PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

José María Torres: “Los grandes empresarios americanos no hubieran triunfado en España sin una segunda oportunidad”

José María Torres es presidente ejecutivo de Numintec, patrón de la Fundación PIMEC, vocal Consultor de la Cámara de Comercio de Barcelona, ​​productor del cortometraje 'El Corredor'.
|

José María Torres es un empresario de éxito. Numintec, su compañía tecnológica, da servicio con soluciones tecnológicas personalizadas en la nube. Al mismo tiempo, dedica parte de su tiempo a la Fundación PIMEC para ayudar a aquellas familias y empresarios a que tengan una segunda oportunidad.

Torres ha sido uno de los protagonistas de este I Congreso Internacional de Insolvencia y Mercado de Crédito celebrado este fin de semana en el Colegio Notarial de Madrid.

Un Congreso al que han acudido expertos de primera fila, donde hubo una parte jurídica y otra más empresarial, para abordar la cuestión de la insolvencia, entre ellos Jason Kilborn, profesor de Derecho mercantil de la Marshall Law School, que es uno de los que más sabe de insolvencia en EEUU, al que se han unido técnicos de la Consejo de Europa.

La idea de los organizadores de este Congreso, capitaneados por la profesora de derecho civil y experta en insolvencia Matilde Cuena es que con las conclusiones de este evento se trabaje de nuevo en el Congreso de los Diputados y se vuelva a la UE a seguir luchando porque “nuestro país y nuestros empresarios y familias deben tener derecho a una Ley de Segunda Oportunidad, accesible para que a medio plazo vuelvan al sistema económico”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

José María Torres es presidente ejecutivo de Numintec, patrón de la Fundación PIMEC, vocal Consultor de la Cámara de Comercio de Barcelona, ​​productor del cortometraje ‘El Corredor’ y medalla de oro al mérito deportivo del Gobierno de España.

Sobre “El corredor” hay que indicar que es  un cortometraje narra la historia de un empresario que lo ha perdido todo y tiene un reencuentro con uno de sus antiguos empleados (al que tuvo que despedir), y ha sido galardonado en certámenes cinematográficos de ámbito nacional e internacional (Seminci, Premios Goya, Premios Gaudí, Festival de Clermont-Ferrand, Academia del Cine Europeo y seleccionado para los premios Oscar).

¿Qué medidas se están tomando para que la Segunda Oportunidad funcione en nuestro país?

La ley que se aprobó en el 2015 no ha resuelto la problemática existente mientras que en EEUU la norma es de 1898, con lo cual llevamos un retraso importante en el tema.

PUBLICIDAD

Lucharemos por una trasposición adecuada de la directiva europea de Segunda Oportunidad de noviembre del 2016 que ahora debe transponerse. Creemos que será de gran ayuda para que empresarios y consumidores finales puedan acceder de nuevo a entrar en la economía y no se queden excluidos socialmente.

Da la sensación, entonces que la citada directiva europea puede ser la tabla de salvación para muchos empresarios y familias españolas con problemas económicos…

Es posible que así sea. Nuestra normativa es muy restrictiva pero cada vez más todos los actores que deben intervenir en el tema son más sensibles. Creo que es bueno para la economía que estas personas vuelvan al circuito económico.

PUBLICIDAD

Por eso debemos de buscar soluciones que sirvan para fomentar una auténtica Segunda Oportunidad para los que la necesiten.

Con los requisitos que se piden ahora, casi debes ser un indigente para acceder a esa Segunda Oportunidad de la que estamos hablando…

PUBLICIDAD

Bueno, antes sí, ahora ya no tanto. Se está consiguiendo que las leyes se ajusten a las necesidades de estas personas que tienen esos problemas. Soy  optimista en el tema, creo que iremos avanzando y dando pasos importantes en este sentido.

¿Cuáles son las principales razones que hacen que un negocio no funcione y un empresario se vea abocado al fracaso?

