El CV de la candidata a consejera del Tribunal de Cuentas omite que fue consejera del gobierno socialista de Castilla-La Mancha

Llanos Castellanos ha sido propuesta por el PSOE para sustituir al consejero Lluis ArmetLlanos Castellanos Garijo en una foto del periodo en el que fue consejera de Administraciones Públicas del gobierno autonómico de Castilla-La Mancha (entre 2004 y 2007), que presidía el socialista José María Barreda.
|

El curriculum de la candidata propuesta a consejera del Tribunal de Cuentas por el Grupo Socialista en el Senado, Llanos Castellanos Garijo, de 48 años, omite que durante 3 años, de 2004 a 2007, fue consejera de Administraciones Públicas en el gobierno socialista de Castilla-La Mancha que presidía José María Barreda.

Llanos Castellanos Garijo es, desde octubre de 2013, delegada instructora en la Unidad de Actuaciones Previas de la Presidencia de la Sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas, donde figura como adjunta al secretario de Sala de la Presidencia de esa sección.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El máximo responsable de dicha Sección es el consejero Felipe García Ortiz, quien fue elegido a propuesta del PSOE, y forma parte de la Comisión de Gobierno de dicha institución.

En el curriculum oficial de la candidata, que figura en la página web del Tribunal de Cuentas, no figura ese tiempo de servicio como consejera del PSOE en el gobierno autonómico de esa región. 

“Pantallazo” de la web del Tribunal de Cuentas donde figura su CV en el que se omite su paso por la política en un gobierno del PSOE en Castilla-La Mancha.

Castellanos Garijo, que es técnico superior de la Administración local, figura, entre 2000 y 2004, como letrada del del Servicio de Asistencia Técnica Municipios de la Diputación de Albacete. Y después como letrada en el Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha, desde 2007 a 2009.

PUBLICIDAD

Se excluyen esos tres años como política en activo por el PSOE.

¿Un “agujero negro” voluntario o involuntario?

PUBLICIDAD

La candidata a suceder a Lluis Armet, de 73 años, consejero por el PSOE, quien dimitió el pasado mes de enero por cuestiones de salud, fue la instructora designada para investigar la denuncia de Abogados Catalanes por la Constitución y Societat Civil Catalana contra el ex presidente Artur Mas, la ex vicepresidenta Joana Ortega y los ex consejeros Irene Rigau y Francesc Homs por posibles responsabilidades contables en el proceso participativo del 9-N.

PUBLICIDAD

Castellanos resolvió, tras la instrucción, que el dinero desviado ilícitamente con el visto bueno de Mas ascendía a 5,1 millones de euros, a los que sumó otros 400.000 euros en concepto de intereses.

En consecuencia impuso la fianza solidaria de 5.251.948,17 euros a Mas, Ortega, Rigau, Homs y cinco encartados más.

Fuentes del PP han señalado a Europa Press que los ‘populares’ no presentarán candidato después de la marcha de Armet, que había sido propuesto por los socialistas.

Por lo tanto, “respetarán el turno” y votarán a favor de la candidata del PSOE.

Necesita los votos del PP

Para ser elegida, Castellanos Garijo necesita los votos de 160 senadores, o lo que es lo mismo 3/5 partes del aforo de la Camara Alta. Actualmente el Grupo Popular dispone de 149 senadores y el PSOE de 62.

PUBLICIDAD

El resto, el Grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, tienen 20, ERC 6, EAJ-PNV 6, el PdeCat-CC 6 y el Grupo Mixto 22; en total suman 66.

La suma de todos ellos y del PSOE no llega a los tres quintos.

El Senado abrió esta semana, y hasta el lunes, un plazo para que los grupos parlamentarios presenten candidatos al puesto del Tribunal de Cuentas. Ahora la candidatura llegará a la Mesa del Senado de la próxima semana que la llevará ante la Comisión de Nombramientos del Senado.

Ese foro escuchará a los candidatos y hará una propuesta al Pleno de la Cámara Alta, que elegirá definitivamente al nuevo consejero. El Tribunal de Cuentas está formado por doce consejeros elegidos, a partes iguales por el Congreso y el Senado por un periodo de nueve años.

Casi con toda seguridad, la candidata Castellanos Garijo, que está casada y es madre de dos hijos, será elegida, con los votos favorables del PP.

Pendiente queda el recurso que presentó ante el Supremo la Generalitat de Cataluña contra su nombramiento como instructora de caso 9/N en el Tribunal de Cuentas por supuestamente haberse saltado el orden de asignación de los casos.

Castellanos Garijo fue también, entre 2009 y 2011, directora general de Cooperación Local del Ministerio de Política Territorial y Administración Pública, de la mano del ministro socialista, Manuel Chaves, después de ser consejera técnica. En ese puesto asume la coordinación y gestión de toda la colaboración económica del Estado a las Corporaciones Locales.

En 2012, fue jefa de Área de la Dirección General de Coordinación de la Administración Periférica del Estado en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas con el Gobierno de Mariano Rajoy. Esta oficina está a cargo de contratar todas las obras y reparaciones de los inmuebles de las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno. Con información de Europa Press.