siempre desde una base. Con la investigación ocurre lo mismo”, agrega.

[[{«type»:»media»,»view_mode»:»media_large»,»fid»:»33056″,»attributes»:{«alt»:»»,»class»:»media-image»,»height»:»216″,»typeof»:»foaf:Image»,»width»:»480″}}]]

Galán con el grupo de alumnos del I Curso de Probática e Investigación Criminal celebrado el año pasado. 

Noticias Relacionadas: