Jordi Ludevid: “Pediremos a la Administración que establezca encuentros periódicos con las Profesiones que ahora no tienen lugar”

Jordi Ludevid, presidente de Unión Profesional, (UP) y del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE).
|

Jordi Ludevid i Anglada, presidente de Unión Profesional (UP), reconoce que estos diez primeros meses al frente de la entidad que defiende las profesiones colegiadas en nuestro país ha sido intenso e interesante “repleto de ilusiones y proyectos”.

Además, reconoce que con la actual composición de nuestro Parlamento, en el que ya no hay mayorías y la necesidad de pactos aparece a la hora de pensar en cualquier iniciativa legislativa, “ha llegado el diálogo y la multilateralidad a nuestros políticos, al parecer, más interlocutores que nunca”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Y es precisamente en este escenario en el que preguntamos a Jordi Ludevid, presidente de Unión Profesional, (UP) y del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) si es el momento de proponer y trabajar en una nueva Ley de Servicios y Colegios Profesionales. Una ley que adecué las entidades colegiales a estos nuevos tiempos donde la tecnología y la globalidad imperan “es un momento excelente para que nosotros hagamos los deberes y planteemos las diez mejoras que requiere dicha normativa. Incluso creo que lo mejor sería plasmarlas en un articulado alternativo”.

Unión Profesional en su última Asamblea General planteó diez mejoras al texto que se conoce de Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales de noviembre del 2014 “Creo que debemos partir de lo que tenemos y de ahí construir, no arrancar de cero. Este anteproyecto fue el mejor de los que hemos conocido”.

Para Jordi Ludevid “Nuestra intención es que si la Ley se aprueba en algún momento, cuestión que no está clara, se haga para impulsar el trabajo de los Colegios y no frenar su actividad. En principio, nosotros no vamos a hacer nada para que la Ley se apruebe. No hay indicios de movimientos en este sentido por parte del legislador. Tenemos una postura clara y articulada de lo que queremos a este respecto”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En un mundo global con tantos cambios como el que vivimos ¿Cree que va a ser la colegiación obligatoria en el futuro en este entorno de profesiones que Unión Profesional lidera?

El reto de las profesiones en Europa lo abordaremos en el I Congreso Nacional de Profesiones que celebraremos a final de este año. Queremos reflexionar sobre la naturaleza del hecho profesional, el papel que juegas las instituciones y en este sentido la colegiación obligatoria.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Queremos reflexionar por el orden citado de esos elementos: hecho profesional, instituciones y colegiación, analizar las ventajas de estas profesiones en un mundo abierto como el que ahora se vive.

Las profesionales necesitan de instituciones colegiales para su autogobierno y control. Nosotros pensamos que en la mayoría de ellas debería haber colegiación obligatoria.

¿Qué es lo sustancial que subyace en esa obligatoriedad desde su punto de vista?

Sobre todo aspectos deontológicos, de formación contínua y el acto profesional independiente como elementos que importan a la sociedad. Sin deontología no puede haber profesión y sin esa preparación continuada, tampoco la habrá. Creemos que tanto estos aspectos éticos como formativos son los fundamentos de la citada colegiación obligatoria. Solo los Colegios Profesionales pueden garantizar ambos aspectos.

Las profesionales necesitan de instituciones colegiales para su autogobierno y control. Nosotros pensamos que en la mayoría de ellas debería haber colegiación obligatoria

Esa parte deontológica que usted señala podemos enlazarla con el esfuerzo desde UP por trabajar en materia de transparencia y dar unas pautas sobre este tema…

La transparencia es clave en cualquier organización. Forma parte de la deontología y gobernanza de los Colegios Profesionales. El acuerdo suscrito con el Consejo de la Transparencia y Buen Gobierno es para crear una guía que oriente a Colegios y Consejos Generales de cómo actuar en ese campo.

Siempre se habla de los Colegios como entidades que están en una de penumbra…

Es cierto que puedan percibirnos así y que tengamos un problema con la sociedad en este sentido. Se trata de ser más transparentes hacia fuera y explicarnos mejor. Esa relación es de claros y oscuros. Hay lugares donde la relación del Colegio con su entorno es más sencilla y directa y se percibe mejor que en otros el valor añadido que aportan dichas instituciones.

¿Se sienten las profesiones bien tratadas por la Administración?

Es una pregunta de difícil respuesta. Es posible que hubiera que preguntar a cada una de las 33 profesiones que integran Unión Profesional. No todas responderían lo mismo. Hay otro escenario de claros y oscuros. En algunos caso de más oscuridad. Abogados, médicos, enfermeros y farmacéuticos mantienen relaciones intensas con sus respectivos Ministerios de Justicia y Sanidad, cuestión que no sucede con el resto de profesiones.