Hay muchas razones, pero le puedo citar algunas más relevantes.  En España hemos vivido unos años de crisis duros. El 40% de las empresas que cerraron no lo hicieron porque lo hicieran mal. Es que no cobraban de las grandes y esas deudas les obligaban a cerrar.

PUBLICIDAD

Luego, sí que es cierto que otras entidades no funcionan porque el producto se ha quedado obsoleto, porque no se gestiona bien, entre otros factores.

A nivel de consumidores se producía en esos años de crisis que las entidades bancarias daban créditos de forma irresponsable que luego no podían devolver. Muchos perdieron sus trabajos y con ello sus casas al no poder pagar sus hipotecas.

Ser empresario no es fácil. ¿No sería bueno que estos profesionales tuvieran una mayor formación financiera antes de montar su empresa?

Es cierto que en España hay mucha carencia de formación financiera. En EEUU cuando una persona entra en ese proceso de la Segunda Oportunidad les obligan a realizar una formación financiera específica. Creo que ese déficit se irá subsanando en los próximos años.

José María Torres asegura que “debemos de buscar soluciones que sirvan para fomentar una auténtica Segunda Oportunidad para los que la necesiten.

Hablaba de los años de crisis. ¿Realmente podemos decir que ya la hemos dejado atrás?

La visión que tengo del momento es que no nos ha servido mucho la crisis.  Los bancos siguen dando hipotecas al cien por cien  y que gente que provocó la crisis sigue haciendo lo mismo. Esperemos que entre el Gobierno y la sociedad civil se pueda evitar vivir una situación como la que ya vivimos hace años.

“Parece que no nos ha servido mucho la crisis. Los bancos siguen dando hipotecas al cien por cien  y que gente que provocó la crisis sigue haciendo lo mismo”.

En estos momentos hay una Proposición de Ley en el Congreso para tramitar la Segunda Oportunidad ¿qué  le parece la iniciativa?

Esperemos que así sea. La profesora Matilde Cuena y un servidor hemos estado reunidos con todos los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados con las enmiendas que hemos presentado a la propuesta de directiva europea de Segunda Oportunidad.

En principio parece que están a favor de apoyar estas ideas, curiosamente esas enmiendas se han presentado por otra parte pero han sido las que hemos hecho nosotros, Tenemos esperanza que en nuestro país se trabaje en esa solución y que sigamos la línea de la UE.

Hay que darse cuenta que ni el 50% de las empresas que se crean en Europa duran cinco años. Igual pasa con las startups de las que 8 de cada diez cierran. Crear una empresa es un riesgo y ese riesgo debe asumirse como parte de la normalidad.

El fracaso hay que verlo como eso, como normalidad porque no todo el mundo alcanza el éxito. Debemos de ver la fórmula de aprovechar el talento de estas personas sin exclusiones sociales. Al final el éxito es ir de fracaso en fracaso sin perder entusiasmo.  Los grandes empresarios de EEUU proceden de fracasos empresariales, en España no hubieran podido desarrollar su idea.

¿Cómo se ve el cambio digital que la sociedad está asumiendo a nivel empresarial desde el punto de vista de la oportunidad?

Es algo fundamental que tienen que acometer empresarios, pymes y autónomos en el futuro. Los que no se transformen no podrán ser competitivos.  Creo que este reto, en contra de otras asignaturas pendientes, sí se está abordando bien y hay mucha sensibilidad a nivel empresarial sobre esta cuestión que implica a todos.  Quizás lo que falte sea invertir más en innovación, pero estamos afrontando bien este reto.

A este respecto, España es uno de los países que más está haciendo por impulsar el finTech, empresas tecnológicas volcadas al mundo financiero….

Es cierto, hay mucha sensibilidad sobre esta cuestión y somos punteros en este tema. Dentro de algunas patronales sectoriales, CCAA y ayuntamientos se está trabajando mucho en este sentido.

Ahora los consumidores quieren ser más responsables y reclaman la información necesaria para, en caso que sea necesario, reclamar sus derechos..

