PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los ciberataques cuestan 14.000 millones anuales a las empresas españolas

|

La compañía de ‘software’ especializada en seguridad McAfee publicada un informe este miércoles donde aseguraba que el próximo 2018 los ciberdelincuentes desarrollarán sistemas de ‘hackeo’ más destructivos y que, por lo tanto, los ataques informáticos a gran escala tendrán aún más repercusión que este año.

Además, según McAfee se estima que el cibercrimen tiene un impacto global en la economía de entre 350.000 millones y mil millones de euros al año, cerca del 1% del PIB mundial.

PUBLICIDAD

Sólo en España, el pasado año el coste medio de un ciberataque rondó los 75.000 euros, lo que supone unos 14.000 millones de euros para las empresas del país, según cifras del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe). Pero esto no es todo, también asegura que a diario son atacados entre 100.000 y 120.000 equipos en nuestro país

PUBLICIDAD

El 2017 ha estado marcado por la gran cantidad de ataques cibernéticos que han amenazado continuamente la seguridad informática global. Bad Rabbit, NoptPetya y WannaCry son algunos de los programas destructivos que han paralizado y saturado los sistemas de cientos de empresas y organismos en todo el mundo.

WannaCry es un ‘ransomeware‘, uno de los tipos de programas dañinos que más impacto han tenido durante los últimos meses, que bloquean el acceso a los datos hasta que se paga un rescate.

PUBLICIDAD

En el último año ha llegado a colapsar los servicios sanitarios del Reino Unido, la empresa automovilística francesa Renault y el sistema de ferrocarriles de Alemania, entre otros. Estos ataques han provocado un beneficio económico para los piratas informáticos de casi 120 millones de euros.

Cinco ciberataques de repercusiones mundiales

Desde IMF Business School se analizan los  5 ciberataques que han hecho temblar al mundo este 2017, con algún detalle que pasamos a analizar.

En primer lugar, el pasado 7 de marzo, la CIA sufría la filtración de un archivo de datos con más de 8.000 documentos presuntamente robados a manos de Wikileaks, ataque denominado Vault7. El contenido de estos archivos era primordial ya que hablaban sobre operaciones de espionaje y herramientas de hackeo como vulnerabilidades de iOS, errores de Windows y la posibilidad de convertir Smart Tv en dispositivos de vigilancia.

PUBLICIDAD

Otro destacado fue uno acaecido, solo unos meses después ocurría el mayor ataque masivo hasta la fecha que llegó a afectar a un centenar de países, hablamos del ransomware WannaCry. Precisamente las primeras alertas sobre este ciberataque llegaron el 12 de mayo a través de la sede madrileña de Telefónica que ordenó a todos sus trabajadores apagar todos los equipos al detectar esta acción criminal en su intranet.

El Servicio Sanitario Británico, la multinacional francesa Renualt, el sistema bancario ruso o el sistema ferroviario alemán, fueron algunas de las víctimas de este ataque. Afortunadamente, el potente ransomware presentaba algunas debilidades y se pudo detener su expansión mundial.

PUBLICIDAD

Un tercer ciberataque importante tuvo lugar a finales de mayo. Dos días antes de la segunda vuelta presidencial de Francia, hackers filtraban un total de 9Gb de correos electrónicos del partido entonces candidato a la presidencia liderado por Emmanuel Macron. La operación se asemejaba al esquema de ciberataque llevado a cabo meses antes contra la campaña de Hillary Clinton.

En junio, tenía lugar otra ola de ataques de ransonware similar al Wannacry, pero más avanzado, conocida como Petya. Aunque este ciberataque también afectó a numerosos países, los investigadores sospechan que el objetivo principal era Ucrania, ya que fue la víctima que vio más afectada su infraestructura.

Por ultimo, otro cibercrimen que destacar es el sufrido por la empresa estadunidense de información sobre solvencia crediticia, Equifax, quién confirmó un acceso ilegal a sus bases de datos, entre los meses de mayo y julio, que pudo haber expuesto la información de aproximadamente 143 millones personas sobre números del Seguro Social, fechas de nacimiento, direcciones y, en algunos casos, números del carné de conducir de las personas afectadas.

Los piratas informáticos prueban nuevos métodos informáticos

Desde McAfee aseguran en su estudio que los ‘hackers’ desplegarán nuevos métodos informáticos que les permitirán no solo bloquear ordenadores, sino también destruirlos.

El jefe científico de la empresa de seguridad informática, Raj Samani, destacaba que los ‘hackeos’ del 2017 han consistido en ataques a objetivos políticos o comerciales. Para el próximo año, las previsiones señalan que las nuevas víctimas podrían ser personalidades ricas y que los ataques se producirán a través de dispositivos menos seguros que los ordenadores o los teléfonos móviles.

PUBLICIDAD

McAfee ha expresado su preocupación por la protección de datos de los consumidores. A través del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), una ley europea, las empresas que fabrican los dispositivos serán las responsables de proteger esta información personal a partir del próximo 25 de mayo.

Según explicaba el vicepresidente de McAfee, Vincent Weafer, “el 2018 será un año clave para ver como las compañías se anticipan a estos problemas respetando la privacidad de los usuarios”.

Para Carlos Martinez, presidnete de IMB Business School, indica que aunque es común pensar que estos ciberataques van dirigidos a grandes empresas, hay estudios que demuestran que más del 43% de los ciberataques tienen a las pymes europeas entre sus objetivos.

En su opinión “los ciberataques cada vez son más comunes y sus objetivos muy diferentes. No sabemos qué sucederá mañana, por eso, debemos estar formados y preparados porque esa es nuestra única defensa”.