PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“A la Brigada Tuitera le hubiera gustado que esta sentencia sobre las tasas se hubiese producido tres años antes”, José Muelas

José Muelas, el tercero por la izquierda, en un acto contra las tasas el 20 de noviembre de 2014 en el Colegio de Abogados de Madrid. Confilegal.
|

“A la Brigada Tuitera le hubiera gustado que esta sentencia se hubiese producido tres años antes. Cuando en corregir una inconstitucionalidad se tarda una legislatura probablemente es la mejor ilustración del tipo de justicia que tenemos”. En la voz de José Muelas, “el mariscal” de la Brigada Tuitera, un grupo social de juristas y ciudadanos que aglutina a más de 15.000 personas de toda España, se adivina un deje de reproche.

“Es mejor una justicia tardía que no tener justicia, pero ¿quién les va a reparar el daño causado?”, añade Muelas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En el sentir general flota el convencimiento de que el desenlace de este fallo del tribunal de garantías, anulando las tasas a las personas jurídicas que implantó el Gobierno del PP en 2012, por impulso del entonces ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, no habría sido este sin la movilización de la Brigada Tuitera.

“Sin la entrega y la actividad de todos y cada uno de los componentes de la Brigada Tuitera, en los cuatro puntos cardinales de España, la sentencia del Tribunal Constitucional anulando las tasas para personas jurídicas no habría sido posible”, afirma Muelas.

“Todos y cada uno de los componentes de la Brigada”, subraya. “Y yo soy uno más”. 

PUBLICIDAD

Según Muelas, el Constitucional ya había tomado nota de la catarata de parlamentos autonómicos que se habían pronunciado contra las tasas, y también de que las Cortes de la nación votaron en contra de las tasas, por mayoría absoluta, en la pasada microlegislatura.

“Además, las cosas habían cambiado. La mayoría absoluta tremebundo del PP en el Parlamento había desaparecido. El sentir general de los ciudadanos en la calle era claro”, puntualiza el “mariscal” de la Brigada Tuitera.

PUBLICIDAD

“A mí me ha dado la sensación de que el Constitucional se ha apuntado a la costumbre española de ‘a moro muerto, gran lanzada’, agrega.

PUBLICIDAD

NO HAY DEVOLUCIÓN DE TASAS

El Constitucional dice en su sentencia que no es necesario devolver las tasas cobradas desde 2012, algo con lo que no está de acuerdo Muelas.

“Cuando una cosa es inconstitucional, es inconstitucional. Y el grave daño para la Hacienda Pública quien lo ha causado ha sido quien aprobó una ley a sabiendas de su inconstitucionalidad. Y esos que han causado el grave daño, si esto fuera una empresa privada o un país serio, probablemente ellos tendrían que reparar ese grave daño que se causaría a la Hacienda pública por ser los responsables”, sostiene.

“Estoy hablando de Ruiz Gallardón y de quien mantuvo las tasas a pymes y ONGs, Catalá. Catalá ha seguido cobrando el dinero. Ha seguido sin destinarlo al turno de oficio y a día de hoy no está pagando la justicia gratuita”, apunta.

“Eso que decía el artículo 11 de que las tasas iban a ir a Justicia gratuita, más de 500 millones de euros al año, cuando él destina 34 millones nada más a pagar el turno de oficio, ni siquiera esos 34 paga. Con un solo año de tasas hubiera pagado 15 años de turno de oficio”, asegura.

De acuerdo con Muleas, la justicia es la única medicina que cura la corrupción.

PUBLICIDAD

“Y la única forma de acabar con la corrupción en este país es tener una justicia sin tasas, que sea accesible, que sea independiente, eficaz y cercana”, relata.

LA BRIGADA TUITERA CONTINÚA

La sentencia del Tribunal Constitucional no supone la desaparición de la Brigada Tuitera, que nació con este objetivo: suprimir las tasas.

“Nosotros tenemos un manifiesto. Tiene 4 puntos. El primero era justicia sin tasas y ese objetivo lo hemos conseguido. Pero todavía nos queda justicia independiente, que no la hay, justicia con medios, que no los hay, y nos queda justicia cercana, que está amenazada. Todavía quedan muchas batallas por librar”, concluye Muelas.