Es lógico que así sea. El consumidor advierte que tiene unos derechos que debe reivindicar. En la crisis anterior tan irresponsable fueron los bancos que dieron créditos por encima de sus posibilidades como esos consumidores que los aceptaron y que no pudieron pagarlos.

En la situación actual, el consumidor debe hace un ejercicio de responsabilidad y dejar claro si con el sueldo que tiene puede hacer frente a esa hipoteca y otros gastos. Se trata de llevar el ritmo de vida adecuado en todo momento.

Sin embargo, cuando quieren hacer ejercicio de sus derechos, al consumidor no le queda más remedio que ir a la via judicial y reclamar a su entidad bancaria…

Este es un tema muy complejo que está bloqueando la justicia porque no tiene tantos medios para hacer frente al aluvión de demandas que se están planteando a nivel hipotecario.  Deberían tomarse medidas para evitar este colapso y dar una solución a cada uno de los problemas del consumidor.

Si se cumpliera la Ley de Morosidad en nuestro país, las empresas grandes no se financiarían de las pequeñas y éstas podrían crecer de tamaño

Sin embargo, hay que darse cuenta que la banca y las entidades del IBEX tienen mucho peso en países como el nuestro. Es muy complicado cambiar la economía desde este punto de vista cuando muchas leyes pasan por su aprobación.  Solo gracias a partidos políticos valientes, a la sociedad civil y a patronales combativas se puede luchar por la igualdad de oportunidades para todos, sin discriminaciones de ningún tipo.

Usted ha estrenado un corto cinematográfico , premiado con un Goya y finalista al Oscar que habla de la Segunda Oportunidad..

El corto está financiado desde una Fundación de la que soy patrono en la que ayudamos a unas trescientas personas que han perdido el trabajo o su empresa. Son autónomos y pequeños empresarios. Creo que con esta proyección se ve el trabajo que estamos haciendo sobre la Segunda Oportunidad y el trabajo que hacemos para cambiar las leyes.

Se ha convertido en el cortometraje más premiado de la historia del cine español. Hemos  ganado el Goya, el Gaudí al mejor corto europeo. En Europa ganamos todos los premios y llegamos a la final de los Oscar de Hollywood que nos ha permitido darlo a conocer.

Esto ha propiciado que se esté proyectando en cien ciudades de cincuenta países distintos.  Incluso se ha proyectado en el Parlamento Europeo. Con este cortometraje se entiende mejor lo que es la Segunda Oportunidad y lo necesario que es que tengamos una normativa adecuada para que empresarios y familias puedan disfrutarlo.

¿Qué consejos ofrecería desde su experiencia para aquellas personas que empiezan a ver que sus negocios no funcionan, para evitar que quiebren y sean insolventes?

Los primeros síntomas son evidentes que algo no marcha bien. Las ventas pueden haberse estancando o el producto que lanzamos no acaba de funcionar. Es fundamental contar con información externa tanto de patronales como auditores para saber el estado real de nuestro negocio.

Con este asesoramiento externo, uno puede saber realmente qué está pasando en tu negocio y por qué no arranca siguiendo las previsiones existentes que había en el Plan de Negocio del empresario.

Desde este examen externo podremos estar en condiciones de saber qué está pasando a nuestra empresa y cuáles son las medidas correctoras que podemos poner en marcha a corto y medio plazo.

Se dice que nuestras pymes son pequeñas y que deberían tener más tamaño para ser competitivas. ¿Está de acuerdo con este planteamiento?

Es cierto que así sea, la estadística lo demuestra.  Pero también le digo que si se cumpliera la Ley de Morosidad en nuestro país y las empresas grandes no se financiaran de las pequeñas y pagaran en los plazos que estipulan la ley, y no a 500 días como hacen algunas, la pyme podría tener más tamaño y crecer como lo pide el mercado.

Lo que la CEOE tendría que hacer es haber luchado por la Ley de la Morosidad, no les he visto luchar, y que exista un régimen sancionador para que la pyme pueda financiarse de forma adecuada. La nueva normativa de morosidad impedirá a las empresas morosas contratar con la administración pública, una medida que nos parece muy adecuada.