PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Gestión de crisis y el desarrollo de la innovación en Internet, ejes del XXIII Congreso Nacional de Derecho Sanitario

Imagen del último Congreso Sanitario celebrado en Madrid.
|

El Derecho Sanitario ha vivido en España un importante proceso de desarrollo y consolidación durante los últimos 25 años, etapa ésta durante la cual ha adquirido los perfiles que hoy tiene y que lo sitúan en una posición central y emblemática dentro del conjunto de regulaciones jurídicas que ofrece el modelo de Estado Social hoy existente entre nosotros.

La XXIII edición del Congreso Nacional de Derecho Sanitario concluyó este sábado en Madrid con la asistencia de unos 500 profesionales vinculados al área jurídico-sanitaria que debatieron sobre temas de actualidad del Derecho Sanitario y actualizaron conocimientos en esta materia con motivo de la celebración del mismo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En la clausura Jesús Sánchez Martos, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid resaltó a la organización “por el gran trabajo científico de todas las ponencias”, destacando el papel del presidente del comité organizador, Ricardo De Lorenzo. También mencionó que un país como España es de los que mejor gestionó en su día una crisis sanitaria como la derivada del Ebola recordando “el magnífico trabajo en equipo del personal del Hospital Carlos III”.

Al mismo tiempo destacó que su departamento ya tiene activa una vía para apostar por la mediación en conflictos sanitarios, con el fin de que no todo vaya por lo judicial, lo que considera que otorga “mejor calidad de vida”. Sin por ello dejar de mencionar otros aspectos esenciales de la citada relación como “la firma electrónica o el consentimiento informado”, todo ello en el contexto del papel indivisible que guardan “la ética y la legalidad”

Ricardo de Lorenzo es el presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS). Como abogado es asesor jurídico de la Organización Médica Colegial (OMC) “El Derecho Sanitario probablemente es una de las ramas de mayor desarrollo en las últimas décadas dentro del ordenamiento jurídico; y precisamente ese empuje hace necesaria la revisión permanente de toda la información que tenemos para poder dar respuesta a los interrogantes éticos y jurídicos que se planten, y para reflexionar al respecto”,

PUBLICIDAD

La edición arrancó con la conferencia ‘La bioética y el bioderecho: un largo recorrido en común’ del director de la Cátedra Interuniversitaria de Derecho y Genoma Humano de la Universidad de Deusto y del País Vasco, Carlos María Romeo Casabona.

Asimismo, el primer taller de trabajo estuvo centrado en la responsabilidad penal de las personas jurídicas, contemplada en el Código Penal tras su última reforma. Del mismo modo, durante el encuentro, se analizó la validez de la mediación para la resolución de conflictos.

PUBLICIDAD

Desde su punto de vista “La mediación es una herramienta valiosísima que en muchas ocasiones evita el recurso a la demanda judicial y, por ende, costes e insatisfacciones al menos para alguna de las partes. En la mediación no hay imposición, sino que es una fórmula en la que las partes encuentran solución a un conflicto con la ayuda de un mediador, se autorregulan”, explicó.

PUBLICIDAD

Y cita un ejemplo de su puesta en marcha, El ejemplo está en el concurso que acaba de sacar la Comunidad de Madrid de cobertura de responsabilidad civil/patrimonial, que lo incorpora ya en el pliego de cláusulas administrativas que ha de regir en el concurso, contemplando la resolución de conflictos en el ámbito de la responsabilidad sanitaria y la intervención de un servicio de coordinación de conflictos.

Desde su punto de vista podrá ser eficaz, como ya lo es en otros países para resolver disputas en el campo sanitario “Los beneficios y sinergias serán inmediatos para todos los colectivos implicados: cobrar antes las indemnizaciones, reducir la incertidumbre, el riesgo y el coste económico de titulares de servicios sanitarios, aseguradoras y abogados defensores de las partes involucradas, eliminándose la judicialización del profesional y la Medicina defensiva”.

De izquierda a derecha Consejero de Sanidad, Sánchez Martos con Ricardo de Lorenzo.
De izquierda a derecha Consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos con Ricardo de Lorenzo.

En busca de un marco urídico-etico para las crisis sanitarias

Otro tema que se ha abordado en estos días de Congreso en el Colegio de Médicos madrileño es como solventar los problemas jurídicos que se derivan de las grandes crisis sanitarias, químicas, biológicas, radiológicas, nucleares y de explosivos. Para De Lorenzo cuestiones como el caso ebola en Madrid o la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo inciden en esa cuestión.

A su juicio “Necesitamos plantearnos urgentemente la vigencia de las herramientas con las que contamos para afrontar emergencias de este calibre. Sin embargo, difícilmente conseguiremos hacerlo si no tenemos bien presente que el Derecho y la Ética desempeñan un papel fundamental a la hora de dar cumplida respuesta a estas situaciones, que encierran numerosas cuestiones que van más allá de lo que las ciencias de la salud pueden afrontar”.

En este Congreso se llegó a la conclusión que es necesaria una estrategia enfocada a trazar un marco ético-jurídico que dé una respuesta global a todas las grandes crisis sanitarias derivadas de agentes químicos, biológicos, radiológicos, nucleares y explosivos (CBRNE), cambiando las actuales incertidumbres por mínimas certezas, aun siendo plenamente conscientes de que, pese a ello, siempre surgirán situaciones imprevistas.

PUBLICIDAD

Asimismo, se puso sobre la mesa el debate en torno a los medicamentos biológicos desde el punto de vista de la alianza necesaria entre profesionales y pacientes. Es decir, se analizaron cuáles son los derechos de los pacientes y cuáles las obligaciones de los profesionales en un entorno en el que se persigue la equidad y que plantea algunos aspectos críticos en su regulación.

Nuevas tecnologías y sanidad, condenados a entenderse

Del mismo modo, durante el congreso se debatieron las nuevas tecnologías y el desarrollo del ‘Big Data’ relacionado con el nuevo reglamento europeo de protección de datos. Esta norma aprobada en mayo del mes pasado es tan transversal que va a afectar a los principales sectores de nuestra economía. Su entrada en vigor está prevista en mayo del 2018, tiempo que utilizan empresas públicas y privadas para entender sus conceptos.

Es evidente que las nuevas herramientas tecnológicas aportan agilidad, mejoras en la calidad del servicio a los pacientes y que constituyen una alternativa muy interesante para la promoción de hábitos de vida saludables. Pero hemos de analizar su utilización para mantener siempre el respeto con la privacidad de los datos de los pacientes”, recalcó el presidente de la Asociación Española de Derecho Sanitario.

En relación a las soluciones tecnológicas, se desgranó la eficacia probatoria de la firma biométrica en el consentimiento informado, mediante diferentes experiencias en el sector sanitario que se expusieron durante el Congreso.

Finalmente, durante la reunión se puso de manifiesto el rescate de las concesiones administrativas en el ámbito de prestaciones de servicios sanitarios. “Se están promoviendo decisiones muy cuestionadas desde la perspectiva jurídica y funcional y eso es lo que vamos a analizar en la sesión, estudiando las implicaciones de la reversión de las concesiones”, zanjó De Lorenzo.