Sobre esas diez mejoras que antes le citaba, la primera es importante, ya funciona en Francia y supone crear un Comité de Enlace entre el Gobierno, que las Profesiones mantenga reuniones periódicas de forma trimestral y tratar los asuntos de manera anticipada al problema que pueda generarse. Ahora se hacen sectorialmente pero falta institucionalizarlo y ponerlo en marcha de manera global.

Otra actividad que Unión Profesional va a impulsar será la creación de sus Premios…

Queremos que sea otro hito importante a lo largo del año. Se tratará de premiar a aquellos profesionales que por su propia actividad han ayudado a dar mayor notoriedad los valores que llevan implícitos las profesiones colegiadas. Daremos una distinción por cada una de las profesiones en función de sus méritos y luego entregaremos otras que hayan defendido la promoción de los valores profesionales.

De todas formas, no debe ser fácil dar una opinión conjunta desde UP, sabiendo que engloba a múltiples profesiones…

Eso es cierto, eso no quita para que muchos de los acuerdos se alcancen por unanimidad como el comentado en la última Asamblea General sobre los puntos de mejora de la futura Ley de Colegios y Servicio Profesionales.

Las profesiones promueven proyectos de innovación social

En nuestro caso procuramos conocer la problemática de todas las profesiones y ver la forma de ayudarles en sus reivindicaciones. Las profesiones españolas son en la actualidad 33 y se dividen en ocho subsectores: Jurídico, Economía y empresa, Docentes, Ingenierías, Sanitarios, Ciencias, Social Arquitectura y el último miembro que se ha sumado a UP: el Consejo de Doctores y Licenciados.

Y dentro de cada uno de ellos hay profesiones de todo tipo, como los logopedas y su búsqueda de reconocimiento en el citado sector sanitario. No obstante, y lo estamos viendo ahora con diferentes iniciativas desde la abogacía que lidera un Pacto por la Justicia o los médicos otro sobre Sanidad y los arquitectos que defienden el urbanismo responsable, las profesiones promueven proyectos de innovación social.

En la polémica abierta sobre el IVA que se quiere gravar en el Turno de Oficio, ¿Qué visión tiene usted como presidente de Unión Profesional?

Coincidimos en el punto de vista de la propia Victoria Ortega presidenta del CGAE, Consejo de la Abogacía Española. Tiene todo nuestro apoyo ante dicha reivindicación desde UP. No creemos que sea pertinente aplicar ese impuesto a esta actividad de carácter social.

El tema del IVA resucita otra cuestión: ¿los servicios profesionales deberían tener un IVA reducido frente al actual del 21 por cien?

Sobre este tema no podemos generalizar de nuevo. Sí que existen numerosas excepciones de interés público social como puede ser la rehabilitación de viviendas o la vivienda digna que requiere de políticas fiscales activas. El IVA cultural que se reclama o el que hemos hablado del Turno de Oficio entrarían en este asunto del que hablamos.

En esos encuentros que hemos pedido que se organicen con la Administración, temas como el del IVA y otros de este calado podrían tratarse de cara a buscar una solución. Queremos que exista un mayor reconocimiento del trabajo que hacen las profesiones como colectivo importante en nuestro país. En el Congreso de las Profesiones del que ya hemos hablado ya hay alguna propuesta sobre el Estatuto de las Profesiones que no existe en nuestro país.

El impacto de la tecnología en las profesiones va a ser clave. Aquella profesión que no se suba a la ola tecnológica podría incluso hasta desaparecer

¿Cómo va a evolucionar el mapa actual de profesiones que engloba UP en un escenario de los próximos diez años?

El futuro no está escrito y es complicado responderle con exactitud. Parte de esa presencia de las profesiones estará relacionado sobre la capacidad de poder reafirmar esos valores profesionales de los que estamos hablando. Nuestro papel es pequeño si lo comparamos con Europa donde hay miles de profesiones.

Otro elemento a analizar en esta respuesta será el impacto de las nuevas tecnologías en los Colegios Profesionales. Está cambiando la vida de los ciudadanos y al mismo tiempo el ejercicio de la mayor parte de las profesiones tituladas. Creo que la profesión que no se suba a la ola tecnológica podría incluso hasta desaparecer. Aquello que no se transforma, desaparece.

Lo que es consustancial a las profesiones es el hecho profesional en el que tenemos que volver a incidir en dos cuestiones capitales: el hecho hipocrático y su compromiso ético y, al mismo tiempo, el compromiso por el conocimiento permanentemente actualizado. En este escenario surgirán nuevas profesiones, otras se transformarán y algunas cambiarán de manera radical. No es casualidad que hayan surgido diferentes especializaciones en algunas de ellas.