Firmas

El problemático proceso de registrar tendencias como marcas

Rob Davey
El problemático proceso de registrar tendencias como marcas
El "tuit" del que habla el artículo, publicado por el presidente Donald Trump, contenía la palabra "covfefe", un error cuya intención, con seguridad era la de "coverage", cobertura; dicho "palabro" fue registrado como marca casi 24 horas después. Twitter.
16/9/2017 05:57
|
Actualizado: 16/9/2017 02:37
|

Las marcas registradas son palabras, servicios, símbolos o diseños creados para identificar bienes o servicios de una parte a otra. También tratan de mantener el valor reputacional de una marca, mientras que ayudan a defenderse de los falsificadores o los estafadores.

Pero gracias a la actual cultura meme que ha proliferado a través de Internet, estamos viendo un aumento en el «trademarking» oportunista de las últimas palabras o frases de moda.

De este modo, cada vez que hay un término que se hace famoso por cualquier razón-, aparece alguien que lo quiere registrar como marca para aprovechar esa “tendencia” y comercializar distintos productos bajo esa “marca”.

Por ejemplo, esto sucedió a principios de este año, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, publicó un tweet nocturno con un error tipográfico que decía «covfefe».

La palabra instantáneamente se convirtió en un meme enorme, con la gente tratando de descifrar lo que significaba y de interpretar a su manera.

A la hora del almuerzo del día siguiente, ya se había presentado una solicitud de marca para la frase «Café Covfefe», y dos semanas más tarde había 32 solicitudes diferentes, incluida la palabra.

Nunca podremos estar 100 % seguros de las intenciones que tienen los interesados al presentar solicitudes cómo esta- algunas podrían realmente estar buscando usar el nombre para propósitos de «merchandising», mientras que otros no quieren nada en concreto más allá de tenerla registrada- pero una cosa está clara: casi todos los intentos de registrar frases de tendencia y palabras como marcas suelen estar condenados al fracaso.

La razón de esto es bastante simple, pero a menudo se pasa por alto por los oportunistas que buscan registrar sus peticiones lo más rápido posible.

El sitio web Above The Law escribe: «… no sólo las marcas registradas distinguen los bienes y servicios del propietario de los de otros a través del uso, sino que también deben actuar como un identificador de fuente.

Estos elementos son esenciales no sólo para obtener el estatus de registro, sino para mantener, proteger y vigilar tales derechos.

«En otras palabras, todo está bien si alguien quiere poner una cierta frase en una camiseta, pero para que sea registrada con éxito como marca comercial la frase tiene que ser asociada explícitamente con el dueño, y no con un tercero.

Es más, una marca registrada sólo se registrará con éxito si hay pruebas concretas de que el propietario va a utilizar la marca para fines comerciales. Y no solo hay que decirlo hay que demostrar que se va a hacer.

Especialmente para aquellos que podrían estar buscando simplemente «quedarse» con la marca para no hacer nada después en cuyos casos lo normal es que no la puedan registrar.

Todo esto significa que, en el caso anterior, la única persona que técnicamente podría registrar como marca la palabra covfefe sería el presidente Trump.

Por supuesto, estos son sólo algunos de los problemas a los que las personas tienen que hacer frente a cuando se trata de una tendencia, una palabra de moda o una frase de moda, y el proceso general de registro de estas marcas puede ser complicado incluso para los más expertos.

Por ello, cuando se trata de las últimas tendencias e historias virales, es raro que un intento de registro de marca acabe en un éxito.

Otras Columnas por Rob Davey:
Últimas Firmas