Confilegal
Justicia estudia hacer obligatoria la sesión informativa previa a la mediación
Juan Antonio Rueda, de Coca-Cola; María Belén Pose de ARAG; Teresa Duplá de ESADE, Julio Fuentes del Ministerio de Justicia y Lidia Peyrona por parte de IBM.
Abogados, Marketing

Justicia estudia hacer obligatoria la sesión informativa previa a la mediación

Luis Javier Sanchez
31 mayo, 2017

Para Julio Fuentes, actual coordinador de la Unidad de Derecho Concursal, Arbitraje y Mediación del Ministerio de Justicia, la falta en nuestro país de una tradición voluntaria de soluciones alternativas a los conflictos judiciales es evidente .“Por este motivo el Ministerio de Justicia está analizando la posibilidad de introducir cambios en el sistema, a través de la modificación de la Ley de mediación, de la de enjuiciamiento civil y de la de asistencia jurídica gratuita para, a medio plazo, sin abandonar la voluntariedad, pasar a una “voluntariedad mitigada”.

Así lo aseguró en  la mesa redonda titulada “Gestión eficiente de los conflictos en las empresas: best practices internacionales”, organizada en ESADE. Junto a él, Teresa Duplá de ESADE, Maria Belén Pose de la Asesoría Jurídica de ARAG, Lidia Peyrona, responsable legal en IBM España, Portugal, Grecia e Israel, Juan Antonio de Rueda, director de Corporate Affairs en Equatorial Coca-Cola, también intervinieron.

Si se hace balance  de los cinco años de vigencia Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles el resultado es que hay aún mucho trabajo por hacer. Por ello, durante su intervención, Fuentes, insistió en hay que fomentar la mediación y contar con nuevos mediadores e instituciones especializados, con experiencia en este ámbito, junto a una legalidad que genere confianza y transparencia”.

Estas declaraciones se producen mientras nuestro país le da vueltas a ver cómo gestiona alrededor del millón y medio de demandas sobre cláusulas suelo en los 54 juzgados que ha especializado el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y los expertos aseguran que este asunto podría haber sido ideal para poner a prueba el desarrollo de la mediación como método extrajudicial.

Al menos si se tiene en cuenta los escasos resultados del Real Decreto 1/2017 que impulsaba un cauce establecido por el Ministerio de Economía apenas utilizado por la banca hasta estos momentos.

Técnicas de resolución alternativa a los conflictos

En su intervención Teresa Duplá, profesora y directora de Conflict Management Research Group de ESADE Law School señaló que “en nuestra sociedad, además de gestionar personas, gestionamos conflictos” y, por este motivo, “la sociedad tiene que creer y confiar en las ventajas que ofrece la mediación a la hora de tratar los conflictos”. “Es posible entrar en una cultura de gestión de conflictos alternativa, pero antes hay que hacer un estudio de los posibles conflictos a los que estamos expuestos y comprobar cuáles son mediables, puesto que no todo es mediable”.

Por su parte, M. Belén Pose, directora de la Asesoría Jurídica Corporativa de ARAG, incidió en la necesidad de impulsar técnicas alternativas de resolución de conflictos como la conciliación, la negociación, el arbitraje y la mediación, aquellas que en términos jurídicos son conocidas como Alternative Dispute Resolution (ADR). Para Pose, “un sistema basado en la gestión alternativa de los conflictos tiende a ser más eficaz” y, en este sentido, ha señalado que “hay que fomentar la cultura de la mediación, pero sin excluir otras alternativas”.

Durante su intervención en ESADE, Pose ha explicado que “una aseguradora en España puede gestionar este tipo de siniestros internamente, algo que en Alemania no se puede, ya que la ley otorga a los abogados un monopolio respecto de los servicios legales. En cambio, la mediación en Alemania no tiene la consideración de servicio legal, lo que ha permitido ofrecerla como un servicio directo al cliente, con muy buena acogida, superando los 12.000 asuntos anuales”.

La tecnología y los riesgos de no mercado, nuevos actores en la gestión de conflictos

La irrupción tecnológica también ha producido cambios en la manera de gestionar las confrontaciones.  En este debate algunas empresas explicaron como gestionan sus conflictos, en algunas ocasiones fuera de los tribunales. Según Lidia Peyrona, responsable legal en IBM España, Portugal, Grecia e Israel, “la tecnología tiene que intervenir en el proceso de gestión de conflictos, porque nos ayuda a resolverlos”.

Asimismo, hizo hincapié en que “la inteligencia artificial no tiene que ser vista como el reemplazo de las personas, sino como una herramienta más que nos ayuda a gestionar los conflictos y el conocimiento, entre otros. Como ejemplo de ello, Peyrona ha hablado de “Watson”, un sistema informático de inteligencia artificial capaz de responder a preguntas formuladas en lenguaje natural.

Para Juan Antonio de Rueda, director de Corporate Affairs en Equatorial Coca-Cola, “las empresas deben contar con una visión holística de los riesgos, incorporando a la clásica matriz del mapa de riesgos, situaciones de no-mercado”. Implementar este tipo de prácticas en las compañías “permite cuantificar no solo los riesgos estrictamente financieros, sino también, entre otros, los reputacionales”.

Desde su punto de vista, en todas estas situaciones es fundamental la gestión de los riesgos. Unos riesgos diferentes de cada empresa tanto por el negocio que realiza como por la normativa a la que se encuentra sometido. De Rueda indicó además, que hay que buscar la fórmula de integrarlos en el modelo de negocio y en la toma de decisiones de la compañía. Una buena gestión de los riesgos incide directamente en una buena gestión de conflictos y todo ello tiene un impacto positivo en la cuenta de resultados.

Luis Javier Sanchez

Luis Javier Sanchez

Periodista jurídico, comunicador y consultor de comunicación.

@luisjasanchez


Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
wpDiscuz