¿Qué tiene que ver con el derecho y la justicia la expresión “llevar los bártulos”?

Bartolo de Sosaferrato fue uno de los juristas más insignes del Renacimiento, autor de muchos volúmenes de derecho que pesaban lo suyo.Bartolo de Sosaferrato fue uno de los juristas más insignes del Renacimiento, autor de muchos volúmenes de derecho que pesaban lo suyo.
|

La mejor forma de saber si una frase goza de salud en un idioma como el nuestro consiste en teclearla en un buscador de Internet –entre comillas- y darle al enter. La que le exponemos hoy, con pleno sabor a derecho, a ley y a Justicia, es la de “llevar los bártulos”.

Esta expresión viene del Renacimiento y la utilizaban los estudiantes de derecho cuando transportaban los manuales escritos por Bártolo de Sasoferrato, insigne jurista italiano y profesor de la Universidad de Bolonia, en Italia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Bártolo de Sassoferrato era parte de los comentaristas o “consiliatores”, cuyas obras cerraron el ciclo del derecho medieval y abrieron el derecho moderno.

Sasoferrato, junto a Pistoya, Ubaldi y Maino fueron los auténticos fundadores de la jurisprudencia europea.

Con su trabajo convirtieron el derecho compilado por el emperador Justiniano, en el siglo VI después de Cristo, en el derecho común de toda Europa, diez siglos después.

PUBLICIDAD

Ni que decir tiene que los manuales de Bártolo de Sasoferrato eran muy voluminosos y pesados.

La imprenta inventada por Gutemberg, aunque trabajaba a toda velocidad, no producía todavía volúmenes de pequeño tamaño, como ahora, sino muy grandes y costosos.

PUBLICIDAD

Para transportarlos, los estudiantes de derecho los ataban con cuerdas o con cintas resistentes y se los echaban al hombro.

PUBLICIDAD

Para ellos era lógico, por lo tanto, llevar los “bártolees”  de un sitio a otro.

Los “bartolees”, con el tiempo, se transformaron, en castellano, en bártulos y ahí se quedó la frase, hasta nuestros días, seis siglos después.