PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Y llegó Catalá y montó el escándalo con la noticia de la supresión de Lexnet Abogacía

Catalá en la apertura del Legal Management Forum donde hizo las declaraciones que "incendiaron" las redes sociales por las que se expresan los abogados. LMF.
|

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, estaba convencido de que la “transición” de Lexnet Abogacía hacia la plataforma del Ministerio ya era oficial cuando, en el marco de la inauguración del Legal Management Forum, se congratuló públicamente, ayer por la mañana, de la decisión tomada por el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE).

Y no era oficial.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El CGAE estaba, de hecho, trabajando en esos momentos en un plan de comunicación para explicar la decisión que el Pleno había tomado el pasado viernes 21 de octubre por una mayoría de más de 60 decanos de Colegios de Abogados de toda España, de los 83 que componen la Abogacía Española.

Las palabras del ministro de Justicia en funciones incendiaron las redes sociales por las que se suelen expresan los abogados, que consideraron escandaloso haberse enterado de esa decisión nada menos que a través de Catalá y no de sus representantes.

El CGAE respondió con una nota de prensa por la tarde que no hizo más que añadir gasolina al incendio.

PUBLICIDAD

“La nota de prensa es un eufemismo de ‘hemos tirado un dinero de los abogados que ni os decimos cuánto es, la decisión es opaca totalmente y encima os vendemos humo'”, decía uno de los muchos “posts”.

“Estupendo, nos han cobrado las tarjetitas de marras, nos han encasquetado nuevos lectores, hemos tenido que renovar equipos porque no soportaban el engendro lexnetero, nos han recomendado hasta la saciedad el uso de la plataforma ‘propia’ de modo que una inmensa mayoría es la que viene utilizándola, y ahora, ¿qué?”, decía otro.

PUBLICIDAD

“Se incitó al uso sólo de un sistema y oficialmente sólo se dieron cursos en muchos sitios de Lexnet Abogacía, se gastó mucho dinero y al parecer no hubo previsión, pero aquí nadie asume responsabilidad por nada”, apostillaba un tercero.

PUBLICIDAD

El tono era de mucho enfado e irritación entre los colegiados de toda España.

Según la nota de prensa del CGAE, con esa decisión redefinían “su estrategia en materia tecnológica”.

“El Pleno de la Abogacía ha valorado, entre otras cuestiones, que la homologación por el Ministerio de Justicia de las nuevas funcionalidades de Lexnet Abogacía se produce entre tres y seis meses después de haber sido diseñadas y aplicadas por el propio Ministerio, generando así ineficiencias y un elevado coste operativo en esta herramienta tecnológica”, aclaraba la Abogacía Española.

“Esto ha provocado -añadían- que se tuviera que remitir a los usuarios a utilizar la plataforma del Ministerio de Justicia cada vez que éste lanza una nueva funcionalidad y que muchos abogados necesitaran utilizar dos aplicaciones distintas para su comunicación con los juzgados”.

INFORME DE IBM

La decisión se ha tomado, según ha podido saber Confilegal, a raíz de un informe elaborado por IBM, a requerimiento del CGAE, que aconsejaba tomar ese camino.

PUBLICIDAD

Figuraba en el punto 7 de la orden del día del Pleno bajo el epígrafe “Informe líneas de mejora de la TI del CGAE de IBM”.

Algunos de los decanos presentes protestaron porque en dicho orden del día no se decía nada de que se iba a votar el cierre de Lexnet Abogacía ni tampoco se había distribuido previamente el informe de IBM para su estudio.

Sí se distribuyó un resumen ejecutivo que, desde el CGAE, consideraron que era “suficientemente esclarecedor”.

Según algunas voces críticas, esta “redefinición” de la estrategia en materia tecnológica del CGAE, que supone la desaparición de Lexnet Abogacía, también puede llevarse por delante el Buro Mail, el Servicio Fax Virtual y el Hosting Web para los Colegios, que sirve el CGAE, cosa que tendrán que aclarar.

“Es un cambio de criterio después de los 15 años de la era Carnicer, en la que había imperado la idea de convertir al CGAE en un broker de los abogados, que tecnológicamente todo corriera en una aplicación única. Ahora se opta por la externalización”, explican.

“Por no hablar de los más de 30 puestos de trabajo que hoy dan servicio a la tecnología del CGAE”.

Un punto, este, que niegan desde el CGAE: “No va a haber ninguna reducción de personal. Las decisiones se han tomado después de sopesar todas las opciones. En estos momentos consideramos que esta es la más adecuada y la mejor para todos”.

De acuerdo con la nota de prensa, “Se inicia ahora un proceso de negociación con el Ministerio de Justicia para planificar y garantizar la transición de un sistema a otro. En este periodo, las decenas de miles de abogados que utilizan Lexnet Abogacía –con una media de 15.000 cada día– podrán seguir utilizando esta plataforma, que en ningún caso se desconectará hasta que este proceso finalice en los próximos meses”.

Falta por saber cómo se solucionará el sistema de firma con el Lexnet Ministerio, que Lexnet Abogacía tenía incorporado. Y si se pueden mantener los buzones respectivos más allá de los 60 días ya que el Lexnet del Ministerio borra sus contenidos pasado ese periodo.

De momento, y ante lo precipitado de la comunicación pública, -obligada tras las palabras de ministro-, muchas dudas asaltan a los abogados. Habrá que esperar a ver si la aguas vuelven a su cauce.